Sentencia nº 3 de Suprema Corte de Justicia, del 2 de Junio de 1999.

Fecha de Resolución: 2 de Junio de 1999
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.A.V., V.J.C.E., J.I.R., E.H.M. y Dulce M.R. de G., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 2 de junio de 1999, años 156º de la Independencia y 136º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por J.A.A., dominicano, mayor de edad, cédula de identificación personal No. 23851, serie 3, domiciliado y residente en la calle L.D.V. No. 54, M.S., de esta ciudad, parte civil constituida, contra la sentencia dictada por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 23 de marzo de 1995 en sus atribuciones correccionales, cuyo dispositivo se copia mas adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído a la Licda. G.M.Q. en representación de la parte interviniente, en la lectura de sus conclusiones;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Vista el acta del recurso de casación levantada en la Secretaría del Tribunal a-quo, el 31 de marzo de 1995, a requerimiento de J.A.A., recurrente;

Visto el escrito de intervención de D.B., suscrito por su abogada L.. G.M.Q., del 28 de agosto de 1995;

Visto el auto dictado el 26 de mayo de 1999, por el Magistrado H.A.V., Presidente de la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, por medio del cual se llama a sí mismo, en su indicada calidad, juntamente con los Magistrados V.J.C.E., J.I.R., E.H.M. y Dulce M.R. de Goris, Jueces de este Tribunal, para integrar la Cámara en la deliberación y fallo del recurso de casación de que se trata, de conformidad con las Leyes Nos. 684 de 1934 y 926 de 1935;

Vista la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997; La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, después de haber deliberado y visto los artículos 1, 37 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos a que ella se refiere, consta lo siguiente: a) que con motivo de una querella presentada por J.A.A. contra la nombrada D.B., por violación a la Ley 675 sobre O.P., fue apoderado el Juzgado de Paz para Asuntos Municipales del Distrito Nacional, el cual dictó, en atribuciones correccionales el 20 de enero de 1993, una sentencia cuyo dispositivo se encuentra copiado en el de la sentencia impugnada; c) que sobre el recurso de apelación interpuesto intervino la sentencia dictada en atribuciones correccionales el 23 de marzo de 1995, cuyo dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Se declara regular y válido en cuanto a la forma, el recurso de apelación incoado por la señora D.B., contra la sentencia del Juzgado de Paz Municipal del Distrito Nacional, de fecha 12 de mayo de 1993, cuyo dispositivo copiado textualmente es el siguiente: 'Primero: Se pronuncia el defecto contra la nombrada D.B. y/o propietarios, de generales que constan en el expediente, por violación a la Ley 687, artículo 17, incisos a, b y c), que deroga el título IV, de la Ley 675 artículo 111, derogado por la Ley 3509, no obstante haber sido legalmente citada y emplazado y no haber comparecido; Segundo: Se condena a la nombrada D.B. y/o propietarios, por violación a la Ley 687, artículo 17, incisos a, b y c), que deroga el título IV, de la Ley 675, artículo 111 derogado por la Ley 3509, en tal virtud, se le condena a: 1) al pago de todos los impuestos adeudados al Ayuntamiento del Distrito Nacional; 2) al pago de una multa de Doscientos Pesos (RD$200.00), más al pago de las costas; 3) sesenta (60) días de prisión; 4) que se ordene a la Dirección General de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento del Distrito Nacional, para que proceda a la demolición de la terraza construida ilegal, en el 2do. nivel, de la vivienda No. 56, de la calle L.D.V., Mirador Sur; Tercero: La presente sentencia es ejecutable a partir del plazo de vencimiento de la notificación, no obstante cualquier recurso; por haberse hecho con arreglo a la ley'; SEGUNDO: En cuanto al fondo de dicho recurso; este tribunal, obrado por propia autoridad y contrario imperio como tribunal de apelación, revoca la sentencia recurrida, cuyo dispositivo ha sido copiado precedentemente, y declara a la prevenida D.B. no culpable de violación a la Ley 675; en consecuencia, se le descarga de los hechos puestos a su cargo, porque los hechos demostrados en este tribunal no constituyen violación a la Ley 687 que deroga el artículo 11 de la Ley 675 y la Ley 3509, ya que el pago de impuestos pertenece a la jurisdicción administrativa y tan pronto se liquida el pago de dichos impuestos carece del carácter delictual en la jurisdicción penal; b) Por declaraciones del inspector actuante como perito afirma no existir violación a las leyes de ornato y a la privacidad, la construcción o anexo en marquesina; TERCERO: Declara las costas penales de oficio"; En cuanto al recurso incoado por J.A.A., parte civil constituida:

Considerando, que el recurrente J.A.A., en su calidad de parte civil constituida, no ha expuesto los medios en que fundamenta su recurso, como lo exige a pena de nulidad el artículo 37 de la Ley sobre Procedimiento de Casación, por lo que, en consecuencia, procede declarar nulo dicho recurso.

Por tales motivos, Primero: Admite como interviniente a D.B. en el recurso incoado por J.A.A., en su calidad de parte civil constituida, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales el 23 de marzo de 1993 por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, cuyo dispositivo ha sido copiado en parte anterior a esta sentencia; Segundo: Declara nulo el recurso de casación incoado por el recurrente; Tercero: Condena al recurrente al pago de las costas y ordena su distracción a favor de la Licda. G.M.Q., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.

Firmado: H.A.V., V.J.C.E., J.I.R., E.H.M., Dulce M.R. de G.. G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifica.