Del dicho al hecho. El Gobierno no puede con la Justicia

 
EXTRACTO GRATUITO

"Del dicho al hecho... El Gobierno no puede con la Justicia"

Fausto Rosario Adames

El 16 de febrero se cumplirán seis meses de la instalación del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana. En este medio año se ha podido observar el comportamiento de la cúpula oficial para la reforma judicial, comenzando por el propio Presidente de la República, doctor Leonel Fernández, el Procurador General de la República, doctor Abel Rodríguez del Orbe, como cabeza del ministerio público, y el doctor Franklin Almeyda, Comisionado para el Apoyo a la Reforma y Modernización de la Justicia.

Intenciones no le han faltado al Poder Ejecutivo para iniciar una reforma y modernización judicial que revitalice la función de ese poder del Estado, pero los obstáculos encontrados han sido muchos, y tal vez el más poderoso sea la propia política de alianzas desarrollada por el doctor Fernández y su equipo en la pasada contienda electoral.

Su fama de hombre recto y su verbo corrosivo y directo. han hecho del Procurador General de la República, doctor Rodríguez del Orbe, el blanco de atención pública sobre el nuevo camino a seguir en la aplicación de la política oficial para cambiar la cara y las vísceras de la justicia dominicana.

El mismo decreto presidencial 357-96, el primero emitido por el Presidente Leonel Fernández, otorgando poderes especiales al Procurador para combatir la corrupción, y la mención especial hecha por el Presidente en su discurso de toma de posesión, crearon una falsa expectativa respecto de la lucha contra la corrupción, que a la postre ha servido para restar seriedad a la promesa de reforma judicial y de combate

serio a la corrupción gubernamental.

Hasta ahora, las políticas oficiales respecto a la reforma judicial no han pasado de ser un discurso interesante y bien articulado, llevado más o menos "a la limón" entre Rodríguez del Orbe y Franklin Almeyda.

Este discurso no ha podido ponerse en práctica por las alianzas políticas de la campaña, por la naturaleza misma y profundidad de los cambios propuestos, y por las diferencias generacionales, políticas y conceptuales sobre el camino que debe seguir la justicia, particularmente en lo que respecta a la selección de un Consejo Nacional de la Magistratura que sigue maniatado y empantanado por problemas políticos propios y ajenos.

El Programa de Gobierno;

Es ya bien sabido por las declaraciones del Presidente Leonel Fernández y varios de sus funcionarios que una cosa es plantear soluciones desde la oposición y otra bien distinta es hacerlo desde el ejercicio del poder.

La situación del país no era como la había pensado el equipo del gobierno electo ni como le habían informado desde el gobierno saliente.

Los problemas económicos comenzaron a comerse el tiempo y la voluntad de muchas de las acciones gubernamentales. Hubo que comenzar a trabajar con el Presupuesto y Ley de Gastos Públicos para 1997, Y dedicar especial paciencia y voluntad a resolver la conformación del gobierno y las demandas de posiciones para quienes se quedaron olvidados en el partido.

Tal vez no ha habido tiempo para pensar en lo que el PLD se comprometió a hacer desde el gobierno para cambiar el raquítico y desprestigiado sistema judicial dominicano, bien conocido por un Presidente que ha sido abogado en los tribunales, y por el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA