El acuerdo de Cooperación Laboral del TLC

 
EXTRACTO GRATUITO

"El acuerdo de Cooperación Laboral del TLC"

Lupo Hernández Rueda

Inicialmente, en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) no se contemplaban problemas laborales. Las preocupaciones de la AFL-CIO por una eventual pérdida de empleos y el cierre de algunas empresas norteamericanas, el temor de que el TLC pusiera en riesgo las economías agrícolas y el interés del gobierno norteamericano, con mayoría demócrata en el Congreso, de que éste aprobara dicho Tratado sin condiciones y por la vía más rápida, motivó al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos a realizar contactos con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social de México, resultando un memorándum de entendimiento y bases de cooperación. Canadá y México firmaron luego un documento semejante.

Preocupaba a los Estados Unidos, primero las grandes diferencias entre los sistemas laborales de las Partes contratantes; segundo, las limitaciones económicas y ecológicas de México; y tercero, las diferencias en los estándares ambientales y laborales entre Canadá, EEUU y México.

En 1992, el Presidente Bill Clinton señaló en una Universidad Estatal norteamericana las ventajas y las preocupaciones norteamericanas sobre el TLC y planteó la necesidad de establecer mecanismos que obligaran a cada Estado, a cumplir las reglas de protección sobre el medio ambiente y las relaciones de trabajo.

El Presidente exigió que estos acuerdos debían "contener una amplia variedad de sistemas de salvaguarda y soluciones, tales como fácil acceso a los tribunales, audiencias públicas, el derecho a presentar pruebas, procedimientos modernos y recursos efectivos.

"Negociaré -dijo- un acuerdo entre las tres partes que permita a los ciudadanos de cada país presentar demandas en su propio país cuando consideren que las reglas ambientales domésticas y los estándares laborales no han sido realmente aplicados".

En marzo de 1993, se iniciaron en Washington las negociaciones tripartitas sobre dichos acuerdos. Después de intensas negociaciones efectuadas en cada país, los textos definitivos se aprobaron y el 14 de septiembre de 1993 los jefes de gobierno de cada una de las Partes contratantes (México, Estados Unidos y Canadá), firmaron, en sus respectivos países, los correspondientes protocolos de los Acuerdos de Cooperación Ambiental y Laboral, los cuales entraron en vigor el 1ro de enero de 1994 junto con el TLC.

El Acuerdo Paralelo de Cooperación Laboral del TLC, persigue:

crear un mercado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA