Sentencia de Tribunal Superior Administrativo de 30 de Mayo de 2014

Fecha de Resolución:30 de Mayo de 2014
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

RE DE LA REPUBLICA

Fuente: Tribunal Superior Administrativo. Tercera Sala (Liquidadora)

Departamento Judicial: Distrito Nacional

Atribución: Recurso Contencioso Administrativo

Partes: Antonio Cruz

Contra: Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales

No. de Expediente: 0800425

No. de Sentencia: 0027814

Fecha: 30/05/2014

SENTENCIA No. 00278-2014

En la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los TREINTA (30) días del mes de MAYO del año dos mil catorce (2014), año 171º de la Independencia y 151º de la Restauración.

LA TERCERA SALA (LIQUIDADORA) DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituida en el salón donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No. 1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: DIÓMEDE Y. VILLALONA G., J.P.; F.C.A., J.; F.F.C., J.; asistidos de la infrascrita secretaria, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Administrativo, la sentencia que sigue:

CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, interpuesto por el señor ANTONIO DE LA CRUZ, casado, mayor de edad, empleado privado titular de la cédula para la identidad y electoral No. 093-0024149-5, de la calle G.B. sector Los Mangos, del Municipio de los Bajo de Haina, P.S.C., quien tiene como abogados constituidos y apoderados especiales a los Licdos. A.D. y C.M.S.D., dominicanos, mayores de edad, casados, Abogados de los Tribunales de la República, portadores de las cédulas de identidad y electoral Nos. 093-0044730-8 y 093-005165-4, respectivamente, con estudio profesional abierto en común en la calle B.E.. F.F., Ciudad Nueva, Santo Domingo, Santo Domingo, Distrito Nacional, contra la Resolución DJ-GAJ. No. 00002-2008 de fecha 29 de octubre de 2008, emitida por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales.

ANTECEDENTES
  1. Descripción

    Que la parte recurrente, el señor ANTONIO DE LA CRUZ, en fecha 17 de agosto del año 2007, tuvo un accidente, en el lugar donde presta servicio como oficial de seguridad, la entidad Vigilantes NAVIEROS DEL Caribe S. A. (VINACA), recibiendo un disparo, siendo posteriormente este ingresado al Hospital Dr. Darío Contreras. Que en fecha 25 de febrero y 1 agosto del año 2008, la Dirección Ejecutiva de la Administradora de Riesgos Laborales, expidió dos comunicaciones estableciendo que el recurrente se encontraba en un estado de embriaguez, por lo que el señor ANTONIO DE LA CRUZ, no conforme elevó un recurso de inconformidad ante la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales. Que en fecha 04 de noviembre del año 2008, la Superintendencia de Salud y R.L. le comunicó a la parte recurrente la Resolución No. 0002-20008, por lo que esta, no conforme interpone el presente recurso ante esta jurisdicción.

  2. Presentación del Recurso

    En fecha quince (15) de diciembre del año 2008, fue recibida por secretaría de este Tribunal la instancia contentiva del Recurso Contencioso Administrativo, instrumentada por los Licdos. A.D. y C.M.S.D., actuando en nombre y en representación del señor ANTONIO DE LA CRUZ, contra la Resolución DJ-GAJ. No. 00002-2008 de fecha 29 de octubre de 2008, emitida por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales.

  3. Fundamento del recurso

    La recurrente solicita que se revoque en todas sus partes la Resolución No. DJ-GAJ. No. 00002-2008, emanada de la Superintendencia de Salud y R.L. y que se ordene a la Dirección Ejecutiva de la Administradora de riesgos laborales otorgarle una pensión por accidente laboral al señor ANTONIO DE LA CRUZ, en razón de que fruto del accidente ha sufrido una lesión permanente, que le impiden dedicarse a ninguna actividad productiva.

  4. Hechos y argumentos de los recurrentes

    Alega el recurrente que en fecha 17 de agosto de 2007 se encontraba prestando sus servicios como oficial de seguridad en la entidad comercial, Vigilantes Navieros del Caribe S. A. (VINACA) ubicada en la Autopista 30 de mayo, No. 1B sector el Invi, Santo Domingo Distrito Nacional, sufrió un accidente de trabajo, cuando se le escapo un disparo de arma de fuego a un compañero de trabajo de nombre J.R.S.U. que lo alcanzó en su pierna izquierda presentando según diagnostico del Hospital Dr. Darío Contreras fractura conminuta 1/3 medio tibia y peroné izquierdo (por arma de fuego) no certificando esta de embriaguez ni que el trabajador había consumido drogas narcóticas, por lo que solicitó las prestaciones que para esos casos le otorga el seguro de riesgos laborales. Que en fecha 25 de febrero y 1 de agosto del año 2008, respectivamente la Dirección Ejecutiva de la Administradora de Riesgos Laborales, extendió dos comunicaciones en las cuales le niega tales derechos amparados en el artículo 191 de la Ley 87-01 bajo el pretexto de que el trabajador se encontraba en estado de embriaguez y que había consumido drogas narcóticas y enervantes, sin especificar ni aportar pruebas tales como certificados médicos de pruebas de antidoping donde se establecieran si el trabajador de referencia había consumido drogas o bebidas alcohólicas. Que en fecha 20/06/2008, el trabajador decidió recurrir tal decisión mediante un recurso de inconformidad elevado ante la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, donde solicitó la revocación o nulidad de la calificación del Director de la Administradora de Riesgos Laborales, por las razones que explicó en su recurso Que Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales lejos de ordenar una nueva investigación del caso, en su calidad de protectora de la oligarquía capitalista y del empresariado en perjuicio de los trabajadores, repitió los mismos vicios que la recurrida al rechazar tal recurso de inconformidad, sin ponderar los reclamos del recurrente en el sentido de que no se le dio la oportunidad la calificación de referencia derecho que le concede la Ley 87-01 en su artículo 197 y en tal sentido la constitución de la República. Contempla en su artículo 8 literal j numeral 2, entre otras disposiciones, que nadie puede ser juzgado sin las formalidades que prescribe la ley, para garantizar un juicio imparcial y el ejercicio del sagrado derecho de defensa ni haber sido oído. Que la Superintendencia de Salud y R.L. no juzgó nada de los medios propuestos por el recurrente que dieron origen a su recurso de inconformidad lo que equivale haber sido juzgado sin ser oído, lo que implica una violación al principio de igualdad entre las partes en Litis cercenando de esta manera los derechos de defensa del trabador recurrente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA