Los empleados del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM)

"Los empleados del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM)"

Paulina Duarte.

Desde el 17 de agosto deI presente año, la sociedad dominicana ha sido sacudida por una estampida de padres de familias, empleados con más de 20 años de servicios, despedidos de instituciones que, en principio, pertenecían al aparato estatal, pero que, en la búsqueda de su desarrollo y un mejor funcionamiento han obtenido, mediante ley, su autonomía y personalidad jurídica propia. El Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) es una de ellas, y es interés de este artículo, en aras de justificar su título, hacer un breve análisis histórico que demuestre que los empleados despedidos (desahuciados) por el INPOSDOM tienen derecho a reclamar el pago de sus prestaciones laborales a la luz de nuestro Código de Trabajo, veamos:

  1. -El 15 de noviembre del año 1985, fue creado el instituto Postal Dominicano ([ NPOSDOM), mediante la ley 307-85, la que consagra dentro de sus motivaciones aspectos fundamentales digno de destacar, como son:

    CONSIDERANDO: Que el servicio postal constituye un factor de primordial importancia para la realización de las actividades sociales, públicas y privadas, debido principalmente al incremento de la población mundial y el auge de las operaciones comerciales y el desarrollo científico, entre otras causas;

    CONSIDERANDO: Que las funciones de correos en el ámbito interno e internacional ejercidas por terceros (correos paralelos), aumentan en detrimento del servicio que presta en la actualidad la Dirección General de Correos de nuestro organismo estatal de tipo empresarial que utilice racionalmente los recursos humanos y materiales indispensables para el amplio desarrollo de sus funciones, sin perjuicio del beneficio social que se deriva de este servicio.

    Como puede observarse dentro del concepto de interés, los artículos 1 y 2 de dicha ley son los que trazan las pautas, creando y otorgando al Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) una personalidad jurídica propia e independiente en su funcionamiento, es decir, que lo atraen al terreno de los tribunales de derecho común y específicamente de la materia laboral, mediante la cual todos los trabajadores despedidos, antes y ahora, pueden interponer sus demandas en reclamación de derechos y prestaciones laborales. Agregando además que los jueces que imparten justicia en esa área la han aplicado con todas sus consecuencias jurídicas el alcance de estas disposiciones, reconociendo la responsabilidad contractual del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba