Sentencia nº 00218-2014 de Tribunal Superior Administrativo de 30 de Abril de 2014

Fecha de Resolución:30 de Abril de 2014
Emisor:Tribunal Superior Administrativo
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

RE DE LA REPUBLICA

Fuente: Tribunal Superior Administrativo. Tercera Sala (Liquidadora)

Departamento Judicial: Distrito Nacional

Atribución: Recurso Contencioso Administrativo

Partes: ALAMBRES DOMINICANOS, C. POR A.

Contra: SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA (SEH)

No. de Expediente: 0900631

No. de Sentencia: 00218-2014

Fecha: 30/04/2014

SENTENCIA No. 00218-2014

En la ciudad de Santo Domingo, Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los TREINTA (30) días del mes de ABRIL del año dos mil catorce (2014), año 171 de la Independencia y 151º de la Restauración.

LA TERCERA SALA (LIQUIDADORA) DEL TRIBUNAL SUPERIOR ADMINISTRATIVO, de Jurisdicción Nacional, regularmente constituida en el salón donde acostumbra celebrar sus audiencias, sito en la calle J.S.R., No. 1-A, esquina S.S., sector de Gazcue, con la presencia de sus jueces: DIÓMEDE Y. VILLALONA G., J.P.; F.C.A., J.P.; F.F.C., J.; asistidos de la infrascrita secretaria, ha dictado en sus atribuciones de lo Contencioso Administrativo, la sentencia que sigue:

CON MOTIVO DEL RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO, interpuesto por ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., sociedad comercial constituida de conformidad con las leyes de la República Dominicana, con domicilio social en la Carretera Sánchez, kilómetro 20 ½, Sección de Nigua, Provincia San Cristóbal, RNC No. 101-01094-2, representada por su P.R.A.D.C., dominicano, mayor de edad, casado, empresario, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-0087193-8, domiciliado y residente en la ciudad de Santo Domingo, D.N. quien tiene como abogado constituido y apoderado especial al Lic. J.E.P., dominicano, mayor de edad, abogado, portador de la cédula de identidad y electoral No. 001-1149663-4, con estudio profesional abierto en la calle M.H.U. No. 79, esquina V.O., Edificio Elab, Local No. 203, E.Q., de esta ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, capital de la República Dominicana; lugar donde la exponente hace formal elección de domicilio para todos los fines y consecuencias legales de la presente instancia, CONTRA la Resolución No. 283-09 de fecha 19 de agosto de 2009, dictada por la SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA (SEH).

ANTECEDENTES
  1. Descripción

    El dieciséis (16) de junio del año 2005, mediante comunicaciones Nos. 308, 309, 310, 311, y 130, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) notificó a ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., los ajustes realizados a sus Declaraciones Juradas del Impuesto sobre la Renta, anticipos del 1.5%, Retenciones e Impuestos sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), correspondientes a los ejercicios 2001 y 2002. El 4 de julio de 2005, ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., interpuso un recurso de reconsideración solicitando la anulación de los referidos ajustes, ante la DGII. El 5 de septiembre de 2005, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), mediante la Resolución No. 377-06 mediante el cual rechazó el recurso incoado por la recurrente. El 16 de junio del año 2006, ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., recurrió en jerárquico dicho acto ante la Secretaría de Estado de Hacienda, quien respondió emitiendo la Resolución ahora recurrida.

  2. Presentación del Recurso

    En fecha diez (10) de noviembre del año 2009, fue recibida por secretaría de este Tribunal la instancia contentiva del Recurso Contencioso Administrativo, instrumentada por el Lic. J.E.P. actuando en representación de ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., contra la Resolución No. 283-2009 de la SECRETARÍA DE ESTADO DE HACIENDA (SEH).

  3. Fundamento del recurso

    La recurrente fundamenta su recurso, en que la administración tributaria, ha inobservado varias normas jurídicas que integran el bloque de legalidad que subordina la actuación de los órganos y entidades que conforman la administración pública, además de haber realizado una incorrecta apreciación de los hechos y una mala aplicación del derecho, incurriendo la recurrida con la emisión de dicho acto en violación del principio según el cual: "ninguna persona física o jurídica está obligada a contribuir con las cargas públicas más allá de sus ganancias".

  4. Hechos y argumentos de la recurrente

    Alega la recurrente que el dieciséis (16) de junio del año 2005, mediante comunicaciones Nos. 308, 309, 310, 311, y 130, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) notificó a ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., los ajustes realizados a sus Declaraciones Juradas del Impuesto sobre la Renta, anticipos del 1.5%, Retenciones e Impuestos sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), correspondientes a los ejercicios 2001 y 2002. El 4 de julio de 2005, ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., interpuso un recurso de reconsideración solicitando la anulación de los referidos ajustes, ante la DGII. El 5 de septiembre de 2005, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), mediante la Resolución No. 377-06 mediante el cual rechazó el recurso incoado por la recurrente. El 16 de junio del año 2006, ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., recurrió en jerárquico dicho acto ante la Secretaría de Estado de Hacienda, quien respondió emitiendo la Resolución ahora recurrida. Expresa la recurrente que el derecho tributario debe respetar los principio de justicia, legalidad, razonabilidad e igualdad, y que además, según el artículo 9 letra "e" de la Constitución de la Republica, en proporción a su capacidad contributiva, toda persona tiene la responsabilidad jurídica y moral de contribuir con el Estado para las cargas públicas; y en consecuencia el Estado no puede obligar a ninguna persona física o jurídica a contribuir con las cargas públicas más allá de su capacidad, la cual es establecida de conformidad con sus ganancias anuales. En consonancia con la citada disposición constitucional, toda disposición adjetiva que establezca un Impuesto sobre la Renta sin ganancia de capital es inconstitucional, ciertamente, de conformidad con el numeral 5, de la letra "j" del artículo 8 de la Constitución dominicana, la ley no puede ordenar más que lo que es justo y útil para la comunidad ni puede prohibir más que lo que la perjudica. Que la resolución recurrida mantuvo impugnación de las partidas correspondientes a Impuesto Sobre la Renta de los años 2000-2001, porque esta empresa no hizo declaración jurada en cuanto a una alegada inversión de RD$17,069,560.00, hecha después de un préstamo que le hiciera la compañía SERVINVEST, S.A., desconociendo las pruebas aportadas por la empresa que demuestran que la operación fue reversada. Que la compañía SERVINVEST, S.A., le iba a prestar recursos por RD$17,069,560.00, que serían utilizados por ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., para efectuar inversiones en el Banco Mercantil, S.A., (hoy REPUBLIC BANK), pero luego de iniciadas las negociaciones, no llegaron a materializarse, en consecuencia ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., reversó y dejó sin efecto dicha suma a la potencial prestamista (SERVINVEST, S.A., ) y a continuación procedió a dejar sin efecto los registros contables iniciales, lo que hicimos constar en los estados financieros auditados, certificaciones bancarias y extractos contables levantados al efecto comprobatorios de la veracidad de los hechos operacionales acaecidos. Las pruebas a lo predicho, fueron aportadas en los recursos en sede administrativa. Dichas pruebas demuestran que ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., nunca tuvo en su propiedad los indicados recursos económicos, por lo que las decisiones adoptadas por la DGII y la SEH no solamente desconocen el valor de las pruebas aportadas sino que además son injustas e irrazonables. La DGII ha impugnado la declaración de ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., correspondiente al ejercicio fiscal 2000-20001, por el hecho de que esta última compañía no hizo declaración jurada en cuanto a depósitos en garantía de clientes por la suma de RD$3, 221,790.00, pero por su naturaleza, esos recursos pueden ser exigidos o reclamados en cualquier momento por sus dueños y tales motivos no pueden ser contabilizados como ingresos, sino como "otras cuentas por pagar"; lo que significa que los depósitos en garantía no constituyen ingresos contables ni fiscales, en razón de que no han implicado ni originado la emisión de una factura, prestación de un servicio o la venta de algún bien gravado. Por otro lado la DGII ha impugnado la declaración de ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., correspondiente, al ejercicio fiscal 2000-2001, por el hecho de que no consignó dichos beneficios por la suma de RD$610,748.00, que se presumen como obtenidos por la inversión realizadas en compras locales ascendentes a la suma de RD$3,221.790, frente a dicha impugnación, ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., hizo valer que los auditores de la DGII esgrimieron una supuesta diferencia de RD$3,817,175, entre las compras locales reales y las compras locales presentada en la declaración jurada del impuesto sobre la renta y que a continuación sobre esa supuesta diferencia asumieron un margen presuntivo de beneficio del 16% equivalente a la suma de RD$610,748 como ingresos no declarados, lo que también es contrario a los principios universales sobre la prueba y en particular del artículo 1315.Que estos ajustes no fueron debidamente revisados ni sujetos a un análisis exhaustivo en el marco del recurso y por tal motivo ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., expresa su rechazo de tales impugnaciones por improcedentes. Además la recurrente, aporta una relación detallada del inventario de producto terminados, costo de producción y venta, movimientos y transferencias del inventario de productos en proceso y de todas las importaciones efectuadas durante el año fiscal 200-2001. La DGII ha impugnado la declaración de ALAMBRES DOMINICANOS, C.P.A., correspondiente al ejercicio fiscal 2001-2002, por el hecho de que los intereses pagados por ALAMBRES DOMINICANOS, C. POR A., por los recursos provenientes del préstamo concedido por el BANCO MERCANTIL, S. A. (hoy REPUBLIC BANK) a través de su filiar en Panamá (Mercantil DR) a la empresa Industria Beta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA