La importancia hídrica de Los Haitises no admite una cementera

 
EXTRACTO GRATUITO

La importancia hídrica de Los Haitises no admite una cementera

Osiris de León

Academia de Ciencias de la República Dominicana

La región cárstica de Los Haitises, por su extensión superficial de unos 1,617 kilómetros cuadrados, constituye uno de los paisajes geomorfológicos de domos calizos y sumideros de aguas superficiales más importantes del mundo. Por su extraordinario valor ambiental, especialmente por sus grandes reservas de aguas subterráneas no contaminadas, en fecha 30 de julio de 1996 fue declarada mediante el Decreto 233-96 como área protegida. Dicho Decreto fue posteriormente incluido de manera transitoria en el artículo 34 de la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales No. 64-00, en interés de que su total protección fuese una obligación de todas las autoridades y de toda la nación.

Esta importantísima área protegida fue posteriormente reducida, mediante la Ley 202-04, de fecha 30 de julio de 2004, a tan solo 600.82 kilómetros cuadrados, es decir, se le sustrajeron unos 1,016.18 kilómetros cuadrados, equivalentes al 63% del área total. En el siguiente mapa se puede apreciar cómo ha evolucionado, desde 1995, la zona núcleo y la zona de amortiguamiento en relación a la zona del Karst1.

La región de Los Haitises representa el principal complejo geomorfológico cárstico de la República Dominicana, y la principal reserva de aguas subterráneas no contaminadas existentes en nuestro país, tal y como fue demostrado en los estudios del Plan Nacional de Investigación, Aprovechamiento y Control de Aguas Subterráneas (PLANIACAS), el cual fue ejecutado en el período mayo 1981-agosto 1983 por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, con fondos de Banco Interamericano de Desarrollo, y contraparte técnica de la prestigiosa firma consultora israelí Tahal Consulting Engineers. El balance hidrometeorológico estableció que la región de Los Haitises recibe una recarga neta anual del orden de los 1,000 millones de metros cúbicos de agua, reserva que ha de ser utilizada para suplir las futuras demandas de agua potable de Santo Domingo, Boca Chica, San Pedro de Macorís, La Romana, Punta Cana, Bávaro, El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, Bayaguana, Sabana Grande de Boyá, etc., es decir, que estas aguas son la garantía para la vida de poco más de 5 millones de personas, en vista de que las aguas subterráneas de las ciudades de Santo Domingo, San Pedro de Macorís, La Romana y la zona turística oriental están severamente contaminadas por la proliferación de pozos filtrantes que hacen el papel de improvisados alcantarillados sanitarios que reciben las aguas negras residenciales y hoteleras.

De acuerdo al estudio hidrogeológico desarrollado en el año 2004 por la firma española Eptisa (página 143), dentro del marco del programa Sysmin, en la actualidad, la mayor parte de los núcleos urbanos que se integran dentro de la región de Los Haitises se abastecen de pozos de escasa profundidad (menos de 30 m); y de acuerdo al estudio de impacto ambiental realizado por Desagro para el Consorcio Minero Dominicano,En la zona de Los Haitises hay mil 400 km cuadrados de roca caliza, de naturaleza porosa, cayendo sobre ellas dos mil quinientos milímetros de agua, en los 171 días promedio del año que allí llueve. El mismo estudio de impacto ambiental realizado para el Consorcio Minero Dominicano establece que[e]n esta esponja gigantesca de Los Haitises nacen 147 ríos, cañadas, arroyos y alrededor de cuarenta (40) lagunas. Dice también queLos Haitises proveen gran parte del agua que consumen los diez municipios de su entorno, un alto porcentaje de la que consume el Distrito Nacional, especialmente en la Zona Oriental. Y que[l]os trece (13) complejos turísticos de Juan Dolio, se alimentan en un ciento por ciento (100%) de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA