ENTREVISTAS: Javier Alberto Zaragoza Aguado; Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional de España

 
EXTRACTO GRATUITO

"ENTREVISTAS: Javier Alberto Zaragoza Aguado; Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional de España"

Alejandro Moscoso Segarra

Juez de la Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia y decano de Derecho de la Universidad APEC.

Ante todo quiero agradecer sobremanera en nombre nuestro y de la revista Gaceta Judicial la oportunidad que nos ofrece de poder intercambiar algunas impresiones sobre temas de carácter jurídico y judicial que son de sumo interés para la comunidad jurídica.

  1. ¿Cuál es la función del Fiscal ante la audiencia nacional y cómo valora esta función?

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que dirijo desde hace más de 7 años, es un órgano del Ministerio Público que desempeña sus funciones de investigación y acusación ante la Audiencia Nacional, un órgano judicial centralizado y especializado, con jurisdicción en todo el territorio nacional con competencias en materia penal según lo dispuesto en el artículo 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial— para conocer de algunas formas de criminalidad muy graves: terrorismo nacional e internacional, narcotráfico organizado, crímenes económicos de especial entidad y vinculados con la corrupción, algunas modalidades del crimen organizado como la falsificación de moneda y tarjetas, el tráfico ilegal de personas o la trata de seres humanos, los delitos de piratería, los delitos contra la Jefatura y altas instituciones del Estado, y los delitos cometidos en el extranjero sujetos al principio de justicia universal, tales como el genocidio, los crímenes de lesa humanidad o los crímenes de guerra.

    También tiene asignadas algunas funciones muy importantes en el ámbito de la cooperación judicial internacional, como la tramitación y resolución de las extradiciones y órdenes europeas de detención procedentes de otros países, de las cesiones de jurisdicción a otros Estados, así como la formación de equipos conjuntos de investigación con otros países y el cumplimiento del auxilio judicial en materias de su competencia, así como la vigilancia penitenciaria de todas las penas impuestas por sus tribunales.

    Como se puede comprobar, tiene un contenido funcional muy amplio, y eso explica la importancia que tiene este órgano en nuestra estructura judicial.

  2. Desde su experiencia como Fiscal ante la audiencia nacional, ¿cuál debería ser la respuesta más efectiva al terrorismo y a la criminalidad organizada desde el Ministerio Público?

    Llevo trabajando como Fiscal más de 25 años en este órgano judicial, primero como Fiscal Antidroga —durante 18 años— y en la actualidad como Jefe de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, y puedo afirmar que la actuación de este órgano judicial y de la Fiscalía ha sido determinante en la lucha contra las redes organizadas del narcotráfico y contra las diferentes modalidades de terrorismo nacional e internacional.

    Hemos aprendido que solo dentro de la legalidad y aplicando la ley con rigor se puede combatir la criminalidad por muy grave y peligrosa que esta sea. Ni siquiera la delincuencia terrorista, que tantos y tan duros ataques ha lanzado a nuestro modelo de sociedad, merece una respuesta distinta al margen del sistema legal y judicial propio de un Estado de derecho. Yo diría que la implicación del sistema judicial en esta tarea es una de las claves del éxito en el combate contra el terrorismo y la criminalidad organizada.

    Y descendiendo al ámbito del Ministerio Público, la experiencia nos ha demostrado que la actuación de fiscalías especializadas en la investigación de estos fenómenos delictivos, con una especial atención a las investigaciones por lavado de activos y dirigidas a la incautación de los bienes de origen criminal, garantiza sin duda una respuesta mucho más eficaz.

  3. ¿Preferiría unos órganos especializados para la investigación de la criminalidad compleja?

    Sí, rotundamente. Ni el derecho penal tradicional ni las estructuras judiciales tradicionales están preparados para combatir una criminalidad tan dañina como el terrorismo, el narcotráfico, el crimen organizado o la corrupción como los conocemos en la actualidad.

    En mi opinión, la especialización es imprescindible a todos los niveles y debe abordarse tanto en el plano normativo como en el ámbito institucional. No solamente son necesarios nuevos instrumentos penales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA