Impresión 3D y propiedad intelectual

"Impresión 3D y propiedad intelectual"

Jaime Ángeles Pimentel

Socio en Ángeles & Lugo Lovatón.

jangeles@angeleslugo.com

RESUMEN:

El autor expone las incidencias de la tecnología 3D en los campos del derecho de autor y la propiedad industrial.

PALABRAS CLAVES:

Impresión en tercera dimensión, 3D, marcas, marcas tridimensionales, funcionalidad, originalidad, registrabilidad, obra, propiedad intelectual, derecho de autor, República Dominicana.

INTRODUCCIÓN:

Hasta hace poco solo se conocía la impresión en segunda dimensión, que es la habitual impresión en una hoja, cartón o material de fácil lectura o visualización. Así tenemos no solamente las de escritorio y oficinas, sino que debemos incluir los trazadores o "plotters", que pueden imprimir anuncios a color en cualquier tamaño.

La impresión en tercera dimensión (3D), aunque no del todo, trae a la memoria el conocido "tele-transportador" que se utilizó en la famosa serie y obra audiovisual Viaje a las Estrellas (Star Trek). Con ella se replican objetos que inclusive pueden transportarse a cualquier parte del planeta, de forma digital, y reproducirse ante el receptor a miles de kilómetros de distancia.

La reproducción 3D se refiere a reproducir un objeto en sus tres dimensiones del espacio: alto, ancho y profundidad. Es una réplica del objeto que se quiere copiar. Los usos que tiene hoy en la industria y el comercio se pueden considerar ilimitados.

¿CÓMO FUNCIONA LA IMPRESIÓN 3D?

Se trata de equipos que son capaces de utilizar una técnica de impresión aditiva, es decir que van "añadiendo" capas sucesivas de un material (plástico, silicona, metal, resina, polímeros, cera, oro, plata, huesos, células humanas, etc.), para de esa forma replicar el objeto que ha sido digitalizado por un escáner. El archivo digital que luego va a servir para reproducirse en 3D puede ser un diseño de un objeto (original o no) escaneado, tal como una silla, una mesa, piezas o tornillos, e incluso la réplica de objetos de gran tamaño como una casa. Estos archivos digitales son comúnmente llamados "CAD", muy conocidos en el área de ingeniería y arquitectura.

Vale decir que, en términos específicos, el archivo CAD que se genera es un STL (estereolitografía – StereoLithography). Los archivos digitales que contienen diseños para ser reproducidos en 3D tienen un terminal ".stl".

Los archivos digitales pueden enviarse con facilidad a cualquier parte del mundo. Se suben a un sistema en las "nubes" y desde allí se comparten con terceros.

INCIDENCIA ENTRE PROPIEDAD INTELECTUAL Y LA TECNOLOGÍA DE IMPRESORAS 3D:

Muchas veces se ha gritado a voces sobre el fin de la propiedad intelectual. A través del tiempo llegan las nuevas invenciones que han retado los estamentos mismos de este derecho y sin embargo la protección de la creatividad e invenciones ha salido fortalecida. La imprenta fue el primer "obstáculo"; luego le siguieron el fonógrafo, la radio, satélites, la fotocopiadora, la digitalización de obras y música, archivos MP3, internet, redes sociales y así podemos seguir enumerando. En cada uno de ellos lo que ha habido es un ajuste de protección a lo que realmente es creativo, distintivo o con nivel inventivo y novedoso, que pretende incluir las tres grandes ramas de la propiedad intelectual.

La nueva forma de explotación de las impresiones 3D, su comercialización y facilidad de existencia harán que los titulares de signos distintivos y de diseños se empeñen en seguir al mercado.

ARCHIVOS DIGITALES 3D EN LA NUBE:

Existen varios sitios de internet que sirven para intercambiar y comercializar archivos digitales en 3D para que cualquier persona pueda bajarlos y con una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba