Bandas, pandillas de adolescentes delincuentes

 
EXTRACTO GRATUITO

"Bandas y pandillas de adolescentes delincuentes"

Héctor Dotel Matos

Se dice que en nuestros dias los jovenes se integran tarde al mundo de los adultos. Que ellos perduran mas prolongado tiempo que antaño sometidos al regimen del escolar o de aprendiz y dependiendo de sus padres. Concretamente casi adultos registran como antagonista

esta sociedad que los trata como niños.

Ellos se rebelan contra lo que les parece una novatada continua agrupandose entre si, segun sus afinidades, encontrandose en los colmadones y pulperias o en las esquinas. No se cansan de oir la musica reggue y la bachata. Casi todos visten el pantalon, "Jeans" el cual es simbolo casi universal, para bien marcar su oposicion al mundo de los adultos, que les parece a menudo a traves de su familia como convencional, frio, y materialista.

El trabajo moderno fragmentado y mecanico no les satisface de ventaja, excepto por el dinero que se adquiere, de suerte que muchos vacilan entre la ensenanza de un oficio que alarga su subordinacion y un trabajo de obrero que les franquea. El deporte con sus obligaciones de entrenamiento regular no les atrae mas que de otras sociedades de jovenes que todas tienen sus exigencias y demandan una especie de

compromiso. Esos jovenes nihilistas, como se les ha llamado, se confinan en los esparcimientos pasivos: cine, espectaculos

de beisbol, baloncesto y los encuentros con los "compinches" en las esquinas.

Esos grupos incoloros tienen sin embargo un potencial a la vez positivo y negativo. Ellos pueden ingresar de un lado o de otro segun el tipo de muchacho. Basta que uno socialmente inadaptado o activamente asocial se imponga en el grupo para que el salga de su pasividad y se lance en las aventuras.

Al comienzo, ellos no se juntan para cometer delitos. Pero segun los lideres, atraviesan ocasionalmente el limite indeciso del permiso y enardecidos por el exito comienzan de nuevo o se hace mas audaz y se convierte en una banda de delincuentes.

De manera general, esas bandas son poco estructuradas, se hacen y se deshacen.

En las grandes ciudades norteamericanas, las bandas criminales se reclutan sobre todo entre los negros, los inmigrados mexicanos, puertorriqueños o dominicanos, las bajas clases que viven en los tugurios sin actividades sociales; la reaccion a sus condiciones de vida miserable.

Esas bandas son fundadas en mediana de 30-40 jovenes de 13 a 19 años, pero sobre todo de 15 a 17 años que no trabajan. Ellos son mas o menos organizados...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA