Sentencia nº 073-2013 de Tribunal Superior Administrativo de 20 de Marzo de 2013

Fecha de Resolución:20 de Marzo de 2013
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

la República Dominicana, a los VEINTE (20) días del mes de MARZO del año DOS MIL TRECE (2013), año 170° de la Independencia y 150° de la Restauración.

LA SEGUNDA SALA DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituido en la sala donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No.1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: DELFINA AMPARO DE LEÓN SALAZAR, J.P. en Funciones; M.H.G., J.; S.A.O., J.; asistidos de la infrascrita Secretaria General, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Administrativo, la sentencia que sigue:

CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO interpuesto por el señor F.A.S.C., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0796383-7, quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los LICDOS. J.M.P. y A.F., dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 001-0097911-1 y 001-1244200-9, respectivamente, con estudio profesional abierto en la avenida J.F.K. No. 10, edificio P. &H., ensanche Miraflores, Distrito Nacional;

CONTRA la SUPERINTENDENCIA DE PENSIONES, entidad estatal autónoma, con personalidad jurídica y patrimonio propio, supervisora del sistema previsional, creada de conformidad con la Ley 87-01 de fecha 9 de mayo del 2001, con su domicilio y asiento social establecido en el No. 30 de la avenida México, Distrito Nacional, debidamente representada por su titular, señor J.G., dominicano, mayor de edad, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0085435-5, domiciliado y residente en esta ciudad, quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los DRES. L.E.S.T., R.H. y CLAUDIA MOTA, dominicanos, mayores de edad, portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 001-0186581-4, 001-0081395-5 y 001-0100190-7, con estudio profesional abierto ad-hoc, en el quinto piso del No. 33, de la avenida México No. 30, Distrito Nacional.

ANTECEDENTES
  1. Descripción

    En fecha 13 de septiembre del año 2010, la SUPERINTENDENCIA DE PENSIONES dictó la Resolución No. 308-10, cuyo dispositivo reza en la manera siguiente: "PRIMERO: Se ACOJE, en cuanto a la Forma, el Reclamo de Pensión interpuesto por el señor F.A.S.C. contra el Fondo de Jubilaciones y pensiones del Personal del banco central Inc., por haber sido realizado conforme a las disposiciones del artículo 110, literal j) de la Ley 87-01 y el artículo 134 del Reglamento de Pensiones; SEGUNDO: Se RECHAZA, en cuanto al FONDO, el presente Reclamo de Pensión, por improcedente, mal fundado y carente de base legal; TERCERO: Se RECHAZA la solicitud de Validez de la Oferta Real de Pago, ya que su conocimiento escapa de las atribuciones de la Superintendencia de Pensiones";

  2. Presentación y fundamentación del Recurso

    En fecha 18 de octubre del año 2010, fue recibida por ante la secretaría de este Tribunal Superior Administrativo, la instancia contentiva del Recurso Contencioso Administrativo, instrumentada por los LICDOS. J.M.P. y A.F., actuando en representación del señor F.A.S.C., contra la SUPERINTENDENCIA DE PENSIONES a fin de que se revoque la indicada Resolución No. 308-10;

  3. Hechos y argumentos del recurrente

    Que la recurrente, alega en su instancia, entre otras cosas: "a) que el recurrente prestó servicios como empleado del Banco Central de la República Dominicana desde el mes de marzo de 1970 hasta el mes de octubre de 1978, período durante el cual le fue descontado el dos por ciento (2%) del monto de su salario mensual que su patrono entregó al Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal de Banco Central, Inc., para integrar el fondo de su jubilación; b) que al cesar como empleado en 1978, le fue devuelto el mencionado dos por ciento (2%) con que contribuyera a la integración de dicho fondo; c) que desde el 7 de marzo de 1988, en recurrente vuelve a ser empleado del Banco Central y, reintegra a dicho fondo de pensiones y jubilaciones, los valores que le habían sido devueltos a su salida en 1978, con los que contribuyera, como se ha dicho, a la integración del fondo de su jubilación; d) que en noviembre de 1992, su empleador le otorga una licencia sin disfrute de sueldo, con fines de que para desempeñar previa designación por el Senado de la República, las funciones de Miembro de la Honorable Cámara de Cuentas de la República Dominicana y Juez Titular del Tribunal Superior Administrativo; e) que del 18 de enero de 1993 hasta el 18 de agosto de 1998 el recurrente laboró como Miembro de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana y Juez Titular del Tribunal Superior Administrativo; f) que al concluir su labor como Miembro de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana y Juez Titular del Tribunal Superior Administrativo, el recurrente se reintegró al Banco Central. En virtud del artículo 3 de la Ley No. 339-98 del 14 de agosto de 1998, le fue otorgada una pensión de RD$24,000.00 mensuales, equivalente al 80% del sueldo que percibía en dicho organismo, por sus labores como Miembro de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana y Juez Titular del Tribunal Superior Administrativo; g) que el 18 de agosto de 1998, el recurrente es reintegrado al personal activo remunerado del Banco Central de la República Dominicana al que pertenece hasta el 1ero de noviembre de 1998, cuando pasa nuevamente al estatuto de personal inactivo; h) que por su parte, la Junta Monetaria mediante el ordinal 3 de su Décima Resolución del 15 de octubre de 1998, concedió al recurrente una pensión facultativa por un monto mensual de nueve mil ciento veinte y dos pesos (RD$9,122.00), bajo las condiciones siguientes: a) que renuncie a cualquier otras pensión del Estado de que fuera titular a la sazón y, b) que pague al Fondo de Jubilaciones la suma adeudada por concepto de los aportes que debió haber hecho durante el tiempo que permaneció siendo empleado del Banco Central disfrutando de licencia sin disfrute de sueldo, esto es, por el período en que desempeñó las funciones de Miembro de la Cámara de Cuentas y de Juez Titular del Tribunal Superior Administrativo; i) que finalmente, el recurrente cesó de pertenecer al personal inactivo de Banco Central al 17 de febrero de 2006 de 2006, habiéndole sido pagadas las prestaciones laborales a que tiene derecho, por cheque número 1060894, del 18 de marzo de 2006; j) que dadas así las cosas, el recurrente reconoce ser deudor de Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal de Banco Central, Inc. por la suma de DIECISIETE MIL DOSCIENTOS SETENTA Y UN PESOS CON CINCUENTA Y SEIS CENTAVOS (RD$17,271.56), por concepto en licencia sin disfrute de sueldo prestando servicios al Estado Dominicano en la Cámara de Cuentas, suma que debe pagar para poder percibir una pensión por jubilación al haber cesado definitivamente como empleado de Banco Central; k) que paso seguido, el recurrente intentó en reiteradas ocasiones pagar a dicho fondo la suma acabada de indicar, sin embargo, en todas las ocasiones, los representantes del Fondo se negaron a recibirla, lo que dio lugar a que el recurrente, por acto No. 1059 de fecha 3 de mayo de 2006, instrumentado por el Ministerial L.B.D.M., Alguacil Ordinario de la Sexta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, le hiciera ofertas reales de pagarle la suma expresada, diligencia que fue infructuosa, al igual que las anteriores, lo que obligó a que dicha suma fuera depositada y consignada por acto del mismo ministerial en fecha 12 de octubre de 2006, en la Delegación de Impuestos Internos, sita en la casa número 48 de la Avenida México, de esta ciudad, a favor del Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal de Banco Central, Inc.; l) que en este orden, el recurrente solicitó la Primera Sala de la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional que declarase buenas y validas la oferta real de pago y la consignación de la suma antes dicha y a la vez declarase bueno y válido el pago ofertado y consignado y extinguida la obligación del recurrente de contribuir a la integración del fondo económico de los pensionados y jubilados del personal del Banco Central, con fines de que el Fondo de Jubilaciones y Pensiones del Personal de Banco Central, Inc., proceda al otorgamiento inmediato y pago de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA