Sentencia nº 523-2019 de Suprema Corte de Justicia, del 21 de Marzo de 2019.

Fecha de Resolución:21 de Marzo de 2019
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

Resolución No. 523-2019

C.A.R.V., Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia, Certifica: Que en los archivos a su cargo hay un expediente que contiene una resolución de fecha 21 de marzo del 2019, que dice así:

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En nombre de la República, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia,

compuesto en la manera que se indica al pie de esta decisión y en Cámara de

Consejo:

Con motivo de la recusación contra los jueces de la Corte de Apelación de

Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís,

interpuesta por:

 I.M.R., dominicana, mayor de edad, portadora de la

cédula de identidad y electoral número 026-0139193-7, domiciliada y

residente en la calle D número 31, del sector Savica, en la ciudad de La

Romana, República Dominicana; debidamente representada por el Licdo.

F.A.G., dominicano, mayor de edad, abogado de los

tribunales de la República, portador de la cédula de identidad y electoral

No. 026-0010106-3 con estudio profesional abierto al público en la calle

C.M.N. 102, de La Romana, República Dominicana;

VISTOS (AS):

1) El oficio dirigido y depositado en la Secretaría de esta Suprema Corte de

Casación, en fecha 22 de febrero de 2019, el cual concluye así: del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

“PRIMERO: que se acoja como bueno y válido la presente solicitud de recusación al Pleno de la Corte de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, por todo lo antes expuesto; SEGUNDO: que la honorable corte de apelacion de niños, niñas y adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís; sobresea el recurso de apelación incoado mediante instancia de fecha 01 del mes de febrero de 2018, a requerimiento del señor J.E.G.S., y notificado mediante acto Número 1888/2019, de fecha 08 del mes de febrero de 2019, instrumentado por el ministerial C.V.R.D., ordinario del Juzgado Especial de Tránsito grupo II, del Distrito Judicial de La Romana; República Dominicana. Hasta tanto la honorable Suprema Corte de Justicia conozca de la presente recusación; Tercero: En atención a todo lo ante expresado, la señora I.M.R. por intermedio de su abogado apoderado, tiene a bien solicitar de la Honorable Suprema Corte de Justicia, decidir en cuanto a la presente solicitud de recusación en contra de la Corte de Apelación de Niños, Niñas, Adolescentes y Familia del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís”;

2) La Constitución de la República;

1) Los Artículos 14 de la Ley No. 25-91, del 15 de octubre de 1991, Orgánica de

la Suprema Corte de Justicia, modificada por la Ley No. 156 de 1997; 378 y

380 del Código de Procedimiento Civil; y 217 del Código para el Sistema de

Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas Y Adolescentes;

2) El Artículo 34 de la Ley No. 821, de Organización Judicial, modificada

por la Ley No. 255 de 1981; del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

EN CONSIDERACIÓN A QUE:

1) La Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento

Judicial de San Pedro de Macorís ha sido apoderada de un recurso de

apelación contra el auto No. 524/2018, de fecha 23 de octubre de 2018,

emitido por el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes del Distrito Judicial

de La Romana; a requerimiento del señor J.E.G.S. y

notificado mediante Acto No. 188/2019, de fecha 08 de febrero de 2019,

instrumentado por el ministerial C.V.R.D., alguacil

ordinario especial de Tránsito Grupo II del Distrito Judicial de La Romana,

República Dominicana;

2) El impetrante depositó por ante la Secretaría de esta Suprema Corte de

Justicia, en fecha 22 de febrero de 2019, su escrito de recusación contra el

Pleno de la Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del

Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, apoderada de dicho

recurso; alegando en su instancia, lo siguiente:

“La Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, ha actuado de manera ineficaz, poco apegado a las normas que rigen la materia, en relación a la protección de los derechos de la niñes en el caso que nos ocupa, violando la Constitución, respecto al bien superior del niño, toda vez que esta Corte ha permitido que el menor L.P.R.M.G.F. viva por tanto tiempo en condiciones infrahumanas, perdiendo un año escolar, (…) no tener del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

uno de los servicios más fundamentales, como lo es el agua y la energía eléctrica, servicios básicos que al menor L.P. no le fueron garantizados por esta Corte”;

“La impetrante desconfía del Pleno de esta honorable Corte de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, porque no ha sido capaz en cinco años y seis meses de garantizar al menos los servicios básicos para su supervivencia”;

“La contraparte está recurriendo en apelación una decisión puramente administrativa, no controvertida, por lo tanto no se trata de una sentencia, lo que la hace susceptible del recurso de apelación; en ese tenor la Sra. I.M.R. desconfía del rumbo en que se pueda orientar la Corte de Apelación de Niños, Niñas, Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís”;

3) El Artículo 378 del Código de Procedimiento Civil establece los motivos de

inhibición y recusación, siendo los mismos los siguientes:

“1) Por ser pariente o afín de las partes, o de una de ellas, hasta el grado de primo hermano inclusive;

2) Por ser la mujer del juez pariente o afín de una de las partes, o ser el juez pariente o afín de la mujer de una de las partes, dentro del grado referido, cuando la mujer estuviere viva, o si, habiendo muerto, existiesen hijos; si hubiere muerto y no quedaren hijos, ni el suegro, ni el yerno, ni del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

los cuñados, podrán ser jueces. La disposición relativa a la mujer ya muerta se aplicará a la mujer separada personalmente, si existieren hijos del matrimonio suspendido;

3) Si el juez, su mujer, sus ascendientes y descendientes, o afines en la misma línea, tienen una contienda sobre cuestión análoga a aquella que se discute entre las partes;

4) Por tener un proceso en su propio nombre ante un tribunal en que una de las partes sea juez; si fueren acreedores o deudores de una de las partes;

5) Si en el curso de los cinco años precedentes a la recusación, ha habido proceso criminal entre ellos y una de las partes, o su cónyuge, o sus parientes o afines en línea recta;

6) Porque exista proceso civil entre juez, su mujer sus ascendientes y descendientes, o afines en la misma línea, y una de las partes, con tal que este proceso, caso de haberlo iniciado la parte, hubiere sido antes de la instancia en la cual se propusiera la recusación; o si habiéndose terminado este proceso, se concluyó solamente dentro de los seis meses precedentes a la recusación;

7) Cuando el juez sea tutor, protutor o curador, heredero presuntivo, o donativo, patrono o comensal de una de las partes; si fuere administrador de algún establecimiento, sociedad o dirección, que sean parte en la causa; si una de las partes fuere su presunta heredera; del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

8) Cuando el juez hubiere dado consulta, alegado o escrito sobre el asunto debatido; si hubiere conocido de él precedentemente como juez o como árbitro; si hubiere solicitado, recomendado o provisto a los gastos del proceso; si hubiere declarado como testigo; si desde el principio del proceso, hubiere bebido o comido con una u otra de las partes en la respectiva casa de éstas, o recibido presentes de cualquiera de ellas;

9) Cuando hubiere enemistad capital entre el juez y una de las partes; como si hubieren ocurrido agresiones, injurias o amenazas hechas por el juez verbalmente o por escrito, después de la instancia, o en los seis meses precedente a la recusación propuesta”;

4) El Artículo 20 de la Ley No. 25-91, del 15 de octubre de 1991, Orgánica de la

Suprema Corte de Justicia, modificada por la Ley No. 156 de 1997, dispone:

“Artículo 20.- La recusación de uno o varios de los Jueces de la Suprema Corte de Justicia será decidida por la Suprema Corte de Justicia en pleno”;

5) El Artículo 380 del Código de Procedimiento Civil dispone que siempre que

un juez sepa que en él concurre un motivo de recusación de los previstos en

el Artículo 378 del mismo Código, debe declarar su voluntad de abstenerse

de conocer de la causa, estableciendo dicho artículo la regla aplicable a los

tribunales colegiados, que son los que deben decidir sobre la recusación o la del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

inhibición de sus propios jueces, siempre que la misma no recaiga sobre un

número tal de jueces que impida la constitución del tribunal;

6) Tomando en consideración lo precedentemente expuesto, resulta que en el

caso, la recusación de que se trata recae sobre el Pleno de la Corte de

Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de

San Pedro de Macorís, encontrándose dicha Corte incapacitada para

deliberar y fallar la presente recusación, por lo que en este caso corresponde

al Pleno de la Suprema Corte de Justicia decidir sobre ella y, si la encuentra

pertinente, declinar el asunto por ante otro tribunal de la misma jerarquía;

7) La recusación sometida a la ponderación del Pleno de la Suprema Corte de

Justicia tiene su fundamento en que “la Corte de Apelación de Niños, Niñas y

Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, ha actuado de

manera ineficaz, poco apegado a las normas que rigen la materia, en relación a la

protección de los derechos de la niñes en el caso que nos ocupa, violando la

Constitución, respecto al bien superior del niño, toda vez que esta Corte ha

permitido que el menor L.P.R.M.G.F. viva por tanto

tiempo en condiciones infrahumanas, (…) no ha sido capaz en cinco años y seis

meses de garantizar al menos los servicios básicos para su supervivencia”; del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

8) Es facultad de la Suprema Corte de Justicia apreciar las causas para acoger o

rechazar las demandas de esta naturaleza;

9) Examinada la recusación de que se trata y las razones hechas valer por la

impetrante en apoyo de la misma, así como las circunstancias del caso,

resulta conveniente, que el Pleno de la Suprema Corte de Justicia, haciendo

uso de sus facultades, proceda a acoger dicha la recusación;

Por tales motivos, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia RESUELVE:

PRIMERO:

Acoge la recusación del Pleno de la Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís, para conocer del recurso de apelación con relación a la conformación del Consejo de Familia interpuesto por el señor J.E.G.S.;

SEGUNDO:

Envía el conocimiento del proceso de que se trata por ante la Corte de Apelación de Niños, Niñas y Adolescentes del Distrito Judicial de Santo Domingo;

TERCERO:

Ordena que la presente resolución sea comunicada al Procurador General de la República y a las partes interesadas. del Departamento Judicial de San Pedro de Macorís. Expediente a cargo de la señora I.M.R..

Así ha sido hecho y juzgado por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia, en Cámara de Consejo, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, Capital de la República, el día jueves veintiuno (21) de marzo del 2019, años 175° de la Independencia y 155° de la Restauración.


(Firmados) E.H.M..- B.R.F..- P.J.O..- F.E.S.S..- J.H.R.C..- R.C.P.Á..- V.M.P.F.,
Juez Tercera Sala Cámara Civil y Comercial Corte Apelación Distrito Nacional.- H.A.S., Juez Tercera Sala Cámara Civil y Comercial Corte de Apelación Distrito Nacional.- Y.M.C., Juez Tercera Sala Cámara Civil y Comercial Corte de Apelación Distrito Nacional.- P.
A.S.R.,
Juez Segunda Sala Cámara Penal Corte de Apelación Distrito Nacional.- C.E.M.A., Juez Primera Sala Cámara Penal Corte Apelación Distrito Naciona.-

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran, en la audiencia pública del día, mes y año expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.

La presente copia se expide en Santo Domingo, Distrito Nacional, hoy día 29 de marzo del 2019, para los fines correspondientes. Exonerada de pagos de impuestos internos y sellos de impuestos internos.

Cristiana A. Rosario V.

Secretaria General