ENTREVISTAS: Fernando Castillo Víquez

"ENTREVISTAS: Fernando Castillo Víquez; Juez de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Costa Rica"

Hermógenes Acosta de los Santos

Juez del Tribunal Constitucional de la República Dominicana y presidente del Instituto Dominicano de Derecho Procesal Constitucional.

hbacostas@yahoo.com

El Instituto Dominicano de Derecho Procesal Constitucional, fundado el 28 de abril de 2012, celebró un ciclo de conferencias y un diplomado internacional en Derecho Procesal Constitucional, con motivo de su primer aniversario.

Los conferencistas fueron los magistrados Fernando Castillo Víquez, de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Costa Rica, Gerardo Eto Cruz, del Tribunal Constitucional de Perú, y Humberto Sierra Porto, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Las referidas conferencias, que tuvieron lugar los días 23 de mayo, 6 y 13 de junio, abordaron los temas siguientes: "Los retos y vicisitudes del control de convencionalidad", "El carácter vinculante de las sentencias constitucionales" y "La exigibilidad de los derechos sociales y económicos".

Gaceta Judicial, por considerarlo de interés para la comunidad jurídica nacional, publica en este número la entrevista que le hiciera Hermógenes Acosta de los Santos, magistrado del Tribunal Constitucional dominicano y presidente del Instituto Dominicano de Derecho Procesal Constitucional, al magistrado Fernando Castillo Víquez.

• ¿Qué incidencia tuvo la creación, en 1989, de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de su país en la sociedad costarricense?

Se puede afirmar, sin temor alguno, que la creación de la Sala Constitucional y la jurisdicción constitucional a partir del año de 1989 representa un antes y un después en la vida institucional, política y jurídica de la nación costarricense. En efecto, esta decisión política fundamental trajo consigo una tutela efectiva de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución política y en los instrumentos internacionales de derechos humanos vigentes en Costa Rica, pues antes de este hecho se reconocían, mas no se garantizaban de forma efectiva, toda vez que los medios procesales existentes y la jurisdicción que conocía de ello era muy timorata, débil y temerosa de enfrentar el poder. Además de lo anterior, a partir de ese acontecimientos histórico la cultura del costarricense comenzó a sufrir una metamorfosis; se puede afirmar, sin exagerar, que el costarricense descubrió sus derechos fundamentales, llegó a la conclusión de que era persona dotada de una serie de derechos que debían ser, no solo reconocidos por los poderes públicos, sino respetados. Por otra parte, este hecho histórico tuvo una importancia capital en la redefinición del poder y su ejercicio, toda vez que este no solo tenía como límite los derechos fundamentales de los habitantes de la República, sino también el principio de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba