GUILLERMO MORENO ¿HÉROE O VILLANO?

 
EXTRACTO GRATUITO

"GUILLERMO MORENO ¿HÉROE O VILLANO?"

José Luis Taveras

Mientras el expresidente Leonel Fernández recorre el mundo lustrando su prestigio, un pasado colaborador procura mantener vivas las laceraciones sociales provocadas por sus gobiernos. Guillermo Moreno, exfiscal del Distrito Nacional, aspira a demostrar en la Justicia que su antiguo jefe político se aprovechó de las oportunidades del poder para enriquecerse a través de la fundación más acaudalada que haya conocido la historia dominicana.

Desde que inició su aventura, el presidente del Partido Alianza País ha cosechado más denuestos que admiración. Su nombre, que en tiempos pasados no despertaba atención, hoy es centro de debate. Para los devotos del líder del PLD, Moreno es un oportunista que quiere abrirse espacio político a costa de la fama de Fernández; para otros, es un político de coraje y con moral sobrada para emprender una cruzada digna en contra de la impunidad política.

Algunos entienden que Moreno ha quedado solo y que si bien el expresidente se sintió en un momento sacudido por la rabia social que despertó desde que bajó la escalinata del Palacio Nacional, volvió a tomar el control de todo. La febrilidad juvenil, que a finales del año pasado tomó las calles buscando su cabeza, agotó tempranamente las energías con el frío paso del invierno navideño replegándose en los bares y en las aulas universitarias. Nada nuevo en una sociedad emocional.

Hoy, en tanto Leonel Fernández atraviesa, como corsario, los continentes cazando reconocimientos y coleccionando honoris causa para "echarle vainas" a los resentidos de la comarca, Moreno encabeza políticamente el descontento social frente a la quiebra de la oposición tradicional. Lo cierto es que los estrategas del expresidente han estado muy apurados tratando de reinventar su imagen y una de sus cartas es desmeritar a Moreno para deslegitimar su acusación. Si Moreno no logra consumar su objetivo —como es previsible, dados los condicionamientos políticos anidados en el sistema judicial—, al menos podrá llevarse la gloria de sacarle sudor al expresidente Fernández, quien nunca ha padecido contrariedades en su plácida vida política. Esto, sin considerar el más memorable piropo que haya recibido político alguno del líder del PLD, cuando, en obvia alusión a Moreno, dijo que era "un cerebro más orientado hacia la calumnia que a la razón, a la manipulación que a la verdad, y a un alma tenebrosa corroída por bajas pasiones".

Gaceta Judicial visita a Guillermo Moreno para conocer sus inquietudes sobre la suerte de su emprendimiento judicial.

GACETA JUDICIAL:

¿Qué le sugiere este nombre: Leonel Fernández Reyna?

GUILLERMO MORENO:

Alguien que defraudó las esperanzas de nuestro pueblo y que traicionó el ejemplo y prédica de Juan Bosch y de su partido. Después de gobernar por tres períodos dejó como legado una República Dominicana con un elevadísimo endeudamiento, con altos niveles de inseguridad pública, cerca de la mitad de la población en estado de pobreza o pobreza extrema, sus políticas económicas de orientación neoliberal llevaron a la quiebra a una parte importante del aparato productivo; dejó un país con los más altos niveles en materia de corrupción y de baja calidad de la educación y salud pública; hizo entrega a transnacionales de nuestros recursos naturales, especialmente el oro; prácticamente regaló las propiedades del CEA, de la CDE y demás empresas públicas, al tiempo que continuamos sometidos a una grave crisis del sector eléctrico, con apagones y el pago a los generadores de un subsidio anual de más de mil millones de dólares al tiempo que la población paga la energía más cara de la región; propició una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA