LA TORTURA, otros tratos crueles, inhumanos o degradantes

 
EXTRACTO GRATUITO

"LA TORTURA, otros tratos crueles, inhumanos o degradantes"

Rosalia Sosa Perez

Es un Secreto a voces que en nuestro pais se utilizan me todos de tortura físicos o mentales, para obtener declaraciones con el objeto de autocriminar a los sospechosos de un acto punible.

La tortura es un acto deleznable que constituye una ofensa a la dignidad humana y una negación de los principios de Derechos Humanos y libertades fundamentales. Es una acción oprobiosa utilizada para que el detenido admita la comisión de un delito o delate a sus presuntos cómplices.

El tema de la tortura es necesario tocarlo en esta columna en vista del reciente incidente ocurrido ante la Corte de Apelación de Santo Domingo, donde se intentó divulgar un video mostrado posteriormente por la televisión, en el que se golpeaba en los oídos y se empujaba hacia una pared a un ciudadano para bloquearle el paso.

La prohibición de la tortura está explícitamente afirmada en el artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes"; así como en el artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Aparte de la prohibición general contenida en los instrumentos internacionales señalados, se elaboró una normativa en vista de la gravedad de esta violación y su preocupante frecuencia.

Tres instrumentos internacionales de derechos humanos tratan específicamente este tema: la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (CONTOR); la convención Interamericana para prevenir y sancionar la tortura (CONVI).

Además, existen disposiciones permitentes de otros instrumentos Internacionales de derechos humanos como la Convención sobre Derchos del Niño; la Declaración y Programa de Acción de Viena; la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 relativos a la protección de las víctimas.

La Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas en diciembre de 1984 define la tortura, en su artículo 1.1, como "todo acto por el cual se infrinja intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA