¿Dinero para qué?

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Dinero para qué?

José Luis Taveras

Editorial.

Una de las conquistas ciudadanas mas señeras ha sido la del 4 % del producto interno bruto (PIB) para la educación.

El Ministerio de Educación maneja la mayor cantidad de recursos entre todas las dependencias del Estado. El logro todavía se celebra. Ahora la cuestión es saber cómo invertir racional y eficientemente estos fondos.

El Gobierno exhibe, como su política pública más revolucionaria, la construcción masiva de escuelas en todo el territorio nacional y, a través de este programa, ensaya un modelo de desconcentración de las contrataciones públicas que le ha abierto la posibilidad a pequeñas firmas constructoras de acceder y participar en las oportunidades del Estado. Nos preocupa saber que la oferta de planteles no se corresponde con la reforma de un ordenamiento educativo anacrónico y disfuncional. El programa de tandas extendidas, por ejemplo, ha revelado las debilidades operativas del sistema. No existe una estructura adecuada de planificación, gestión y supervisión ni un contenido curricular vinculado a resultados estratégicos.

La capacitación docente es otro tema de atención profunda. La preparación de nuestros maestros es deficitaria. Conocemos casos de educadores que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA