El due diligence en las fusiones, adquisiciones un ejercicio imprescindible

El due diligence en las fusiones y adquisiciones: un ejercicio imprescindible

Claudia Roca

Asociada senior, de Headrick Rizik Álvarez & Fernández.

RESUMEN:

Se analiza la importancia del proceso de due diligence previo a las fusiones, adquisiciones y transacciones similares y se presentan sus generalidades y características, incluyendo recomendaciones para su ejecución.

PALABRAS CLAVES:

Due diligence, debida diligencia, fusión, adquisición, alianza estratégica, asociación, derecho societario, República Dominicana.

El due diligence o proceso de debida diligencia es el conjunto de tareas tendentes a descubrir las características y cualidades esenciales y no esenciales de una empresa, negocio o activo en particular. El diccionario Black’s Law lo define, con respecto a las adquisiciones y a la emisión de títulos valores, como la investigación y análisis realizados por un potencial comprador o corredor con respecto a una propiedad o a un título recién emitido. El origen de este término proviene de la idea de la necesidad de realizar un proceso con la debida diligencia, para garantizar la prudencia con la que un empresario debe decidir si lleva a cabo o no una operación.

El due diligence tiene mayor uso en los procesos de fusiones, adquisiciones, alianzas estratégicas u otras formas de asociación. Sin embargo, es también de utilidad en el marco de los financiamientos, la emisión de títulos valores y en ciertos contratos, como por ejemplo los contratos de licencia de derechos de propiedad intelectual. Igualmente, los abogados nos vemos en la necesidad de realizar un due diligence de nuestros potenciales clientes y sus negocios, a fin de determinar sus antecedentes y orígenes y evaluar la conveniencia de asumir la asistencia legal. Igualmente, el due diligence puede versar sobre distintas áreas de la empresa, esto es, financiera, legal, operativa, gerencial y organizacional, entre otras.

En este artículo abordaremos las generalidades del proceso de due diligence legal en el marco de las fusiones y adquisiciones, indicando la utilidad de este proceso, los agentes que intervienen en él y algunas recomendaciones para realizar un due diligence exitoso.

No importa si queremos adquirir un artículo sencillo de uso diario o si vamos a explorar la adquisición de una gran entidad o negocio, el due diligence es una práctica común de las personas al momento de embarcarse en una adquisición. Así, si compramos un vehículo normalmente hacemos una investigación de las cualidades de la marca y modelo deseados, su rendimiento, mantenimiento del valor en el mercado, garantías y otras características y si se trata de un vehículo usado nos encargamos además de verificar su historial de mantenimiento, la existencia de historial policial, la titularidad del vendedor, entre otros. Asuntos tan simples como la compra de un nuevo refrigerador, unos zapatos para correr o elegir el hotel donde hospedarnos en nuestras próximas vacaciones, son objeto de investigación o exploración. Todo esto de alguna forma es un due diligence: la investigación y análisis de aquello que hemos identificado como un potencial producto, a fin de determinar sus cualidades, la conveniencia de su adquisición y el precio justo a pagar.

El proceso de due diligence es de vital importancia para asegurar el éxito de cualquier fusión o adquisición. Se ha establecido que las causas para el fracaso de las fusiones y adquisiciones son, en un 39% de los casos, la no anticipación de eventos previsibles; en un 39%, pago de un precio excesivo de adquisición; 35%, sinergias no existentes o sobreestimadas; 35%, condiciones económicas generales y eventos externos; 17%, culturas no...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba