Decreto Nº 1150. Autorizacion a The Hanover Fire Insurance Co., de New York, E. U. de A., para que Pueda Dedicarse en el Pais Al Negocio de Seguros Maritimos.

 
EXTRACTO GRATUITO
-307-
GOBIERNO
MILITAR
DE
SANTO
DOMINGQ.
Orden Ejecutiva
No.
511.
G.
O.’No.
3138.
En virtud de
10s
poderes de que se
halla
iizvestido el Gobirr-
no Militar de Santo Domingo,
se
dicta
y
promulga
la
siguiente
Orden,E jecutiva sobre registro de tiexas
y
sobre deslinde, men-
sura,
y
particih de terrenos
comuner~~.
PREAMEULO
Es
notorio el hecho de que muchos titulos
de terrenos en Santo Domingo
son
tan cmfusos
y
dudosos que
impiden el fomento de la riqueza del pais, se .prestan a1 Iraude
y
a1 chantage
en
gran escala, y dan origen
a
que
10s
verdaderos
dueiios se vean despojados de
sus
tierras, lo cual da
iugar
a des-
6rdenes
y
alteracih de la paz y a que
se
pierda
la
confianza en
el Gobierno; Este estado de cosas se ha dzdo a conocer
anteriormente, en varias proclamas, decl-etos y leyes
;
per0 han
sesultado infructuosos y de pcca
o
ninguna utilidad cuantos
es-
fuerzos se han hecho, por medio de !eyes, y de otros modos, con
el fin de remediar el
mal
;
POR CUANTO:
Para
remediar este estado de eosas, es-
tablecer
la
confianza en
10s
derechos de propiedad, y devolver la
tranquilidad a1 pais, es necesaria una medida enkrgica que de-
termine
10s
verdaderos derechos de propiedad de las tierras y
obligue
a
su registro segun un mktodo ciectifico
;
Los tribunales existerites estari sobrecar-
gados de trabajo, con asuntos criminales
y
civiles,
y
%e hace sentir
la necesidad de un tribunal especial que
se
ocupe exclusivarnente
en solucionar el problema de
10s
titulos
de propiedad.
n
En
de
que.
esto se resuelva de
modo
satisfact6rio
;
En virtud de
10s
poderes de que se
hdla
investido el Gobierno Militar de Santo Doniingo, y del deber y
facultad que residen en todo gobierno de eliminar obstaeulos que
estorben el fomento de la riqueza del pais, proteger
la
propiedad,
devolver la tranquilidad, y conservar la paz,
se
dicta y
prornglga
la siguiente Orden Ejecutiva que dispondri, el iegistro de
las
tie-
mas,
y
el deslinde, mensura
y
partici6n de
10s
terrenos comune-
POR CUANTO:
POR CUANTO:
POR CUANTO:
POR
TANTO:
ros
:
CAPITULO PRELIMINAR.
ARTICULO
lo.
La presente Orden Ejecutiva se
denorni-
namk “Ley de Registro de Tierras”, y tendra
el
fiq
de
registrar
sin demora, todas las tierras ubicadas
dentro
de’
territwic.
de
la
Reptiblice Dominicana, y el desiinde, mensura
;
~~
.
c’
.%
de
10s
t,
terrenos eomuneros. Ambas cperaciones se declaran de Orden
Pbblico.
Siempre que se empleen
en
esta Ley las palabras “Terrenos
Comuneros”
o
“Sitio Comunerc
I”,
se entenderan que significan pre-
dios indivisos de terrenos que pprtenezcan,
o
que se digan pertene-
cer, a dos
o
mas personas,
cuyos
derechos esth representados en
acciones denominados “pesos”,
u
otras unidades que mas bien
guarden relaciones
a1
valor
o
derechos proporcionales que a1 area
del terreno perteneciente a dichas personas
o
reclamada por ellar
;
y
siempre que se empleen
las
palabras “pesos de
titulo”
se
cn-
tenderan que significan 10s titulos sobre “Terrenos Corrlineros”
o
“Sitios Comuneros”; sin embargo, de todos
10s
terrenos
corn-
prendidos dentro de un perimetro quedaran excluidas (a)
las
extensiones determinadas sobre
las
cuales tenga derecho otipa
persona por prescripci6n de conformidad con el articu!o
69;
y
(b)
las
extensiones determinadas sobre las cuales ha) an adqui-
ride
10s
que actualmente ocupen
10s
twrenos, el dereclio
<le
pro-
piedad a que se refiere el
aiticuio
87
de esta Ley. Adeinis,
siempre que todas las acciones corrt?spondientes a un ritio
cornu-
nero se hubieren adquirido por una sola persona, regirkn las
dis-
posiciones de esta Ley en
lo
que se refiere
a
la determ.inaciciii del
valor de
10s
titulos representados en acciones, en
la
niisma for-
ma
y
extensicin que si la tierra estuviere indivisa.
Siempre que se emplee en esta Ley la palabra “persona”,
se
entendera que incluye
a
las compaiiiias, asociaciones,
cornpa-
fiias por acciones, corporaciones particulares
o
pfiblicas,
o a
cualquier otra organizacih parecida,
o
a la Republica Domini-
cans,
o
subdivisi6n politica de la misma,
o
a cualquiera otra per-
sona
juridica.
Para
10s
efectos de esta Ley,
10s
terrenos se comiderariitn
“poseidos”
:
(1)
cuando se hallen cultivados
o
dedicados
a
cualrltiier
otro
us0 lucrativo
;
(2)
cuando se encuentren cercados por medio de empaliza-
das, murallas, setos, zanjas, trochas,
o
en cualquier otra forma
que
se
preste para indicar las colindancias
;
(3)
cuando se hayan medido por un agrimensor phblico
se-
g6n conste en acta de mensura y plano.
Siempre que
se
emplee en esta Ley la palabra “d6lar” se ea.
tendera que significa una moneda de
10s
Estados Unidos
o
su
equivalente en moneda de la Republica Dominicana.
Siempre que se emplee en esta Ley la palabra “tribunal”
se
sobreentederh “el Tribunal de Tierras”,
a
menos que.el context0
requiera otra interpretacih.
Las palabras “Tribunal de Tierras” abarcaran cualquier
tri-
Ilc
c
c
bunal que actue conforme
a
las
prescripcioiies de
est8
Ley,
y
prenderan el Tribunal Superior de Tierr::s
y
!os
dem5s
tribuna-
les presididos por un
solo
magistrado
o
juez.
Para
10s
fines de esta
I
e:’
!a,
ti-.rra
,ce considerarii registra-
da, cuando por medio de un decrsto
Enal
(le1
Tribunai
de Tierraq
se
haga constar el derecho de
proaiednd
de
la
peT,:dva
o
personae:
qlie dicho tribunal considere
dueiias
d?
la
tierra,
y
dicho
decret,.,
haya sido transcrito en un certi!ic.xlq
(:e
titulo expedido a
nom-
bre de
tal
persona
o
personas.
La palabra “transcripcih”
para
10s
efectm de esta
Ley
sig-
nificara la copia
in
extenso
de documentos relacionados
con
las
tieiras,
y
que se entreguen a
10s
reg-istradores de titulos
para
ser
registrados.
Los
juramentos y declaraciones que requiere esta Ley
po-
dran tomarse por
o
ante cualquier funcionario que se halle debi-
damentz autorizado por
las
leyes de
la
Republica Dominicanz
;
sin
embargo, en e! extranjero podran to?xzarse juraxentos
o
deciara-
ciones ante cualquier funcionario que teng‘i
ur,
sei10
j.
que est6
autorizado
a
tomar jurarnentos
y
declaraciones
dentro
de la
ju-
risdiccibn del lugar en que deban ser presentados
diciios
jura-
mentos
o
declaraciones; peio Tara
16s
efectos
de
&a
Ley no
st!
aceptara atestacih, juramento,
o
declaracih que aparezca en
cualquier instrumento
a
menos que sea certificada
la
designacih
oficial del funcionario que la tome
o
la
pres+e,
por
un representan-
te diplomjtico
o
consular de
la
Rep~blica
Eominicana.
o
por
al-
gun funcionario autorizado
a
hacerio
por
las leyes
de
dicha re-
gi6n cuyo carjcter oficial sea certificaclo
p~r
el
representante di-
plombtico
o
consular ya mencionado.
Siempre que aparezca en esta Ley
1$
irase
“comprador
a ti-
tulo oneroso de buena fe”
u
otra €rase
antiloga
cualquiera,
&e.
en-
tendera que incluye
a
10s
arrendatarios, acreedores Iiipotecarios.
u
otros
acreedores.
L
CAPITULO
I.
ARTICULO
20.
Por
la
presente se estsblece un tribunal
especial
que
se
denominara “Tribunal de Tierras”,
el
cud actua-
r;i
exclusivamente en todos
10s
procedimientos para el registro,
de acuerdo
con
esta
Ley,
de todos
10s
titulos
de
terrenos, edificios
o
mejoras permanentes
o
de cualquier inter&
en
10s
mismos, que
est6n situados en
la
Repliblica Dominicana,
y
tendra fncultad
para
conocer
y
determinar todas
las
cuestiones que emanen de di-
chos
procedimientos, incluyendo
el
deslinde, mensura, y parti-
cicin de terrenos comuneros.
Este tribunal conocera ademas de todos
10s
asuntos que Sean
de
su
incumbencia con arreglo
a
esta Ley.
Dichos
procedimien-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA