Creando el futuro

 
EXTRACTO GRATUITO

Creando el futuro

"Discurso; Del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa."

Discurso pronunciado por el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, con motivo de la inauguración del nuevo edificio para la Jurisdicción Inmobiliaria en Santiago, en el marco del Programa de Modernización de la Jurisdicción de Tierras.

Deseo comenzar estas palabras con mi agradecimiento a todos ustedes por acompañarnos en un momento tan especial.

Sin duda que este va a ser un día memorable para Santiago y toda la región, porque se hace un acto de justicia al incorporar la modernización de la Jurisdicción Inmobiliaria al desarrollo regional.

La modernización debe ser una política clave del Estado, tanto para la legitimidad de la democracia y las instituciones públicas, como para la competitividad de nuestra economía y la calidad de vida de nuestra gente. Un puñado de ideas y logros que compartiré con todos ustedes son líneas que guardan estrecha relación con nuestros mejores anhelos, los que fueron impulsados por la energía que sólo se obtiene de los emprendimientos colectivos.

El Estado de Derecho es un compromiso irrenunciable para el pleno funcionamiento de la Justicia, y aquí debo subrayar el cometido que conlleva nuestra labor para que desde esta noble edificación sea propalado en toda su resonancia y llegue sin subjetividades al pueblo.

Nos estamos forjando en una acción cotidiana y como en todo acto de creación institucional el camino es largo y desconocido en parte. Los problemas de la construcción material nos absorben y por ello es preciso luchar contra los autos de fe y las verdades reveladas que desde una superstición antojadiza nos impiden arribar a la verdadera cosmovisión del hombre de justicia, del justiciable y de nuestra sociedad.

Es la voluntad del pleno de la Suprema Corte de Justicia que despliega en todos los sentidos la conciencia de una irrenunciable vocación por hacer las cosas que corresponden hacer, y aquí debo destacar que no sin tropiezos estamos avanzando en nuestra marcha, más allá del coro de inconformistas que siguen atados a los viejos métodos; aún así continuamos empeñados en transparentar todos nuestros actos, aún a riesgo de saber que toda construcción noble y duradera: tiene un camino sembrado de escollos; pero en virtud de esta determinación es que ponemos nuestro mayor celo en extremar al mínimo el margen de errores. Ya lo dijo Goethe al afirmar:

"El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada". Sin descuidar por un minuto el día a día, el duro trajinar de la compleja agenda que nos corresponde por encomienda, que nutre pero que también desgasta, tenemos nuestra vista puesta en el futuro, que no es otro que el diseño de una geografía tangible de la realidad, cuya incumbencia jamás deberá ser atendida por presiones de una coyuntura mediatizada que a fuerza de su propia imposición, no deja de ser irreal.

Apostamos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA