Sentencia nº 264-2012 de Tribunal Superior Administrativo de 30 de Noviembre de 2012

Fecha de Resolución:30 de Noviembre de 2012
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

la República Dominicana, a los TREINTA (30) días del mes de NOVIEMBRE del año dos mil doce (2012), año 169° de la Independencia y 150° de la Restauración.

LA PRIMERA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituida en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No.1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: JUDHIT CONTRERAS ESMURDOC, J.P.; F.E.F., J.; D.Y.V.G., J.; asistidos de la infrascrita Secretaria General, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario, la sentencia que sigue:

CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO TRIBUTARIO, interpuesto por BACARDI DOMINICANA, S.A., sociedad comercial constituida bajo las Leyes de la República Dominicana, con domicilio Social en la Prolongación Av. 27 de Febrero, Alameda, de esta Ciudad de Santo Domingo, registro de Contribuyente No. 101-78097-5, debidamente representado por su Contralor financiero, señor J.C.G. G., dominicano, mayor de edad, casado, portador de la Cedula de Identidad y Electoral No. 001-0227195-4, domiciliado y residente en esta ciudad de Santo Domingo, quien tiene como abogada constituida y apoderada especial a la Dra. J.F.A., dominicana, mayor de edad, soltera, Aboga de los Tribunales, provista de la cedula de identidad y electoral No. 001-01808362-5, con estudio profesional abierto en la Calle Luis Amiama Tió No. 01, Plaza Comercial Arroyo Hondo, 2do Piso, del Sector Arroyo Hondo, del Distrito Nacional, lugar donde el recurrente hace formal elección de domicilio, CONTRA la Resolución de Reconsideración No.211-09 de fecha 8 de Julio del 2009, dictada por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

ANTECEDENTES
  1. Descripción.

    La Sociedad comercial BACARDI DOMINICANA, S.A., debidamente representada por su contralor señor J.C.G.G., al no encontrarse totalmente conforme con la Resolución de Reconsideración No. 211-09 de fecha 8 de Julio del 2009, dictada por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en vista de que constituye una errónea apreciación de la Dirección General de Impuestos Internos en la declaración del ITBIS, por lo que ha interpuesto el presente proceso a fines de que el Tribunal revoque parcialmente la mencionada Resolución y en consecuencia se modifique en parte las disposiciones de la decisión atacada.

  2. Presentación del Recurso.

    En fecha diecisiete (17) de agosto del año 2009, fue recibida por secretaría de este Tribunal la instancia contentiva del Recurso Contencioso Tributario, instrumentada por la Dra. J.F.A., actuando en representación de la empresa BACARDI DOMINICANA, S. A., debidamente representada por el señor J.C.G., contra la Resolución de Reconsideración No. 211-09 de fecha 8 de julio del 2009, dictada por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

  3. Hechos y argumentos del recurrente.

    Que la impugnación fue mantenida sobre la base de que la Dirección General de Impuestos Internos, sostiene que la empresa BACARDI DOMINICANA, S.A., por ser importadora de productos de alcohol en donde el Impuesto Selectivo al Consumo se paga en Aduana, no procedía al momento de facturar localmente a los clientes las ventas de esos productos, excluyera de la base imponible del ITBIS en ventas, la cantidad correspondiente al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) pagados en las importaciones, no obstante estar ello concebido expresamente en la Ley No. 3-04, de fecha 6 de enero del año 2004, que modifica la Ley No. 11-92, para establecer que el ISC por Litros de Alcohol Absoluto no forme parte de la base imponible de ningún otro tributo o contribución. Que la misma no se fundamenta en la Ley sino que se ampara en consideraciones de registro de contabilidad, estableciendo que dicho procedimiento fiscal de excluir en el cálculo el ITBIS en ventas al ISC, pagado en aduanas, resulta incorrecta en la medida en que el importador cuando paga el ISC en aduanas, lo contabiliza junto con los gravámenes aduaneros como parte del costo de importación, el cual recupera indirectamente de los clientes a través del precio de venta, basado en el registro contable de este impuesto selectivo como parte del costo de importación, la DGII considera que con ello queda aniquilada o prohibida el que la empresa determine como exento del ITBIS el valor del ISC dentro de la estructura del precio de venta nuestro y que nuestra empresa pagó al momento de importar los productos. Que tal actuación de la DGII, en donde pretende dar preeminencia a consideraciones de contabilidad por encima de una Ley de orden público, constituye una franca inobservancia de las disposiciones de la Ley No. 3-04 que modifica la Ley No. 11-92, en lo concerniente a la resolución emitida por la DGII, se sintetizan en sus ordinales donde la DGII concluye que para el Sector Importador de bebidas alcohólicas y particularmente para la empresa BACARDI DOMINICANA, S.A., se considera inapropiada la exclusión del Impuesto Selectivo al Consumo, pagado en la importación de la base imponible del ITBIS en ventas, según se aprecia cuando indica en su resolución lo siguiente: "1) Que la partida del ISC que fue deducida como ingreso exento en las declaraciones juradas del ITBIS no fue incluida en la facturación de la empresa, 2) Que la empresa no puede hacer figurar en forma transparente en su facturación de ventas el ISC, ya que el ISC no aplica en la venta local de bebidas alcohólicas importadas sino que solamente aplica en las importaciones de estos productos, 3) Que los importadores de bebidas alcohólicas pagan el ISC en Aduanas al momento de importar los productos, siendo el mismo contabilizado como parte del costo de ventas y recuperado o transferido a los clientes a través de su consideración implícita dentro del precio de los productos comercializados, 4) Que la empresa considera la totalidad de los ingresos facturados en su declaración Jurada del Impuesto Sobre la Renta y en el caso de las declaraciones juradas del ITBIS incluye una parte como gravados y el resto lo considera exento por considerar que corresponde al ISC, 5) Que al aceptar el procedimiento realizado por la empresa en cuanto a considerar exento del ITBIS el valor declarado por la empresa como ISC y también que el mismo sea considerado como parte del costo de deducible en el impuesto Sobre la Renta implicaría una doble deducción por el mismo concepto , lo cual contraviene las disposiciones tributarias al respecto, 6) Que la empresa ha maniobrado el registro de de valores por concepto de ISC de forma indistinta, dándole interés fiscal en la declaración del Impuesto Sobre la Renta y declarándolo exento para fines de ITBIS, 7) Que en el caso objeto de análisis es preciso señalar que ciertamente, como indica la empresa, el ISC, no forma parte de la base imponible del ITBIS, tal como lo establece el numeral 1 del artículo 339 de la Ley 11-92, modificado por la Ley 147-00, del 27 de diciembre del 2000, 8) que condicho sistema, la empresa ha disminuido la base imponible del ITBIS, utilizando un mecanismo del cual la DGII, no posee conocimiento, 9) Que el sistema utilizado por la empresa para segregar el ISC, del precio de venta del producto, es contrario a las disposiciones que rigen la materia, ya que ha realizado una operación que busca afectar en forma negativa la base imponible del ITBIS, y en su provecho recupera el monto del ISC pagado en aduanas, 10) Que el ISC pagado al momento de la importación por las materias primas e insumos de los productos derivados del alcohol gravados con este impuesto, de acuerdo a lo establecido en la Ley 3-04, podrá deducirse del impuesto pagado por los productos finales al momento de ser transferidos. También podrá deducirse el impuesto pagado por las mismas materias primas e insumos cuando estas sean removidas o transferidas de un centro de producción controlado a otro para ser integrado a los productos finales gravados por este impuesto, que no obstante, en el caso de que nos ocupa, la empresa recurrente no importo materias primas ni insumos para la fabricación de productos del alcohol, sino que realizó importaciones de productos terminados, caso en el cual no es posible deducir los pagos realizados por concepto del referido impuesto, 11) Que los montos pagados por la empresa por concepto de ISC, con motivo de la importación, son gastos necesarios para mantener y conservar rentas gravadas y por tanto al formar parte de sus costos, constituyen gastos deducibles a los fines del Impuesto sobre la Renta, por disposición del artículo 287 de la Ley 11-92, 12) Que en lo referente a la Ley 3-04, entiende que esta Ley sólo modificó sus artículos 367 y 375 de la Ley 11-92, relativos al base imponible y aplicación del ISC, a saber en el caso de bienes importados, el impuesto se liquidará sobre el total resultante de agregar al valor definido para la aplicación de los impuestos arancelarios, todos los tributos a la importación o con motivo de ella, con excepción del Impuesto sobre Transferencia de Bienes y Servicios, 13) Que en conclusión, el texto de la Ley 3-04 evidencia que no existe ninguna disposición en su contenido que de manera expresa modifique las reglas establecidas en el articulo 339 de la Ley 11-92, respecto a la base imponible del ITBIS. Que la Ley 11-92 del 16 de mayo del 1992, es una normativa de orden público, y que contrario a lo que sugiere la recurrente, su contenido no puede ser modificado y/o derogado de manera implícita o tacita. "Argumentos Sobre lo Puntualizado por la DGII, En lo concerniente al ordinal 1 antes escrito en referencia a lo aludido por la DGII en su resolución, estamos consientes de que nuestra empresa no refleja como parte del componente de la facturación a los clientes, el valor del ISC, que se excluye para la determinación de la base imponible del ITBIS en ventas, lo cual se evidencia, por ejemplo, en la factura No. 42593, de fecha 30 de junio del 2005, que figura en el folio E/R 7-62 del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA