La anchoa del Pacifico, Los camarones de Sanchez

 
EXTRACTO GRATUITO

"La anchoa del Pacífico, los camarones de Sánchez, los camarones de la costa atlántica de los EE. UU. (1 de 2)"

Ernesto Armenteros

De la serie meditaciones ecológicas.

SOBRE LAS "MEDITACIONES ECOLÓGICAS"

Preservar el medio ambiente es asunto de supervivencia de nuestra especie. Esto no se entiende o no se quiere entender cuando hay beneficios inmediatos en la depredación. En esta serie de "meditaciones ecológicas" quiero hacer un llamado a la conciencia de mi club de lectores sobre los beneficios de la preservación y la explotación sostenible de los recursos naturales del planeta frente a la depredación inconsciente.

Los ejemplos que expongo en estos artículos son una simple muestra de éxitos, fracasos y advertencia de posibles pérdidas irreparables.

Pudiera escribirles sobre los desaciertos que ocurren en el Amazonas, en África, China o en otras áreas de la República Dominicana. Pudiera referirme a uno de los países donde ha ocurrido uno de los desastres ecológicos más dramáticos del planeta, que es Haití. Pudiera referirme a desastres ecológicos históricos como los que llevaron a desaparecer culturas y pueblos, tal es el caso de los Maya en Centroamérica o el de los habitantes de la Isla de Pascua en el Pacífico, que nos dejaron las emblemáticas cabezas de gigantes en piedra como testigos mudos de un desastre de grandes proporciones. Pero creo que estos temas deberían de ser tomados y expuestos colegiadamente por expertos con mayor profundidad científica que la que yo pueda pretender con mis vivencias y lucubraciones.

HEMINGWAY, LAS ANCHOAS DEL PACÍFICO, LOS CALAMARES GIGANTES Y EL GIGANTESCO MARLÍN NEGRO DEL PACÍFICO:

Ernest Hemingway (1899-1961) fue un famoso escritor norteamericano que se destacó no solo por sus novelas, relatos, el periodismo y su participación heroica activa en la Primera Guerra Mundial y como corresponsal periodístico en la Segunda Guerra Mundial, sino como un gran deportista, cazador, pescador y bohemio. Vivió veinte años en Cuba y su bar favorito de La Habana es un lugar emblemático para turistas y locales. En las Bahamas hay otro bar que era asiduamente visitado por Hemingwa y después de sus excursiones de pesca ---las favoritas eran la de peces de pico, el marlín blanco, al marlín azul y el pez vela, que abundan en esas aguas---. He visitado el bar de La Habana (la Bodeguita del Medio) y el de las Bahamas; ambos lugares tienen como gran atractivo el que fueron lugares que eran preferidos por Hemingway y son muy populares. Las paredes de unos de los salones del bar de las Bahamas están completamente cubiertas de fotografía de Hemingway con los enormes peces de pico que capturaba. Me llamó la atención que los marlines blancos del Caribe eran en su mayoría de más de 400 libras. Hoy raramente se capturan ni la cantidad ni el tamaño de peces que Hemingway habitualmente pescaba. Esto es sin duda atribuible a la pesca indiscriminada de las últimas décadas y la polución de las aguas.

Conversaba sobre lo anterior con un primo amante del mar, la pesca y la preservación, quien me dijo que —ilusionado por pescar los gigantescos marlines negros del Pacífico que también pescaba Hemingway, frecuentemente pesaban más de mil libras— fue a visitar el lugar de pesca que lo acogía. El lugar es el Club de Pesca de Cabo Blanco frente a la costa del Perú. A diferencia del caso de los bares de La Habana y las Bahamas, encontró que el lugar estaba en ruinas y semiabandonado. Cuando preguntó qué había pasado, los nativos le informaron que ya no se pescaban los marlines negros en esa zona, que habían desaparecido; le dijeron que eso se debía a que el alimento preferido de los marlines eran los calamares gigantes que existían en esa zona, los cuales también desaparecieron.

El relato de mi primo me prendió un bombillo en la cabeza sobre la posibilidad de causa y efecto de un desastre ecológico y me motivó a satisfacer mi insaciable curiosidad. Muchos libros, revistas, memorias y fotografías de viajes, conversaciones y lucubraciones me han confirmado lo ocurrido. La historia es la siguiente.

El alimento de los calamares gigantes es la anchoa del Pacífico. La pesca de anchoa fue por décadas una de la industrias más importante del Perú. Estaba controlada por miles de pescadores que trabajaban en cooperativas y que por generaciones habían...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA