Las gracias del recurso gracioso obligatorio en materia tributaria

 
EXTRACTO GRATUITO

Las gracias del recurso gracioso obligatorio en materia tributaria

Miguel A. Valera Montero

Abogado, Master of Laws (LL.M, Texas), profesor de Introducción al Derecho en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), autor de El Control Concentrado de la Constitucionalidad en la República Dominicana y otros libros, artículos y ponencias en temas relacionados.

RESUMEN:

Con la Ley 173-07 se deroga de manera implícita la disposición de la Ley 13-07 que permitía al contribuyente optar por obviar la vía administrativa y acceder de manera directa a la jurisdicción contenciosa-tributaria. El marco legal creado por la Ley 173-07, aunque no irreversible, abre la puerta al carácter obligatorio del recurso de reconsideración como requisito previo para acceder a la justicia, lo cual no solo constituye una normativa ineficiente, sino también inconstitucional.

PALABRAS CLAVES:

Recurso de reconsideración, recurso contencioso tributario, carácter preceptivo obligatorio, monopolio bilateral, principio de igualdad, razonabilidad, tutela judicial efectiva, derecho administrativo, derecho tributario, República Dominicana.

La promulgación de la Ley No. 13-07 marcó un verdadero hito en el derecho contencioso tributario y administrativo. En sus considerandos, la misma pieza reconocía que:

[S]e hace necesario el voto y promulgación de una Ley de transición que ponga en marcha el inaplazable proceso hacia el establecimiento de un sistema de control jurisdiccional de la actividad administrativa, adelantando algunos aspectos de la reforma, como lo constituyen la posibilidad de la adopción de medidas cautelares en el curso del proceso contencioso administrativo, la ampliación de la competencia y del plazo para acudir a la jurisdicción contenciosa administrativa y tributaria, el carácter optativo de los recursos administrativos, así como el sistema de representación por (sic) ante esa jurisdicción de los órganos y entidades que conforman la administración pública.

Fue con bombos y platillos que se recibió la disposición contenida en el artículo 4, y sus dos primeros párrafos, de la Ley 13-07, los cuales trascribimos a continuación:

Artículo 4.- Agotamiento facultativo vía Administrativa. El agotamiento de la vía administrativa será facultativo para la interposición de los recursos, contencioso administrativo y contencioso tributario, contra los actos administrativos dictados por los órganos y entidades de la administración pública, excepto en materia de servicio civil y carrera administrativa.

Párrafo I.- Si se acude directamente a la vía jurisdiccional, sin haber agotado la vía administrativa, el superior jerárquico del órgano o entidad competente, podrá confirmar, modificar, anular, revocar, o cesar la conducta administrativa impugnada, en beneficio del administrado, dentro de los quince (15) primeros días de la notificación de la instancia contentiva del recurso, sin suspensión de los procedimientos.

Párrafo II.- Si dentro del plazo señalado en el párrafo anterior, el órgano o entidad de la Administración Pública modifica, anula, revoca, cesa, enmienda o corrige la conducta administrativa adoptada, en beneficio del administrado, se tendrá por terminado el proceso.

El profesor Eduardo Jorge señaló en marzo de 2006, con claridad profética, que una

…de las grandes debilidades de la jurisdicción contencioso-administrativa es su carácter revisor de las decisiones de la Administración, tal como se manifiesta en el artículo 1, literal a), de la Ley 1494, que señala que los actos susceptibles de ser recurridos ante dicha jurisdicción son aquelloscontra los cuales se haya agotado toda reclamación jerárquica dentro de la propia administración de los órganos administrativos autónomos. De manera que no se puede acudir directamente a esta jurisdicción sino que se arriba a la misma (sic) después de haber agotado el recurso gracioso o de reconsideración ante la autoridad que expidió el acto y el recurso jerárquico ante su superior jerárquico. De ahí que una nueva legislación deberá superar el dogma de la naturaleza revisora de la jurisdicción contencioso-administrativa y permitir que, por un lado, los recursos administrativos sean opcionales para el administrado, y por otro, que la jurisdicción contencioso-administrativa no tenga que conformarse con la pura revisión de los actos de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA