JORGE SUBERO ISA, 10 años surfeando en la primera ola

 
EXTRACTO GRATUITO

"JORGE SUBERO ISA: 10 años "surfeando" en la primera ola"

José Luis Taveras y Fabio Guzmán Ariza

Jorge Subero Isa, el proactivo y vehemente presidente de la Suprema Corte de Justicia, ha sobrevivido ileso de un ingente proyecto de reforma a un Poder Judicial esclerosado, vetusto y corrupto. Diez años después, cuenta sus penas y canta sus alegrías. Gaceta Judicial visita su despacho para hablar francamente con el hombre que, junto a quince magistrados más, ha motorizado un proceso que agota un decenio de cambios, entre loas, críticas e intrigas.

Para algunos la llamada “reforma” del Poder Judicial ha sido más cosmética que estructural; para otros, el cambio ha sido revolucionario. Cualquiera que sea la opinión, el Poder Judicial dominicano es otro. Ahora, el gran desafío es profundizar los cambios hasta tocar el código genético de la estructura judicial, generando una nueva visión y mística en sus actores y una satisfacción perdurable en sus usuarios. Es lo que Subero Isa llama “la segunda ola”. Esta aventura está llena de incógnitas y preguntas; asumirla, precisará del arrojo de un intrépido surfista ¿sobrevivirá en este esfuerzo?. Parte de las respuestas están contenidas en esta entrevista realizada por José Luis Taveras y Fabio J. Guzmán y concedida con exclusividad a esta revista.

• JOSE LUIS TAVERAS (JLT):

Un decenio después: ¿más satisfacciones que decepciones?

• JORGE SUBERO ISA (JSI):

He tenido más satisfacciones que insatisfacciones. Una de las grandessatisfacciones, en el plano personal e institucional, es haber reivindicado el derecho de la sociedad dominicana a un Poder Judicial independiente.

Creo que la República Dominicana en la actualidad tiene un Poder Judicial no solamente estable, sino con una independencia externa absoluta. Esa es una satisfacción que para cualquier gerente, como es mi caso, es muy grande. Ustedes se preguntarán ¿un gerente en vez de un juez? Creo que la gran actividad que ha hecho el actual presidente de la Suprema Corte de Justicia ha sido de gerente. Me ha tocado también la función de líder, en el sentido de que he roto con muchísimos esquemas y he tenido que liderar un proceso; no limitarme solamente al cumplimiento puro y simple de normas preestablecidas, que es el deber de un gerente. Concretamente entiendo que en la balanza debe de inclinarse necesariamente hacia el lado positivo.

• JLT

En este proceso ha habido de todo, pero sobre todo descuellan las tramas y las intrigas políticas ¿Cómo ha podido sortearlas?

• JSI

Los primeros años fueron de mucha incertidumbre; de mucha presión. Pero sobre todas las cosas de muchas intrigas. Al final, he logrado establecer que no fueron nunca intrigas personales. Muchas veces, en la paz familiar, conversando con los demás miembros de la familia, me llenaba de satisfacción pensar que a pesar de todo nunca hubo un aspecto personal que se tocara.

Hubo muchas manifestaciones e intenciones de que el proceso democrático del Poder Judicial no avanzara. Yo se lo atribuyo a la cultura de los políticos dominicanos en tener un Poder Judicial sumiso; rendido a sus pies. ¿Cómo pude soportar en esos primeros años tanto las andanadas y las críticas como las tramas de desestabilización de la institución? Se lo atribuyo única y exclusivamente a una cosa: No tuve ni asumí ningún compromiso político ni de ninguna naturaleza con nadie. Nunca tuve, ni tengo aún, el miedo de que perder la posición iba a poner en juego la estabilidad económica de la familia. He logrado sobrevivir a todo esto porque no asumí ningún compromiso, ni tengo todavía, después de diez años, ningún compromiso con sector político o económico alguno; absolutamente con nadie.

Creo que el éxito de todos los servidores públicos está en llegar a las posiciones sin mayores condicionamientos, sin ataduras de ningún tipo, pero sobre todas las cosas con la decisión y disposición de cumplir con el juramento hecho al momento de tomar posesión.

• JLT

Si hoy fuere el último día de su mandato al frente de la Suprema Corte de Justicia ¿Aceptaría una nueva oportunidad?

• JSI

En el discurso del 7 de enero de este año, condicioné mi permanencia a que se produjeran cambios profundos en la estructura judicial de la República Dominicana, principalmente en la propia Suprema Corte de Justicia, para darle cabida a lo que he denominado la “segunda ola” de reforma.

Siempre entendí, y entiendo todavía, que durante los primeros años el pueblo dominicano, los grupos de la sociedad civil y los propios jueces, estábamos embarcados en un proceso que nos apartara más del modelo de dependencia judicial del pasado. Eso se ha logrado. Ahora tenemos que dar el segundo salto. Cruzar la barrera y llegar a la segunda ola. Me remito a lo que dije en esa ocasión, 7 de enero; una renovación que no pretendo, que no busco, que no imploro, que no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA