Sentencia nº 087-2013 de Tribunal Superior Administrativo de 3 de Abril de 2013

Fecha de Resolución: 3 de Abril de 2013
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

la República Dominicana, a los TRES (03) días del mes de ABRIL del año DOS MIL TRECE (2013), año 170° de la Independencia y 150° de la Restauración.

LA SEGUNDA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituido en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No.1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: DELFINA AMPARO DE LEÓN SALAZAR, J.P. en Funciones; M.I.H.G., J.; S.A.O., J.; asistidos de la infrascrita Secretaria General, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Tributario, y en audiencia pública la sentencia que sigue:

CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO TRIBUTARIO interpuesto por el señor M.A.A.V., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0235655-7, domiciliado y residente en la calle C.P.R.N. 5, residencial S.M., No. III, apartamento No. 3-B, del sector de A.H., Distrito Nacional, quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los DRES. M.G.C. y S.E.M.Z., dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral No. 001-0151501-3 y 001-0892228-7, con estudio profesional abierto en la calle L.F.T.N. 201, esquina J.T.B., local No. 201, P.S.P., ensanche Quisqueya, Distrito Nacional;

CONTRA la Resolución de Reconsideración No. 67-2010, dictada en fecha 17 de marzo del año 2010, por la DIRECCIÓN GENERAL DE IMPUESTOS INTERNOS, institución de derecho público autónoma y provista de personalidad jurídica propia en virtud de la Ley No. 227-06, de fecha 19 de julio del año 2006, debidamente representada por su Director General, L.. J.H.B., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0832339-5, con domicilio establecido en el edifico localizado en el No. 48 de la avenida México, sector de Gazcue del Distrito Nacional, quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los Licdos. V.L.R. y J.M.R., dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 001-0252282-8 y 001-1190390-2, respectivamente, con estudio profesional abierto en la dirección antes indicada.

ANTECEDENTES
  1. - Descripción de la Decisión recurrida por ante el Tribunal.

    La Resolución de Reconsideración No. 067-10, dictada por Dirección General de Impuestos Internos, en fecha 5 de marzo del año 2010, resuelve lo siguiente: "1) DECLARAR: Inadmisible por extemporáneo el recurso de reconsideración interpuesto por M.A.A.V.; 2) MANTENER: En todas sus partes las rectificativas practicadas o al Impuesto Sobre la Renta (IR-1), correspondientes a los ejercicios fiscales 2007 y 2008, cuyos resultados fueron notificados a M.A.A.V. mediante Comunicación E-CFSD-00030-2009, en fecha 14 de enero de 2010; 3) REQUERIR: Del contribuyente el pago de las sumas de RD$330,947.00 y RD$365,111.40, por concepto de impuestos; más las sumas de RD$297,852.30 y RD$264,544.98, por concepto de recargos por mora en la declaración tardía y anticipo no pagado de un 10% el primer mes o fracción de mes y de un 4% por mes o fracción de mes siguientes sobre el impuesto determinado, en aplicación de los artículos 251 y 252 de la Ley 11-92; más las sumas de RD$137,409.00 y RD$115,303.14, por concepto de Intereses Indemnizatorios por declaración tardía y anticipos no pagados en virtud del artículo 27 de la Ley 11-92, en el Impuesto Sobre la Renta (ISR), correspondiente al ejercicio fiscal 2007; 4) REMITIR. Al contribuyente dos (2) recibos IR-1, para que efectúe el pago de las sumas adeudadas al fisco; 5) CONCEDER: Un plazo de treinta (30) días a partir de la fecha de notificación de la presente resolución, para que M.A.A.V., proceda a realizar el pago de las indicadas sumas; o e su defecto ejerza las acciones que la Ley le faculta, ante la Jurisdicción competente; 6) NOTIFICAR: La presente Resolución de Reconsideración a M.A.A.V., para su conocimiento y fines de lugar".

  2. - Presentación del Recurso

    En fecha 29 de marzo del año 2010, fue recibida por secretaría de este Tribunal la instancia contentiva del Recurso Contencioso Tributario suscrita por los DRES. M.G.C. y S.E.M.Z., en representación del señor M.A.A.V., contra la Resolución de Reconsideración No. 67-10, antes indicada.

  3. - Fundamento del Recurso.

    Que se revoque la Resolución de Reconsideración No. 67-10, descrita anteriormente, por las incongruencias a la revisión de las declaraciones juradas de impuesto sobre la renta, a la rectificación a las ya citadas declaraciones y luego estimadas por ellos mismos, violando el derecho que le confiere el artículo 50, literal f, al contribuyente subrogándose un derecho que no le asiste ya que el legislador, lo ha consagrado, como un deber que debe ser cumplido por el contribuyente y no por la Dirección General de Impuestos Internos.

  4. - Hechos y argumentos de la recurrente.

    La empresa recurrente en apoyo a sus pretensiones, expone en su recurso, lo que se resume a continuación: a) que el recurrente interpuso formal Recurso de Reconsideración en contra de la comunicación oficio E-CFSD 00030-2009, sin fecha y del requerimiento de pago por la suma de Un Millón Cuatrocientos Setenta y Cinco Mil Cuarenta y Un Pesos Oro Dominicanos Con 71/100 (rd$1,475,041.71), por concepto de Revisión, Rectificación, Estimación de Oficio a Las Declaraciones presentadas por la DGII de (IR-2) de los ejercicios 2007 y 2008, en fecha cinco (05) de febrero de año dos mil diez (2010), por lo que fue dictada la Resolución No. 67-10, antes descrita; b) que el día 28 de febrero del año dos mil siete (2007), el recurrente compra un vehículo a la compañía Delta Comercial, mediante un financiamiento con el Banco Popular Dominicano, C. por A., por la suma de Ochocientos Veintinueve Mil Seiscientos Pesos Oro Dominicanos con 00/100 (RD$829,600.00) a un plazo de cinco (5) años, en virtud de que le era imposible adquirirlo mediante la modalidad de pago inmediato; toda vez que no contaba con los recursos suficientes para realizar un pago único; c) que la recurrida, mediante la indicada resolución, le notifica al recurrente diciendo que en virtud de las disposiciones previstas en los artículos 45, 64, 65 y 66 de la Ley 11-92 de fecha 16 de mayo de 1992 que instituye el Código Tributario Dominicano y sus modificaciones, y luego de la Revisión de sus Declaraciones Juradas de Impuesto Sobre la Renta (IR1) correspondiente a los ejercicios 2007 y 2008 le informan que la recurrida ha procedido a rectificar dichas declaraciones, en base a inconsistencias detectadas en las mismas; d) que es un error que dicha comunicación le informa al recurrente que luego de la Revisión de sus Declaraciones Juradas presentadas por la recurrida, dicha entidad ha procedido a rectificar dichas declaraciones, sin embargo no se sabe cuáles son esas Declaraciones Juradas; e) que otro error dentro de la indicada comunicación es cuando dice luego de la Revisión de su Declaración Jurada de Impuesto Sobre La Renta (IR2), dicho error consiste en que la comunicación hace referencia a los formularios (IR-2), los cuales son utilizados en las Declaraciones de Sociedades, no así para las personas físicas, como es el caso en cuestión, por lo que dicha comunicación debió hacer referencia a (IR-2), que el formulario que está habilitado para las personas físicas; f) que no entiende bajo su humilde conocimiento como se puede rectificar lo inexistente, y el carácter de inexistente se le atribuye a que el recurrente no tiene declaraciones de Impuesto Sobre la renta (IR-1); g) que al recurrida incurre en otro error, ya que en vez de remitir los recibos de pago con la comunicación, por la suma de Un Millón Cuatrocientos Setenta y Cinco Mil y Un Pesos Oro Dominicanos Con 71/100 (RD$1,475,041.71), por concepto de Revisión, Rectificación y Estimación de Oficio a Las Declaraciones inexistentes, lo que debieron remitir conjuntamente con esos recibos de pago las Declaraciones Juradas Estimadas declaradas y presentadas por dicha institución, a los fines de que el recurrente pudiera hacer usos de los derechos que le confiere el Código Tributario...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA