Sentencia nº 306-2012 de Tribunal Superior Administrativo de 28 de Diciembre de 2012

Fecha de Resolución:28 de Diciembre de 2012
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

la República Dominicana, a los VEINTIOHO (28) días del mes de DICIEMBRE del año DOS MIL DOCE (2012), año 169° de la Independencia y 150° de la Restauración.

LA SEGUNDA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituido en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No.1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: FRINETTE PADILLA JIMÉNEZ, J.P.; M.I.H.G., J.; S.A.O., J.; asistidos de la infrascrita secretaria, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario, la sentencia que sigue:

Con motivo del Recurso Contencioso Tributario interpuesto por la empresa AQUILES BERMUDEZ, C. POR A. (TENERÍA BERMUDEZ), sociedad comercial organizada y existente de conformidad con las leyes de la República Dominicana, con su domicilio y asiento social situado en la calle 2 esquina avenida 27 de Febrero, ensanche B., S. de los Caballeros, debidamente representada por su presidente, señor A.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 031-0219251-9, domiciliado y residente en Santiago de los Caballeros, quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los LICDOS. M.E.P. y ROBIN PEPÍN, dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 031-0049229-1 y 031-0448382-5, con estudio profesional abierto en la avenida J.P.D. esquina calle Maimón, módulo 206, segundo nivel, Plaza La Trinitaria, S. de los Caballeros, CONTRA la Resolución No. 134-09, dictada en fecha 1 de julio del 2009, por la SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA (hoy MINISTERIO DE HACIENDA), institución centralizada del Estado, con domicilio social ubicada en la avenida México No. 45, sector Gazcue, Distrito Nacional, debidamente representada por el LIC. V.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0007359-2, quien tiene como abogada constituida y apoderada especial al LICDA. W.E.H.A., dominicana, mayor de edad, portadora de la cédula de identidad y electoral No. 001-0067849-9, con estudio profesional abierto en la dirección antes indicada.

ANTECEDENTES
  1. Descripción de la decisión que se recurre ante este Tribunal.

    La Resolución No. 134-09 dictada por la SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA, de fecha 1ro. de julio del año 2009, en virtud de la cual se resuelve lo siguiente: "PRIMERO: Admitir, como por la presente admite, en cuanto a la forma el Recurso Jerárquico elevado por A.B., C.P.A., contra la Resolución de Reconsideración No. 104-03, de fecha veintiocho (28) de agosto del año dos mil tres (2003), dictada por la Dirección General de Impuestos Internos; SEGUNDO: Modificar, como por la presente modifica, la Resolución No. 104-03 recurrida, en el sentido de: Dejar sin efecto, la partida denominada "Ajustes por Inflación de los Inventarios", por la suma de RD$461,908.00, en el Impuesto sobre la Renta del ejercicio fiscal 2000; TERCERO: Confirmar en todas sus partes, la indicada Resolución de Reconsideración No. 104-03, de fecha veintiocho (28) de agosto del año dos mil tres (2003), dictada por la Dirección General; CUARTO: Conceder como por la presente concede un plazo de quince (15) días a partir de la fecha de notificación de la presente Resolución, para el pago de la suma adeudada al fisco; QUINTO: Comunicar como por la presente comunica, la presente Resolución a la Dirección General de Impuestos Internos y a la parte interesada, para los fines procedentes."

  2. Presentación del recurso.

    En fecha 18 del mes agosto del año 2009, fue recibida por la secretaría de este Tribunal la instancia contentiva del Recurso Contencioso Tributario interpuesto por A.B., C.P.A. (TENERÍAB., contra la Resolución No. 134-09 dictada por la SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA, de fecha 1ro. de julio del año 2009.

  3. Hechos y argumentos de la parte recurrente.

    En apoyo a sus pretensiones, la empresa recurrente argumenta lo que se resume a continuación: Que como consecuencia de los ajustes practicados de forma excesiva y desviada al propósito legítimo de la Ley Tributaria por la Dirección General de Impuestos Internos a la declaración jurada de sociedades (IR-2) del año terminado al 31 de marzo del 1999 y 2000, los cuales fueron notificados mediante IR-36 No. 091, de fecha 26 de enero del 2003, la recurrente inició procesos legales correspondientes hasta la fecha, tendente a reconsiderar o deje sin efecto los referidos ajustes por improcedentes, mal fundados y carente de base legal. Que el contenido del acto recurrido a todas luces es violatorio a las leyes que rigen la materia objeto y vulnera sus derechos, toda vez que goza de una exención fiscal que le fue otorgada bajo el ampro de la Ley No. 409 de Fomento Agroindustrial, la cual tiene su aprobación a través de la Resolución DTA-CR-0285, emitida en fecha 9 de agosto de 1990, en virtud de la cual la recurrente está exenta del pago del Impuesto sobre la Renta de un 80% de su renta neta imponible hasta el año 2010, contemplando un desmonte de un 6% a partir del quinto año desde la fecha en que fue otorgada. Que los porcentajes de exenciones que le corresponden a la recurrente no pudieron ser aprovechados en los años correspondientes por haber presentado pérdidas significativas en sus operaciones, por lo que si los ajustes levantados por los inspectores actuantes originan una renta neta imponible para determinar el supuesto monto a pagar en caso de que los porcentajes no hayan sido considerados por nosotros, entonces debió considerarse los porcentajes correspondientes a la exención fiscal de la cual goza la empresa, la cual no fue tomado en cuenta en los formularios IR-36 de notificación de ajustes, ni en la resolución de reconsideración ni en la resolución jerárquica.

    Que los inspectores actuantes sustentan que durante su revisión realizada a los costos operativos de nuestra empresa pudieron comprobar que se registró como costo la suma de RD$6,486,020 por concepto de ajuste global de inventarios en los meses de abril de 1999 a marzo del 2000, en consecuencia impugnaron la citada partida como costo no admitido conforme artículo No. 303, párrafo II del Código Tributario y sus reglamentos. Que el valor que se está impugnando corresponde a una prima creada por el cambio de nuestro método de valuación de inventarios, debido a que el método UESP que es el sugerido por la Dirección General de Impuestos Internos es impráctico para nuestros sistemas y procesos de producción, situación que le fue manifestada a dicha Dirección, por medio de la carta fechada 15 de marzo del 1999. Al respecto, cuando crearon la prima por el cambio de la metodología de valuación de los inventarios no se afectó ninguna cuenta de resultado, ya que la cuenta prima no es una cuenta nominal (resultados/costos), sino, una cuenta perteneciente al renglón activos corriente y la misma fue creada utilizando como contrapartida de cada uno de los renglones de los inventarios, ya que los costos de dichos inventarios resultaron mayores en relación con sus costos históricos. En consecuencia, el ajuste fue realizado por el cambio de método de valuación de los inventarios de nuestra empresa, y en el ajuste levantado, los inspectores actuantes solo se limitaron a verificar los créditos que le aplicaron a la cuenta de reserva por revaluación de inventarios y asumieron que el saldo de la cuenta previamente registrado se estaba descargando contra los resultados a medida que los inventarios se realizaban, lo cual no corresponde a la veracidad de nuestros registros. Que el efecto de la creación de la reserva por revaluación de los inventarios queda sin efecto con el segundo asiento contable y más aún si dicha reserva fue creada y eliminada en el mismo año fiscal, como se puede apreciar en las copias de los estados financieros auditados, así como la declaración jurada de impuesto sobre la renta del periodo contable terminado al 31 de marzo del 2000, el efecto de la creación de esta anteriores, lo que se dedujo fue el patrimonio de los accionistas pero en ninguna parte ni de ninguna forma se dedujo la base impositiva sobre la cual se determinó la ganancia neta imponible, del ejercicio fiscal terminado al 31 de marzo del año 2000, como erróneamente alega la Dirección General de Impuestos Internos. Que el ajuste levantado fue neutralizado con las reversiones realizadas pos la compañía cada vez que se vendían y procesaban las pieles (inventarios), en ninguno de los casos se afectaron las cuentas de resultados de A.B., C. por A., ni cuando esta se descargaba a medida en que los inventarios revaluados o devaluados se realizaban.

    Que el costo de importación no admitido por RD$318,176 ha sido impugnado por los inspectores actuantes sobre la base de lo establecido en el artículo 288 del Código Tributario y especificándose que al realizar el análisis de las importaciones liquidadas por la compañía en el periodo fiscal terminado el 31 de marzo del 200 comprobaron que se habían contabilizado como costos varias importaciones que estaban a nombre de artículos de piel los Favoritos, S.A. por valor de RD$318,176 en consecuencia procedieron a su impugnación por considerarlo como no admitidos. Que al respecto, la recurrente argumenta que las importaciones impugnadas no proceden, ya que fue A.B., C. por A. quien colocó la orden de compra al suplidor en el exterior, guardó en sus almacenes la mercancía, pagó los derechos aduanales y finalmente honró el compromiso con el proveedor del exterior, lo cual no deja la mínima evidencia de que tales mercancías le correspondían a A.B., C. por A.

    Que por otra parte, de impugnarse el costo de esta mercancía también debiera dejarse sin efecto el gravamen proporcional del producto final al momento que haya sido vendido por A.B., C. por A. Que fundándose en las consideraciones precedentes solicita al Tribunal, lo siguiente: "PRIMERO: En cuanto a la forma, ADMITIR como bueno y válido el presente Recurso Contencioso Tributario...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA