Sentencia nº 174-2012 de Tribunal Superior Administrativo de 5 de Octubre de 2012

Fecha de Resolución: 5 de Octubre de 2012
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

la República Dominicana, a los CINCO (5) días del mes de OCTUBRE del año dos mil doce (2012), año 169° de la Independencia y 150° de la Restauración.

LA SEGUNDA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituido en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No.1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: FRINETTE PADILLA JIMENEZ, J.P.; M.I.H.G., J.; I.G.P.G., Jueza Suplente; asistidas de la infrascrita Secretaria, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario, la sentencia que sigue:

Con motivo del Recurso Contencioso Tributario interpuesto por la entidad INVERSIONES AREITO, S.A., sociedad comercial constituida de conformidad con las leyes de la República Dominicana, debidamente representada por su Contralor General, señor A.G., quien tiene como abogada constituida y apoderada especial a la licenciada A.A.P.M., dominicana, mayor de edad, casada, abogada de los Tribunales de la República, portadora de la cédula de identidad y electoral No.001-0062170-5, con estudio profesional abierto en la avenida J.F.K., esquina avenida L. de Vega, Edificio Scotiabank, Tercera Planta, ensanche La Fe, Santo Domingo, Distrito Nacional, lugar donde la recurrente hace formal elección de domicilio para todos los fines y consecuencias legales del presente recurso;

CONTRA la Resolución de Reconsideración No.391-11, emitida en fecha 06 de junio del año 2011, por la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), entidad de derecho público con personalidad jurídica propia, autonomía funcional, presupuestaria, administrativa, técnica y patrimonio propio, con domicilio en la avenida México No.48, sector Gazcue, Santo Domingo, Distrito Nacional, debidamente representada por su Director General licenciado J.H.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No.001-0832339-5, de ese mismo domicilio, quien tiene como abogados apoderados a los licenciados V.L.R. y L.N.O. de la Rosa, dominicanos, mayores de edad, portadores de las cedulas de identidad y electoral Nos.001-0252282-8 y 001-0768456-5, respectivamente, con domicilio de elección común en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII);

ANTECEDENTES
  1. -Descripcion de la decisión que se recurre ante este tribunal

    La Resolución de Reconsideración No.391-2011 de fecha 06 de junio del año 2011, la cual es objeto del presente Recurso Contencioso Tributario, fue dictada por la Dirección General de Aduanas, el día seis (06) de junio del 2011, mediante dicha decisión fue ratificada la Resolución de Determinación de la Obligación Tributaria, marcada como GGC FE No.25193 de fecha 12 de octubre de 2010, en la cual se informó a la hoy recurrente sobre los ajustes realizados a las Declaraciones Juradas del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), del periodo enero-mayo 2010.

    2- Presentación y fundamentación del recurso.

    En la especie, la recurrente, empresa INVERSIONES AREITO, S.A., mediante instancia motivada de fecha 29 del mes julio del año 2011 y ratificada en fecha 15 del mes agosto del mismo año, apoderó a este Tribunal Superior Administrativo del Recurso Contencioso Tributario contra el Recurso descrito anteriormente y el cual está fundamentado, en cuando al fondo, en demostrar que el método de estimación utilizado por la Dirección General de Impuestos Internos para el procedimiento de ajustes de impuestos es ilegal, ya que, entre otras cosas no cumple con los requisitos mínimos establecidos en los Sistemas de Precios de Transferencia, que se ha cometido un exceso de autoridad, entre otros.

    3- Hechos y argumentos de la parte recurrente

    Con la interposición del recurso, la empresa recurrente expresa su disconformidad con la determinación de oficio que le fuera practicada, relativa al Impuesto sobre la Renta y el Impuesto sobre las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), de los meses enero, febrero, marzo, abril y mayo del año 2010 y por tanto solicita la revocación del Recurso de Reconsideración No. 391-11 de fecha seis (6) de junio del dos mil once (2011) dictada por la recurrida, por las razones siguientes:

    A) Manifiesta la recurrente, que en razón de los argumentos planteados por la Dirección General de Impuestos Internos en la Resolución antes indicada que las autoridades incurren nuevamente en el error de utilizar una metodología que no ha sido aceptada internacionalmente para poder evaluar si las tarifas reportadas por la Recurrente han sido o no determinadas a valor de mercado. Que la forma utilizada por las autoridades fiscales para arribar a los ajustes debatidos no se compadecen ni guardan relación con los principios de libre competencia. Explica que la Administración Tributaria fundamenta su errado procedimiento de determinación de tarifas de conformidad con las disposiciones de los artículos 44, 45, 64, 65 y 66 de la Ley 11-92, ignorando que dichas disposiciones solo se limitan a declarar las prerrogativas que ostenta la Administración Fiscal en realizar las estimaciones de oficio de manera general, sin dictar el procedimiento a seguir en materia de fiscalización de tarifas para los paquetes del todo incluido, intentando sustentar un procedimiento invalido mediante un texto que no aporta nada a las actuaciones de la DGII, quien invoca las disposiciones de la N. General 02-2010, de fecha 15/3/2010, omitiendo el procedimiento aplicable para validar las tarifas usadas en el todo incluido, contrario al contenido del artículo 281, literal b) de la ley 11-92, que indica correctamente el proceso a seguir.

    B) Expresa la recurrente que reconoce el derecho conferido por la ley a las autoridades para realizar la estimación de oficio, pero que entiende que la falta de fe que podrían tener sobre las cifras financieras de la recurrente debió estar motivada, que se hace evidente la falta de conocimiento de la Administración Tributaria de la mecánica operativa de la industria hotelera del país, que dicha administración no pudo comprender que los ingresos netos devengados por la entidad recurrente están afectados por las relaciones de negocios realizadas con su Tour Operador, que es preciso que los actuantes tengan conocimiento de la naturaleza de ese tipo de negocio y sean entrenados a esos fines, para que dejen de justificar su falta de pericia con declaraciones irreales, ya que las tarifas facturadas por la recurrente a sus clientes, han sido fijadas en razón del principio de "libre mercado y libre competencia", dentro de un plan de negocios de captación de clientes, fijando sus tarifas de ventas de paquetes turísticos, determinadas en base a diversos estudios realizados por la gerencia tomando en consideración varios elementos, tales como son: estructura financiera de la empresa, tarifas promedio diaria aplicable, promociones para captar clientes, tarifas de última hora a las cuales se pueden ofertar paquetes turísticos en razón de los cambios de precios en el mercado, precios competitivos vigentes al momento en se está vendiendo el paquete de servicios, volumen de habitaciones, estructura de gastos fijos y variables, entre otros, por lo tanto las tarifas no pueden ser exactamente iguales para todos los hoteles, como pretenden las Autoridades Tributarias. Que las autoridades pretenden imponer el uso de tarifas pre-fijadas por ellos, las cuales no han sido puestas en conocimiento de los contribuyentes como establece el Código Tributario APA (no suscrito), sino que en una manifestación de exceso de poder, arbitrariedad y voracidad fiscal han elevado la tasa efectiva de tributación de la recurrente, aumentando la carga impositiva al sector hotelero.

    C) Añade la parte recurrente que al realizarse la estimación de oficio, debió hacerse bajo los criterios exclusivos del artículo 281 y no en razón de procedimientos improvisados, lo que deviene en actuaciones ilegales y arbitrarias. Al ser una sociedad comercial constituida de conformidad con las leyes dominicanas, dedicada a la venta de paquetes turísticos bajo la modalidad del Todo Incluido, la cual utiliza los servicios de un Tour Operador radicado en el exterior, quien asume los riesgos y cosos de la comercialización en el exterior, suponiendo la DGII que dicha estrategia mercadológica busca defraudar al fisco a través de la subvaluación de las tarifas de servicios. Que de acuerdo al contenido del artículo 281, literal b) en relación a las operaciones comerciales entre una empresa local de capital extranjero y una persona jurídica domiciliada en el exterior "cuando los elementos contables de estas empresas no permitan establecer los resultados reales obtenidos, la Dirección General de Impuestos Internos, podrá determinar la renta gravable, aplicando a los ingresos brutos del establecimiento ubicado en el país, la proporción que guarden entre sí, la renta total de la casa matriz y los ingresos brutos del establecimiento ubicado en el país", de conformidad con lo antes expresado la Administración Tributaria debió circunscribirse a determinar la renta gravable de la recurrente aplicando a los ingresos brutos, la proporción que guarden entre sí la renta total de la casa matriz y los ingresos brutos declarados por la recurrente o aplicando al activo la proporción existente entre la renta total de la casa matriz y el activo total de esta, y no determinando una tarifa en base a un promedio de tarifas usadas por otros hoteles.

    D) Expone la entidad recurrente que las Autoridades Tributarias intentan justificar el procedimiento con el párrafo II del artículo 281 para el caso del sector hotelero de todo incluido, cuyo negocio tiene vinculaciones particulares relacionadas con el exterior, la Administración Tributaria podrá definir Acuerdos de Precios Anticipados (APA) sobre los precios o tarifas que serán reconocidas a partir de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA