Constitución política, constitución social

 
EXTRACTO GRATUITO

"Constitución política y constitución social"

Juan Pellerano Gómez

LA SOCIEDAD Y EL PODER:

La dominicana, al igual que todas las sociedades, revela en su vida cotidiana múltiples conjuntos de relaciones entre las personas que la integran, en función de las cuales determinan sus conductas recíprocas. En otras palabras, en la sociedad, las personas se encuentran en permanente interacción, la cual se produce igualmente entre lo grupos de per onas que integran la colectividad.

Cualquier sociedad no sólo es un haz de las interacciones de los individuos y de sus grupos, ella está igualmente constituida por una gama de instituciones de índole y objetos diversos: económicos, políticos, religiosos, familiares, educacionales, recreativos y otros, por los cuales manifiesta sus elementos normativos y valorativos.

Toda sociedad evidencia en la interacción de las personas como en el funcionamiento de sus grupos y, a la vez, en las manifestaciones de éstos en las distintas instituciones, lo mismo que en el Estado, que algunas personas o grupos disponen de los medios indispensables para lograr, de aquellos con quienes se relacionan, que hagan o se abstengan de hacer tal o cual acción en el decurso de la vida social. Es decir, en toda sociedad existe el poder de uno o de varios sobre las demás personas, grupos o instituciones.

Otra fuente a través de la cual se manifiesta el poder en la sociedad es la que corresponde a los llamados "recursos" que personas y grupos pueden disponer y utilizar para mejorar o aumentar su posición de poder. Es opinión ampliamente admitida que existen cinco tipos de esos recursos: a) el poder militar, policial o criminal que controla la violencia; b) el poder económico que controla la tierra, la fuerza laboral, el capital y la producción; c) el poder político que controla la toma de decisión legítima y definitiva en el ámbito de un territorio específico; d) el poder tradicional o ideológico que controla las creencias y los sistemas de valor, la religión, la educación, el conocimiento especializado y la propaganda; y, e) el poder de los medios de entretenimiento que controla los intereses hedonísticos, la recreación y la diversión.

Aun cuando teóricamente esos "recursos" están a disposición de todos los miembros de la colectividad, en la realidad de los hechos, tienden a pertenecer de manera más o menos estable a determinadas personas o grupos, los cuales constituyen centros o estructuras segmentarias de poder, en razón de que cada uno solo abarca un aspecto del poder total que se produce en sociedad.

Las distintas estructuras segmentarias de poder tienden a condicional- las respectivas manifestaciones de los distintos aspectos de la vida de las personas, de sus grupos y de la instituciones que integran la sociedad.

Esto acontece en toda la sociedad y en los grupos que la integran, mediante un conjunto de usos y normas que según su naturaleza y objeto revelan la forma en que están constituidos o, lo que es lo mismo, expresan su constitución. Así, el fenómeno constitucional se manifiesta en todos los aspectos de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA