¿Dominican papers? República Dominicana lo tiene todo

 
EXTRACTO GRATUITO

"¿Dominican papers? República Dominicana lo tiene todo"

José Luis Taveras

Panama Papers o papeles de Panamá es el mote dado por los medios de comunicación a la filtración de documentos confidenciales de la firma legal panameña Mossack Fonseca entregada por una fuente no identificada al diario alemán Süddeutsche Zeitung, y que posteriormente divulgó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Este sorpresivo descubrimiento puso a temblar a gente muy poderosa e influyente en el mundo porque revelaba información vinculada a activos, intereses y negocios de sociedades extraterritoriales (offshore) propiedad de jefes de Estado y de gobierno, líderes de la política mundial y gente de las finanzas, los deportes y el arte.

¡Nada nuevo bajo el sol! Solo que esta vez se develó una muestra diminuta de lo que más de la mitad de la fortuna mundial hace como rutina: usar los paraísos fiscales para guardar sus secretos más "caros". El morbo mundial dimensionó este "descubrimiento". Según Bloomberg, una tercera parte de las doscientas personas más ricas del mundo, con un patrimonio estimado en US$ 2.9 billones, controla parte de su fortuna personal a través de sociedades registradas en esos refugios fiscales.

Los paraísos fiscales, como las más exclusivas prostitutas financieras del mundo, constituyen un mal necesario para un capitalismo global tan desigual. Según un informe de la ONG británica Oxfam, se estima que el 8 % de la economía mundial (7.6 billones de dólares) se esconde en paraísos fiscales. Esta cifra es mayor que el PIB de Alemania y el Reino Unido juntos.

Los paraísos fiscales son territorios o jurisdicciones que, como forma de atraer inversión de capital, establecen un modelo fiscal privilegiado –de baja o nula tributación- a personas físicas y jurídicas no residentes o extranjeras, soportado por una estructura regulatoria que protege la información fiscal, bancaria y, en algunos casos, la corporativa.

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que es una entidad de cooperación internacional cuyo objetivo es coordinar políticas económicas y sociales globales, los parámetros para calificar una jurisdicción como paraíso fiscal son: a) si hay falta de transparencia; b) si las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países en relación a contribuyentes que se benefician de los bajos impuestos, y c) si se permite a los no residentes beneficiarse de rebajas impositivas, aun cuando no desarrollen efectivamente una actividad en el país.

Se trata de un sistema diseñado para la protección de la confidencialidad en la titularidad, flujos y movimientos de cuentas mediante un ordenamiento legal que restringe el levantamiento del secreto bancario o el intercambio de información con otras jurisdicciones fiscales, así como la ausencia de regulaciones o controles sobre la movilidad del capital que tenga origen o destino en un paraíso fiscal.

Como forma de facilitar las transacciones financieras, organizar patrimonios y proteger la identidad de los capitales, estas jurisdicciones fiscales cuentan con una legislación societaria flexible que provee unos instrumentos corporativos cerrados, simples, de rápida constitución y de gran flexibilidad operativa en cualquier parte del mundo, sin control ni imposición fiscal: las llamadas sociedades offshore.

La idea es ofrecer no solo un clima de absoluta confidencialidad en las negociaciones, sino liberarlas de cargas fiscales y proveer los instrumentos corporativos adecuados al modelo de incentivos para la estructuración de los negocios. siempre que sean realizados en otras partes del mundo y que utilicen el paraíso fiscal solo como domicilio legal de la sociedad o su lugar de registro. Así, la exención fiscal se le aplica a los extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA