Mercado de capitales

"Mercado de capitales"

Federico Jovine Rijo

Hasta hace poco más de doce años, hablar de mercados de capitales, bolsas de valores o instrumentos financieros era atribución exclusiva de algunos doctrinarios, dado el desinterés que tales temas suscitaban y la escasa importancia económica que los mismos representaban dentro de nuestro pequeño y cerrado entorno económico. Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, los acuerdos de la OMC y el nacimiento de una conciencia mundial que visualiza a los mercados como la herramienta perfecta para la correcta distribución del ingreso, y a la competencia, como el motor de su desarrollo, esta visión ha cambiado.

Los altos márgenes de intermediación bancaria, unidos a la camisa de fuerza que ha representado el encaje legal establecido por la Junta Monetaria se han traducido indefectiblemente en altas tasas de intereses.

Esta situación representa en los tiempos actuales de globalización (porque la palabra no sólo no se niega a morir, sino que se adhiere a nuestro vocabulario) una desventaja para el empresario dominicano que quiera financiar y desarrollar nuevos proyectos, razón por la cual se hace imperiosamente necesario que las empresas acudan a nuevas fuentes de financiamiento, es decir, al financiamiento directo, al que provee el Mercado de Capitales.

El mercado de capitales es el escenario (pues ya no es un espacio dentro de nuestro nuevo ambiente virtual) donde confluyen la oferta y la demanda de capitales, es el lugar donde convergen las empresas que desean obtener financiamiento a bajo costo simultáneamente con quienes desean maximizar el beneficio que puedan obtener de sus ahorros (en el caso del pequeño inversor) o de los fondos que tienen que gestionar en virtud de contratos de gestión (en el caso de los Gestores de Fondos). Comprende la emisión y colocación de instrumentos financieros que permitan financiar la inversión a medio y largo plazo de las entidades que acuden a él, los miembros del mercado, los demandantes de los productos financieros que se ofrecen. Se sub-divide a su vez en mercado de valores y mercado de crédito a largo plazo, aunque por errores de interpretación, la expresión "mercado de valores" se utiliza para designar lo que constituye realmente el mercado de capitales.

A través del mercado de capitales el ahorro puede canalizarse a la inversión, es decir, el dinero puede fluir libremente con el menor número de intermediarios (y por ende, de costos accesorios) y llegar hasta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba