El documento electronico como instrumento de prueba en la legislacion procesal civil dominicana

 
EXTRACTO GRATUITO

"El documento electrónico como instrumento de prueba en la legislación procesal civil dominicana"

Édynson Alarcón

Profesor de Procedimiento Civil UNIBE, PUCMM, UCE y ENJ, máster en Propiedad Intelectual de la Universidad Carlos III de Madrid, juez de la primera sala de la Cámara Civil de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.

RESUMEN:

Inexplicablemente, todavía muchos tribunales vacilan frente a la recepción y posterior valoración de la prueba digital y en particular del documento electrónico, como mecanismo de acreditación del acto jurídico. La ley No.126-02 viene, sin embargo, a legitimar su uso y a atribuirle la misma autoridad probante reconocida a los actos bajo firma privada, en las condiciones en ella establecidas.

PALABRAS CLAVES:

Prueba, documento electrónico, equivalencia funcional, firma digital, papel, comercio electrónico, UNCITRAL/CNUDMI, actos bajo firma privada, Internet, mensaje de datos, INDOTEL, criptografía, entidad de certificación, derecho civil, derecho procesal civil, República Dominicana.

INTRODUCCIÓN:

La Ley sobre Comercio Electrónico, Documentos y Firmas Digitales de la República Dominicana, núm. 126-02 (en lo sucesivo LCE), basada en la Ley Modelo de UNCITRAL sobre Comercio Electrónico del 16 de diciembre de 1996, aprobada por las Naciones Unidas mediante resolución 51/162, otorga carta de ciudadanía al documento electrónico como medio de prueba en nuestro país e incluso lo equipara, de cumplir con determinados estándares, al acto bajo firma privada.

Ciertamente, el artículo 4 de la LCE prohíbe restar validez o desconocer efecto jurídico a cualquier tipo de información por el solo hecho de figurar en formato digital o mensajería de datos, lo que más adelante ratifica el artículo 9 del mismo texto, donde se atribuye al documento electrónico el mismo tratamiento y la misma fuerza vinculante dispensada a los actos bajo firma privada en los términos del Código Civil.

Como resultado del parangón o asimilación a la categoría de los actos bajo firma privada, es de esperarse que el documento electrónico sea reconocido y "firmado" por la parte a la que se opone, exigiéndose, además, que reúna condiciones técnicas muy específicas, de factura internacional, tendentes a garantizar la fiabilidad de su contenido. Incluso, de no llenar a cabalidad estos requisitos, el instrumento todavía serviría como principio de prueba por escrito y el usuario podría suplir sus limitaciones acreditativas con presunciones, testimonios u otro medio imperfecto de prueba.

CONTEXTO GENERAL:

[La o el – es ambiguo… utiliza el que mejor e parezca] internet es, al día de hoy, un fenómeno muy concurrente y con demasiadas aplicaciones como para pasar inadvertido. Precisamente la masificación de su uso ha propiciado el surgimiento de un nuevo paradigma, de una nueva dimensión en las comunicaciones y el tráfico comercial. Vivimos, pues, en ese marco, la era del conocimiento y de la información.

Con el auge del comercio electrónico o e-commerce, como también a veces se le denomina en su abreviación inglesa, todas las pautas físicas y materiales en que se desenvolvían exclusivamente los usos mercantiles han cambiado, y con ellas, por supuesto, sus manifestaciones jurídicas tradicionales. A decir de Illescas Ortiz"estamos en presencia de una alteración contractual de similar importancia a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA