Composición del expediente clínico y su acceso por parte del titular y terceros

 
EXTRACTO GRATUITO

"Composición del expediente clínico y su acceso por parte del titular y terceros"

Erick Albert Stern Comas

Abogado asociado en Estudio Jurídico y Notaría VC Stern & Asociados en Santiago de los Caballeros.

easterncomas@gmail.com

RESUMEN:

El autor analiza la composición del expediente clínico en la República Dominicana, su carácter de documento personal reservado y las condiciones por las cuales el paciente, así como terceros, podrán tener acceso a dicho expediente.

PALABRAS CLAVES:

Expediente clínico, datos personales, Ley 172-13, confidencialidad, secreto profesional, Constitución, derecho constitucional, República Dominicana.

INTRODUCCIÓN:

El expediente clínico es un conjunto de documentos de carácter personalísimo que refleja las condiciones de salud y hábitos de vida de su titular. Es preparado por —y queda en manos de— los prestadores de servicios de salud, pero se trata de un documento al cual el titular tiene un interés especial en acceder. Por igual, ocurren situaciones en las cuales terceros pueden ostentar un interés legítimo en revisar dicho expediente. En lo adelante analizaremos las condiciones de acceso de titulares y terceros de cara a las siguientes cuatro preguntas:

  1. ¿Cómo se compone un expediente clínico y de qué grado de confidencialidad se reviste?

  2. ¿Puede el titular acceder a su expediente clínico de manera incondicionada?

  3. ¿Puede el titular permitir el acceso a su expediente clínico a terceros y cómo debe materializarse este acceso?

  4. ¿Pueden los terceros solicitar el acceso al expediente clínico aun sin el consentimiento del titular?

    Considerando que el ordenamiento jurídico dominicano no es diáfano respecto a estas cuestiones, procederemos a exponer nuestra postura de manera motivada:

  5. COMPOSICIÓN Y GRADO DE CONFIDENCIALIDAD DEL EXPEDIENTE CLÍNICO

    El expediente clínico, también llamado extraoficialmente "historial médico" o "historial clínico", es definido por las Normas nacionales del expediente clínico de la atención médica, expedidas por el Ministerio de Salud Pública en el año 2003, de esta manera:

    3.4.- el conjunto de documentos escritos, gráficos e imagenológicos o de cualquier otra índole, en los cuales el personal de salud, deberá hacer los registros, anotaciones y certificaciones correspondientes a su intervención, con arreglo a las disposiciones sanitarias.

    Tambiéb aclaran las normas que dicho expediente se compone de todos los documentos generados durante las consultas externas, las atenciones de urgencias y las hospitalizaciones, es decir, desde los interrogatorios hechos durante la consulta inicial, hasta el consentimiento informado suscrito por el paciente e incluso las solicitudes de acceso que se hayan hecho al expediente.

    Para las Normas, el expediente es propiedad del prestador de servicio de salud que lo elabora y el paciente solo puede acceder a un resumen o certificación de su contenido, siempre que lo solicite por escrito y de manera motivada:

    4.3.- Los expedientes clínicos son propiedad de la institución y del prestador de servicios médicos, sin embargo, y en razón de tratarse de instrumentos expedidos en beneficio de los pacientes, deberán conservarlos por un período mínimo de 5 años, contados a partir de la fecha del último acto médico.

    Esta propiedad le reviste de una confidencialidad oponible incluso al paciente, quien debe solicitar el acceso por escrito y de manera motivada a su propio expediente:

    4.5.- Los prestadores de servicios otorgarán la información verbal y el resumen clínico deberá ser solicitado por escrito, especificándose con claridad el motivo de la solicitud, por el paciente, familiar, tutor, representante jurídico o autoridad competente. Son autoridades competentes para solicitar los expedientes clínicos: autoridad judicial, órganos de procuración de justicia y autoridades sanitarias.

    De esto podemos extraer que el acceso por parte de terceros a los expedientes clínicos queda vedado, salvo orden judicial, a menos que se trate de familiares, pero, como las Normas no especifican cuáles familiares, este punto queda sin determinar.

  6. EL ACCESO DEL PACIENTE A SU PROPIO EXPEDIENTE CLÍNICO. ¿A QUIÉN PERTENECE FINALMENTE EL EXPEDIENTE?

    Si bien las Normas meridianamente dicen que el expediente no pertenece al paciente, sino al médico, no podemos soslayar el régimen jurídico implantado por la Constitución dominicana en su redacción del 2010 y la Ley 172-13 sobre la protección de datos de carácter personal, promulgada el 13 de diciembre de 2013, la cual tiene como objetivo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA