Compañias offshore, planificacion corporativa

 
EXTRACTO GRATUITO

"Compañías "offshore" y planificación corporativa"

Ana Isabel Messina

Las compañías "offshore" representan una modalidad de Sociedad Comercial que tiene su origen en el antiguo derecho del "Common Law". Estas son compañías en las cuales una o más personas físicas o morales, de cualquier nacionalidad, al suscribir el Contrato de Sociedad, crean una persona jurídica para la realización de cualquier objeto lícito o negocio, con la finalidad de que la misma realice sus operaciones, o la mayor parte de ellas, fuera del territorio en donde fue legalmente constituida.

Estas compañías presentan una serie de ventajas y características que varían según la jurisdicción "offshore" que haya sido elegida, pero cinco de ellas les son comunes a todas:

Rápida incorporación, como consecuencia de la flexibilidad que presentan en lo relativo a requisitos de fondo y forma. Gracias a esto, dichas compañías toman generalmente entre 2 y 4 días laborables para constituirse.

Existencia de un gran nivel de discreción y excesiva confidencialidad. Las jurisdicciones "offshore" manejan las operaciones relacionadas con las diversas compañías, bajo la más absoluta discreción y confidencialidad, lo que representa un enorme atractivo para los inversionistas que se ven tentados por las variedades financieras y corporativas que ofrecen estas jurisdicciones. Esta confidencialidad se verifica en la forma de emisión de las acciones de la compañía, pues todas pueden ser emitidas al portador, y de esa manera no habrá constancia de quiénes son realmente los accionistas de la compañía, pues no hay en ese caso necesidad de dar a conocer sus verdaderas identidades, ni de la porción del capital de la compañía de la cual son propietarios, además de que en estos países no existen controles para determinar la real propiedad de las acciones de la compañía

La discreción y confidencialidad aumentan en la medida en que la jurisdicción "offshore" elegida sea además uno de los denominados "paraísos fiscales", que no son más que aquellos países que establecen ciertos privilegios para la inversión financiera y económica, específicamente en el área impositiva, con incentivos poco despreciables para los inversionistas.

Pago de impuestos únicos, sólo al momento de constituirse en la jurisdicción "offshore" de que se trate. Estos impuestos de registro por lo general no son muy onerosos; en algunas jurisdicciones se toma en cuenta el porcentaje del capital invertido en la compañía, y en otras se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA