Ciudadanía y la lucha contra la impunidad

"Ciudadanía y la lucha contra la impunidad"

Carlos Morel

Especialista en cooperación internacional y desarrollo.

…

El caso de Odebrecht en Latinoamérica no puede reducirse al simple soborno de múltiples oficiales gubernamentales en distintos países. Representa más bien un ejemplo en la capacidad de un actor internacional no estatal (AINE) para convertirse en un verdadero agente de poder político. Esta actuación se da en el marco de la incapacidad de la comunidad internacional para concebir como sujetos del derecho internacional a organizaciones, principalmente corporaciones multinacionales, que son capaces de existir y operar más allá de las fronteras de un solo país . Falta mucho aún para que podamos contar con un sistema internacional de derecho robusto y políticamente consolidado que cuente con la capacidad policial para accionar contra los AINE. Mientras tanto, la realidad de que una multinacional como Odebrecht tenga capacidad de influir en el devenir político de múltiples países debe tener algún tipo de respuesta más allá del ámbito de los sistemas judiciales nacionales, particularmente en aquellos países como la República Dominicana en los que el vínculo entre Odebrecht y el partido gobernante es muy fuerte y la confianza en que el Estado pueda odrá hacer justicia es casi nula.

Este artículo se organiza de la siguiente manera. Primero, se examina la naturaleza de Odebrecht como un actor internacional y su considerable capacidad de influir en los países donde realizó negocios, particularmente en la República Dominicana. Segundo, se discute la posibilidad de acciones internacionales con relación a las actividades de Odebrecht en nuestro país y se explora la viabilidad de estas acciones para los actores civiles y políticos democráticos que buscan luchar contra la impunidad. Finalmente, se concluye que estas acciones necesariamente tienen que tener un corte político, primero porque no existe un marco internacional de derecho para atender a casos como este, y segundo porque en el contexto de la República Dominicana el actuar de Odebrecht se relaciona directamente con la política electoral e institucional del gobierno de turno.

ODEBRECHT COMO UN ACTOR INTERNACIONAL NO ESTATAL

Odebrecht no puede considerarse meramente un actor privado; su capacidad de actuar a nivel internacional es comparable con la de un Estado. El derecho internacional, en el cual se entiende como sujeto principal al Estado, ha tardado en adaptarse a una realidad de un mundo globalizado donde actores internacionales no estatales se han convertido en verdaderas fuerzas económicas y políticas con la capacidad de negociar directamente con los Estados. En el mundo globalizado, que ha surgido desde el fin de la guerra fría y el establecimiento de la economía liberal como dominante en el mundo, los actores privados han ido asumiendo funciones y responsabilidades que antes nunca habrían tenido . Por ende:

Un análisis serio de los potenciales agentes de justicia debe incluir tales actores e instituciones en vez de, dogmáticamente, mantenerse en el centralismo del Estado [y que] es precisamente una reconfiguración de poder a nivel global, que en la etapa actual de la globalización es profundamente diferente que cualquier otra fase [anterior]. Tanto así que no sólo las institucionales transnacionales son cada día más difíciles de controlar por el Estado, sino que en ciertos dominios los patrones tradicionales de control y poder se han revertido .

Incluso, de manera creciente, las acciones de compañías multinacionales y algunas ONG (como la FIFA) tienen un efecto directo en la política nacional e internacional de diversos Estados. El caso Odrebrecht es solo uno más de muchos que se repiten cada vez con mayor frecuencia a nivel mundial. Algunos de estos ejemplos van desde influencia en cambios legislativos, como el caso en el que Budweiser y FIFA presionaron para cambiar la legislación sobre bebidas alcohólicas en eventos deportivos en Brasil , hasta acciones bélicas y violación de derechos humanos, como el rol de compañías privadas armadas en la guerra de Iraq, donde el gobierno de los EE. UU. las contrató para realizar servicios de seguridad, en cuya ejecución fueron cómplices de múltiples violaciones de derechos humanos .

Claro está, no podemos considerar cualquier actor privado que realice acciones de importancia económica, social o política en más de un país como un agente internacional cuyas acciones, por ende, requieren de respuestas legales y políticas internacionales. Es necesario aproximarnos a una definición y establecer cuáles son las características de tales actores para ver qué tanto cumple Odebrecht con estas. Sin embargo, es importante no establecer...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba