Haciendo negocios o el amor? La caída de los índices de Doing Business en República Dominicana

 
EXTRACTO GRATUITO

"¿Haciendo negocios o el amor? La caída de los índices de Doing Business en República Dominicana"

Elka Scheker Mendoza

Especialista en comercio exterior y reforma regulatoria.

escheker@gmail.com

En el año 2003 el Banco Mundial publicó un análisis comparado de las regulaciones que afectan el ciclo de vida de las empresas desde su creación hasta su disolución, tomando como indicador los tiempos y costos para realizar trámites ordinarios. El Doing Business (DB) 2004 —por su fácil lectura, la claridad de las mediciones y la comparación que permitía— se convirtió rápidamente en el documento más consultado por firmas asesoras de inversión, empresarios y gobiernos. Hoy en día es la publicación insignia del Banco Mundial y se le acredita haber impulsado una extraordinaria cantidad de reformas, sobre todo en los países en vías de desarrollo.

La reciente entrega del DB 2014 que analiza las regulaciones existentes en el período 2012-2013 informa que para dicho período 114 países introdujeron 238 reformas regulatorias orientadas a facilitar los negocios, un 18 % más que para el período 2011-2012. Es decir que, en los diez años que lleva, la publicación continúa no solo integrando nuevos países a la evaluación (ya son 189), sino estimulando reformas y construyendo nuevos indicadores que obligan a revisar el funcionamiento de las instituciones y las políticas públicas.

El informe, no obstante, no está exento de críticas. Algunos cambios en la metodología y el incremento de países evaluados arrojan datos que pueden confundir a quien no profundiza la lectura y solo se fija en las posiciones del tablero; de tal manera hay países que hacen reformas y mejoras y no "avanzan" en la clasificación debido al ingreso de nuevos países de distinto nivel de desarrollo. Otra crítica es que la fuente de información la componen en su mayoría firmas de abogados que no siempre dedican atención al engorroso cuestionario, y finalmente que los procesos de reformas suelen demorar más de un año en concebirse, aprobarse e implementarse y países comprometidos con las reformas no ven reflejados en los reportes del DB su nivel de progreso, lo cual puede tener efectos políticos contraproducentes.

DOING BUSINESS IN THE DOMINICAN REPUBLIC:

La República Dominicana ciertamente puede dar testimonio de la utilidad del informe, ya que en el año 2004 el Doing Business 2005 sirvió como línea de base para el plan de trabajo de la unidad de Iniciativas para Mejorar el Clima de Negocios del Consejo Nacional de Competitividad (CNC).

A partir del año 2005 se establece una agenda enfocada en superar obstáculos identificados por el Doing Business, como fueron:

- Mejorar el procedimiento de creación de empresa mediante la reducción de tiempos y del número de trámites

- Mejorar los vehículos empresariales y societarios que disponía la legislación vigente para facilitar la creación de empresas.

- Introducir mecanismos eficaces para el cierre de las empresas en dificultades.

Los instrumentos para abordar la problemática destacada por el informe consistieron en disposiciones administrativas, adopción de soluciones apoyadas en tecnología y diseño de nuevas legislaciones específicamente orientadas a superar la anacrónica legislación comercial que en el caso dominicano ostentaba el dudoso privilegio de conservar los textos del Código Napoleónico heredado de la Francia decimonónica. Dentro de la agenda de reformas impulsadas por el CNC se destacan:

• Proyecto Piloto Creatuempresa (2006), que permitió la interrelación de los trámites requeridos para crear una empresa, como son el registro de nombre comercial (ONAPI), el registro mercantil (Cámaras de Comercio) y el registro de contribuyente (DGII). Además de la coordinación de requerimientos y reducción de tiempos dentro de las instituciones, se lanzó una ventanilla virtual con apoyo de la OPTIC como piloto para promover la constitución de empresas en línea.

• Proyecto de Ley de Sociedades Comerciales, incluyendo la adopción de personería jurídica para empresas unipersonales, el cual tendría por efecto derogar las disposiciones en materia societaria previstas en el Código de Comercio dominicano cuyos esfuerzos por modificar desde el año 1957 habían sido infructuosos. La estrategia seguida fue sustraer de dicho compendio la normativa referente a la constitución de sociedades y aquella relativa a la liquidación de empresas insolventes. Dos de los ciclos de la vida empresarial monitoreados por el informe Doing Business.

• Proyecto de Ley de Reestructuración Mercantil y Liquidación Judicial. Esta propuesta depositada en el Congreso en el año 2007 perime anualmente a pesar de su constante aprobación por el Senado. Su propósito es incorporar mecanismos legales para permitir que empresas en dificultades puedan reestructurarse en lugar de precipitar su disolución en casos de insolvencia que puede ser subsanada.

• Anteproyecto para crear una Autoridad de Mercado, basándose en el Proyecto de Ley General de Defensa de la Competencia que por más de ocho años permanecía estancado en el Congreso enfrentando una lucha de intereses que prefería evitar la regulación del comportamiento de las empresas en el mercado. La idea de fusionar en una sola autoridad estatal los temas de prácticas desleales de comercio exterior, libre competencia y protección al consumidor era justamente disponer de una institucionalidad fuerte, con especialistas en derecho y economía bien remunerados que pudieran realizar los complejos análisis económicos que demandan estas materias, en lugar de tener tres instituciones distintas con perfiles similares requiriendo presupuesto y limitadas en su capacidad de intervenir y regular el mercado. Este proyecto no pudo presentarse ante la oposición de las instituciones del mercado ya instaladas y un sector empresarial que favorecía la debilidad de estos espacios.

Otros temas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA