El asesinato como opción pragmática a eliminar el crimen, la eliminación de sátrapas y el terrorismo

 
EXTRACTO GRATUITO

"El asesinato como opción pragmática a eliminar el crimen, la eliminación de sátrapas y el terrorismo"

Ernesto Armenteros

Es frecuente que las noticias nos informen de la muerte de delincuentes en "intercambios de disparos" con la policía. Esta es una ocurrencia rutinaria que ya no nos causa sorpresa ni es motivo de indignación ciudadana o investigación alguna. Tampoco nos causa sorpresa que las muertes se las atribuyan a "intercambio de tiros" cuando todos sabemos que esto es una falacia tan poco creíble como eran las muertes por "accidentes de tránsito" en tiempo de Trujillo, cuando los cadáveres dentro del vehículo accidentado siempre aparecían acribillados a balazos.

En aquellos tiempos de la era de Trujillo entendíamos que eran "crímenes de estado" para preservar el estatus del Gobierno. Así lo continuamos creyendo durante el Gobierno de Balaguer y ciertos sectores de la sociedad todavía creen, ocasionalmente, que la solución de las inconveniencias de las manifestaciones públicas de los cabezas caliente es su eliminación física. Esta fue la práctica hasta el gobierno de Jorge Blanco, inclusive, y se ha reducido a un mínimo desde entonces para acá.

Pero, realmente sabemos que ordenar la muerte de delincuentes, o, —¡ups!— de cabezas calientes o adversarios políticos, o de rivales económicos o emocionales "que se van en la colá" son asesinatos, simple y puramente.

Obviando el caso de los asesinatos marginales, aceptamos los asesinatos a delincuentes con creciente normalidad como la única solución a la delincuencia.Estamos desarrollando, además, algo de admiración por los verdugos de esos malhechores por el "valor" involucrado en "eliminar" a los delincuentes a mansalva. Creemos que los policías y oficiales les están haciendo un servicio a la sociedad. No creemos que el proceso judicial es una solución a la criminalidad. Entendemos que la única forma de reducir la delincuencia es asesinando a los delincuentes sumariamente, sin perder tiempo con sutilezas de apresamientos y sometimientos al lento, complejo, costoso, y presumiblemente favorable a los delincuentes proceso judicial.

Si es cierto, o no, que el proceso judicial es favorable a los delincuenteslo cual se atribuye a la corrupción en el sistema jurídico es un tema sin transcendencia. Lo cierto es que lapoblación cree que lo es, lo cual es es validado por las opiniones de los policías que continuamente plantean que uno de los problemas de la creciente violencia de nuestra sociedad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA