Consideraciones sobre el nombre comercial en la República Dominicana

 
EXTRACTO GRATUITO

"Consideraciones sobre el nombre comercial en la República Dominicana"

María del Pilar Troncoso

Presidente de la Asociación Dominicana de Propiedad Intelectual (ASIPI) y socia fundadora de la firma Troncoso Leroux.

RESUMEN:

Se destacan las diferencias en los alcances de la protección prevista para nombres y marcas en la Ley núm. 20-00 en cuanto a la adquisición de la titularidad de derechos ellos, el acceso a su registro y cancelación, y su uso en el comercio.

PALABRAS CLSVES:

Nombre comercial, marca, confundibilidad, distintividad, abandono, cancelación, uso en el comercio, registro, derecho de autor, República Dominicana.

INTRODUCCIÓN:

La protección del nombre comercial en la República Dominicana se remonta al Convenio de la Unión de París para la Protección de la Propiedad Industrial (CUP) del año 1883. Sin embargo, es una figura que por su complejidad se ha tratado de forma ambigua, lo cual ha causado inconvenientes en los casos de acceso a registro y resolución de los conflictos planteados por particulares.

Según el artículo 8 del CUP, "el nombre comercial se protegerá en todos los países de la Unión, sin obligación de depósito ni de registro, forme o no parte de una marca de fábrica o de comercio". Esta disposición ha generado diferencias respecto a cuál es realmente la protección que debe dársele al nombre comercial en cada uno de los países. Así, algunos Estados —como España— han considerado que el CUP no especifica el contenido de la protección que debe dársele al nombre comercial y, en consecuencia, la jurisprudencia ha determinado que fuera de las acciones de nulidad previstas en la ley, el nombre comercial no tiene más protección que la competencia desleal y la única opción para las acciones por infracción no es otra que su registro.

En cambio, países como Francia y Argentina, en los cuales no existe un sistema de registro, consideran que la protección puede ser invocada por el titular con la sola prueba del uso del nombre comercial.

Entendemos que ante los términos tan generales del CUP, la protección de un nombre comercial debe basarse en una práctica racional y leal dentro del mercado. Así, pues, no es racional reconocer la protección de un nombre comercial que ha sido usado o registrado en un país de la Unión dentro de otro en el que no ha sido usado ni se conoce. Pero, de igual forma, tampoco es justo desconocer la protección de un nombre comercial de un país de la Unión que no ha sido usado de manera real y efectiva en otro y cuyo conocimiento, empero, ha trascendido en los consumidores de ese país. Es por esto que muchas veces resulta difícil solucionar las disputas con relación a nombres comerciales, ya que deben tomarse en cuenta muchos factores, tales como los inherentes a la naturaleza y protección que se les day otros, de carácter externo, como son la actividad comercial realizada, el área geográfica donde se realiza la actividad, el conocimiento del nombre por los consumidores, etcétera.

La ley dominicana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA