Aspectos jurídicos de la instalación del problema de Los Haitises

 
EXTRACTO GRATUITO

Aspectos jurídicos de la instalación del problema de Los Haitises

César Antonio Vargas Pimentel

Para visitar el área de operación del proyecto de la Cementera es recomendable partir desde Santo Domingo, tomando la carretera Santo Domingo-Samaná y a la altura del kilómetro 61 se podrá encontrar el letrero al lado derecho que indica el camino vecinal que lleva al Distrito Municipal de Gonzalo, en la provincia de Monte Plata.

Era el 29 de abril de 2009, más o menos a las nueve de la mañana, cuando me dispuse a conocer los trabajos de acondicionamiento del terreno que se realizaban en la zona. Al no saber con exactitud el lugar donde se instalaría la cementera, decidí partir con Cirilo, quien conducía, y Joel, responsable de encontrar el área utilizando a Google Earth.

Pasamos por la Luisa Blanca y luego por la Luisa Prieta, entonces llegamos a Boyá. En Boyá preguntamos a un motoconchista y siguiendo sus explicaciones de cómo llegar a Gonzalo nos perdimos al doblar en una calle sin salida. Desubicados, bajamos el vidrio y un señor con sonrisa triste nos preguntó, antes de nosotros preguntarle a él, que dónde vamos. Le explicamos que a Gonzalo, nos indicó que nos llevaba si luego lo encaminábamos a la carretera Santo Domingo-Samaná, pues tenía que ir allá a cobrar un dinero.

No pasaron 7 minutos cuando don Simón nos empezó a revelar la historia de su vida, con tres ataques cardiacos, recién abandonado y golpeado por su ex esposa. Con un niño enfermo y utilizando muletas, nos llevó directamente a la zona de explotación donde se empezaban a realizar los primeros trabajos de acondicionamiento del terreno para la explotación de caliza y las operaciones de cemento.

Aunque no es nativo de Boyá, don Simón había desarrollado los últimos años de su vida en la zona, la cual conocía bastante bien, pues desde hacía años se dedicaba a realizar pequeños préstamos y negocios con parceleros.

Al llegar directamente a la zona de explotación, nos habíamos encontrado que las operaciones de la empresa se desarrollaban en una zona económicamente deprimida, aislada del pueblo de Gonzalo por tan solo unos kilómetros. Una vez en el lugar tomamos fotografías, conversamos con los obreros, maroteamos guayabas silvestres y nos dispusimos a volver a Santo Domingo.

ASPECTOS JURIDICOS DE LA INSTALACION DE UNA CEMENTERA:

Nuestra ley ambiental, así como los reglamentos y normas vigentes, establecen los presupuestos mínimos requeridos para que el Estado otorgue una licencia ambiental a cualquier obra, proyecto o instalación con impactos ambientales significativos.

La instalación de una cementera requiere la realización de una evaluación de impacto ambiental (EIA) en la cual se caracteriza la flora y fauna de la zona. Es decir, el EIA realiza un informe que contiene la situación ambiental actual del área que se pretende explotar. El EIA requiere además, sobre la base de los conocimientos científicos, el estado de la ciencia, la práctica comercial en el caso de las cementeras, realizar una predicción futura que identifique todos los impactos negativos y positivos que el proyecto tendrá en torno a los recursos naturales, culturales, sociales, paisajísticos, económicos e inclusive en la salud tanto de los trabajadores del proyecto como de las comunidades aledañas.

Una vez presentado, el informe ambiental debe ser sometido a evaluación por parte de las instancias ambientales correspondientes. Un comité técnico interdisciplinario de evaluadores ambientales discute los datos resultantes del informe, pondera los impactos a corto, largo y mediano plazo, y además si estos son inmediatos, acumulativos, remediables, reversibles, mitigables, reparables, y su costo.

El Estado dominicano no puede...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA