A don José Luis Corripio

 
EXTRACTO GRATUITO

"A don José Luis Corripio" José Luis TaverasEditorial.Una socorrida afirmación de los teóricos de siempre es que en el país existe una crisis de liderazgo.Esa sentencia adquiere peso axiomático cuando se piensa en la disolución del PRD y la descomposición moral del PLD. Diariamente se lee o se escucha que el PLD controla autocráticamente todo y que esa situación constituye un peligro para la sostenibilidad democrática. ¡Pura basura! Eso no es así, lo que hay es una crisis de oportunidades. La dinámica histórica ha prohijado un forzoso y excluyente bipartidismo que mantiene vigencia por la falta de voluntad o ausencia de quienes pueden subvertirlo. Está inequívocamente demostrado que para ganar unas elecciones no se precisa de erudición ni de genialidad, sino de dinero. Sé de más de cien amigos y conocidos que pueden ser más presidenciables que los que lo han sido; los sobrepujan en todo: capacidad, moral, visión y compromiso. ¿Qué les falta?: alguien que invierta en sus ideas y propuestas. ¿Qué pasó en El Salvador? Que los empresarios se empoderaron e invirtieron en un partido de ultraderecha como la Alianza Republicana Nacionalista -ARENA- (1989-2009) para sustentar la estabilidad necesaria a un clima de negocios amenazado por la beligerancia social de la posguerra. Hoy El Salvador, que era una nación paria, exhibe los mejores índices económicos en la convulsa región centroamericana. ¿Qué pasó en Chile? Que Augusto Pinochet le permitió al empresariado integrarse en el diseño, planificación y construcción de su modelo económico. No endoso ideológicamente ninguna de las anteriores referencias ni constituyen los mejores ejemplos, solo las propongo para ilustrar lo que se puede lograr cuando la elite empresarial se inserta activamente en los procesos históricos, no para asestar golpes de estado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA