Contratos principales, accesorios, grupos, cadena

Contratos principales y accesorios: grupos y cadena

Julio Miguel Castaños G.

Tomando en cuenta la dependencia de un contrato de otra convención principal, la doctrina los clasifica en “principales” y “accesorios”. Los contratos principales son aquellos cuya existencia es propia e independiente, aquellos que se forman sin necesidad de que exista otra convención de la cual ellos dependan. Por el contrario, los contratos accesorios suponen, necesariamente, otro contrato al cual ellos están unidos y del cual aseguran su ejecución1.

Desde el punto de vista clásico, la doctrina identificó al contrato de venta, el alquiler, el depósito, entre otros, como contratos principales; y dentro de los contratos accesorios al de matrimonio, ya que el mismo sin la existencia de un casamiento válido no se puede realizar. El contrato de garantía (hipoteca, prenda, fianza)2, no se podrá constituir si no existe un contrato principal que haga a una parte deudora de otra; y, en el caso de la constitución de hipoteca, no pueden existir sin la presencia de una acreencia.

Modernamente, la doctrina ha evolucionado en el análisis jurídico de la antítesis que de hecho se plantea al momento de comparar a los contratos principales y los accesorios. La complejidad de los negocios jurídicos de la vida contemporánea ha forzado a descubrir nuevas maneras de contratación que involucran el talento creativo de los ingenieros del derecho. Los contratos complejos o grupos de contratos y las cadenas de contratos, son identificados actualmente como las variantes más relevantes dentro del ámbito de los contratos innominados.

Un contrato es complejo cuando combina varios tipos de contratos nominados, por ejemplo un contrato de alquiler con opción a compra concluido entre esposos, a fin de burlar las prohibiciones de la venta entre ellos. Así como también ocurreen el caso de grupos de contratos que involucran combinaciones entre contratos nominados e innominados, tal como es el caso del contrato de hotelería, que es a su vez un alquiler de habitación, un contrato de parqueo, y de servicios múltiples, etc. O, como también ocurre, en el caso de los contratos marco que se concluyen con el interés de establecer una visión completa del negocio en cuestión, pero que para su ejecuciónfinal necesita de la suscripción de múltiples contratos dependientes sometidos a las condiciones pactadas en el contrato principal.

Toda operación que implique un paquete o sistema contractual, podría conformar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba