El fideicomiso en el desarrollo de proyectos inmobiliarios

 
EXTRACTO GRATUITO

"El fideicomiso en el desarrollo de proyectos inmobiliarios"

Mauricio Hoyos

Vicepresidente de Estructuración de la Fiduciaria BHD.

RESUMEN:

Se explica la forma en que la figura del fideicomiso aporta tranquilidad a quienes participan de una forma u otra en el desarrollo de un proyecto inmobiliario.

PALABRAS CLAVES:

Fideicomiso, fiduciaria, proyecto inmobiliario, relaciones comerciales, crédito, banca, República Dominicana.

Si usted conoce a alguien que haya vivido alguna de las siguientes situaciones, o desafortunadamente ha sido usted quien la ha vivido en carne propia, le interesará saber qué beneficios tiene la utilización de la figura del fideicomiso en el desarrollo de proyectos inmobiliarios y, por ende, qué beneficios tiene que haya una fiduciaria administrando dicho fideicomiso. Estas situaciones, entre otras, son:

• Compró una vivienda dentro de un proyecto habitacional que nunca comenzó a desarrollarse y, si lo hizo, su desarrollo fue parcial. No le cumplieron lo prometido y perdió su dinero.

• En un caso similar, si el desarrollo fue parcial, pudo terminar el proyecto en coordinación con los demás compradores, cada uno asumiendo rol de constructor para ver terminada su vivienda.

• Compró una vivienda durante el proceso de construcción y en la fecha de entrega no había salido el título de propiedad; por ende, no pudo conseguir financiamiento dado que no se podía hipotecar la vivienda.

• En un caso similar al anterior, usted no necesitó de financiamiento para pagar la vivienda, pero a la fecha no le han entregado el título de propiedad.

• Le vendió un solar a un desarrollador, el cual se comprometió a pagarle en cuotas. El desarrollador nunca terminó de pagarle, pero usted alcanzó a transferirle el título a él.

• Usted era dueño de un solar y se asoció con un desarrollador para construir un proyecto habitacional. Usted permitió que el solar sirviera de garantía del crédito necesario para la construcción, pero el proyecto no fue exitoso y el banco terminó embargando su solar. Usted se quedó sin solar o tuvo que pagar la deuda para no perderlo.

Un compadre, primo, hermano, amigo, cuñado, que supuestamente sabe de desarrollo de proyectos, lo invitó a invertir en una nueva empresa. Lo convenció de cancelar el certificado financiero que tenía en el banco para entregarle ese dinero a cambio de una rentabilidad muy atractiva una vez construido y vendido el proyecto. Usted accedió y, en el mejor de los casos, le devolvieron una porción...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA