El impuesto a la circulación de vehículos de motor

 
EXTRACTO GRATUITO

"El impuesto a la circulación de vehículos de motor: configuración, vigencia, legalidad de la recaudación y competencia de la potestad sancionadora"

Yorlin Lissett Vásquez Castro

Jueza de Paz Especial de Tránsito del D. N., magíster en Contabilidad Impositiva, en Derecho Tributario y en Derecho Económico,

Universidad de Salamanca y PUCMM. Docente en UNIBE, UASD, UAPA.

yorlin011@gmail.com

RESUMEN:

Se analizan los aspectos generales, constitucionales y legales del impuesto a la circulación de vehículos de motor, con énfasis en los asuntos de su vigencia, sustitución, pérdida de exenciones y actual recaudación, al tiempo que se destacan aspectos de la competencia para la imponer sanciones por la circulación en las vías públicas sin renovación del impuesto de que se trata.

PALABRAS CLAVES:

Marbete, circulación, constitución, derecho tributario, impuesto, ley, placa, recaudación, renovación, tránsito, juzgados de paz especiales de tránsito, vehículos de motor, Intrant, DGII, República Dominicana.

INTRODUCCIÓN

El "marbete", nombre coloquial con que se conoce el impuesto a la circulación de vehículos de motor, es un tributo de gravamen "patrimonial-mobiliario" que recae sobre la persona propietaria del vehículo, aunque su hecho generador más que la propiedad es la tenencia. Es exigible de manera anual y su alícuota es de un 1 %. La base imponible de este impuesto es el valor del vehículo publicado en la tabla anual de valores de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), considerando la depreciación anual y la inflación última, si la hubiere.

Si bien la configuración de este impuesto es como se describe en el párrafo anterior, para las motocicletas se prevé una "presunción legal de valor" independientemente del valor publicado en la tabla, a razón de un mínimo liquidable de RD$ 1,200.00 anual, según el párrafo I del artículo 15 de la ley No. 253-12, sobre el Fortalecimiento de la Capacidad Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible. De igual manera, según el párrafo II del mismo artículo, se excepciona la modalidad de tasa porcentual sobre la base imponible para los vehículos públicos, fijándose para estos la modalidad "tarifaria" anual, a razón de RD$ 1,200.00 para aquellos que tengan más de cinco años de fabricación y de RD$ 2,200.00 para los que tengan menos de cinco años.

Es importante puntualizar que el término "marbete" como denominador común del impuesto a la circulación de vehículos de motor no es correcto. Marbete, según el Diccionario de la lengua española, se refiera a ‘etiqueta que por lo común se adhiere a los objetos’ en que se suele manuscribir o imprimir información. De ahí a que en materia de tránsito (que es la más relacionada a este impuesto por sus efectos, no así por la naturaleza) exista también con carácter obligatorio el marbete del seguro de vehículo de motor, el marbete de la inspección técnico vehicular (revista), entre otros. Es por ello que siendo el impuesto a la circulación de vehículos de motor una autorización o permiso que otorga el Estado para que el vehículo pueda circular en las vías públicas —y mediante el cual se identifica el vehículo— el nombre coloquial más afín en vez de "marbete" debería ser "impuesto a la renovación anual de la placa". De hecho, la misma etiqueta adhesiva que se otorga al contribuyente una vez pagado el impuesto —que por ley debe colocarse en el cristal delantero del vehículo de motor— lo que indica es justo que la placa (identificada por su numeración primaria) ha sido renovada, seguido ello del número de control secuencial-progresivo respecto al parque vehicular que registra la base de datos.

El término "circulación" implica que solo están sujetos al pago del impuesto que hoy tratamos aquellos vehículos de motor que puedan transitar por las vías públicas (tránsito terrestre). Se excluyen, en consecuencia, de la materia imponible de este impuesto aquellos vehículos de motor de tránsito aéreo, marítimo, férreo y similares.

Se debe resaltar que el impuesto objeto de este artículo es un impuesto "a la circulación de vehículos de motor", no "por circulación de vehículos de motor". La materialización del hecho generador no incluye necesariamente la puesta en marcha del vehículo, sino más bien, como enfatizamos, basta con la propiedad o tenencia del vehículo.

De igual manera se debe subrayar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA