Economia

 
EXTRACTO GRATUITO

Si bien en los últimos años el país puede exhibir innegables éxitos en términos del manejo macroeconómico, tales como superar la crisis que vivíamos, alcanzar temporalmente cierta sostenibilidad fiscal, mantener la estabilidad macroeconómica y retomar el crecimiento, el futuro cercano plantea retos que obligarán al nuevo gobierno a entregarse a fondo para evitar un serio empeoramiento. Todo ello, conjuntamente con la necesidad de afrontar los grandes temas que se han venido posponiendo, algunas veces sin hacer el más mínimo esfuerzo por afrontarlos, o deteniéndose a verlos agravar.

Ahora el principal problema, o al menos el más urgente, lo plantea al país el nuevo contexto internacional.

La amenaza de recesión en los Estados Unidos y Europa, o al menos de seria atenuación de su expansión económica, los altos precios del petróleo y de innumerables productos básicos de los que somos importadores, el hecho de que la principal dinámica de la economía mundial se haya trasladado de Occidente a Oriente, pintan para nuestro país un panorama bastante complejo.

Hay tres eventuales vías por medio de las cuales el país podría ser negativamente impactado por la crisis internacional:

  1. Por vía de las transacciones reales

  2. Por medio de la inflación directamente importada

  3. Por vía de las transacciones financieras

La primera se refiere a la posibilidad de que una reducción del empleo y de la demanda agregada en los Estados Unidos y Europa afecten los ingresos de divisas al país por medio del turismo, las zonas francas, las exportaciones y las remesas. Hasta el momento de escribir este artículo no hay evidencia estadística de que ello esté ocurriendo, pero si llegara a ocurrir, se estaría reflejando internamente en mayor desempleo y disminución de ingresos reales para una parte de la población. Y el reto para las autoridades sería evitar que esto generara inestabilidad económica y social.

La segunda vía es ya algo inminente.

El mundo conoce una situación nueva en la cual, aún con un ambiente recesivo en las principales economías consumidoras, los precios de los productos alimenticios y diversas materias primas de origen agrícola y mineral se han disparado. Hay muchas razones que lo explican, pero casi todas tienen su origen en la industrialización china y el crecimiento en la India y algunos otros países grandes. Ocurre que se ha concentrado mucho el incremento del ingreso en países que son muy densamente poblados y cuyo nivel de vida anterior era muy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA