A modo de conclusión: implicaciones teóricas y prácticas de la investigación

Autor:Salvador Parrado Díez - Eloísa del Pino Matute - Ignacio Molina Álvarez de Cienfuegos - César Colino Cámara
Páginas:239-244

Page 239

1. Qué reformas del estado

Esta investigación ha pretendido realizar un análisis sistemático de los programas de reforma de las Administraciones centrales de los países centroamericanos y de la República Dominicana. De la lectura del trabajo se deduce que existen cuatro ámbitos fundamentales en los que se traducen normalmente esas reformas en los países analizados: A) Apoyo a la profesionalización del servicio civil. B) Apoyo a las reformas institucionales de las estructuras administrativas. C) Mejora de los sistemas de diseño y ejecución de políticas públicas y servicios públicos. D) Mejora de la legitimidad del sistema median-te la lucha contra la corrupción.

Es verdad que las cuatro líneas de actuación parecen la respuesta debida, coherente y simultánea, a la debilidad institucional de la administración centroamericana y, en consecuencia, al deseo de fortalecer el Estado y su capacidad interventora sobre la realidad social. Sin embargo, el análisis detallado puede llegar a mostrar que el consenso sobre cómo dotar de mayor capacidad al Estado no equivale a un modelo único de fortalecimiento institucional administrativo y que incluso en determinados programas de reforma subyacen lógicas pertenecientes a modelos contradictorios.

Como acertadamente han subrayado Heredia y Schneider (2003) la mayor parte de los diagnósticos sobre los males de la administración, en particular si se trata de las organizaciones burocráticas de los países en desarrollo y de Latinoamérica, concluyen en tres diagnósticos comunes: la administración es corrupta, no rinde cuentas democráticas de su labor y es ineficiente. Pero, como destacan estos mismos autores, el ataque a esos males —y el énfasis prioritario que se ponga en cada uno de ellos— se conecta a tres mode-los distintos de reforma administrativa50. Si la preocupación fundamental es la corrupción o el clientelismo el modelo de reforma habría de basarse prio-50Clasificación de tres modelos que, fundamentalmente, es compartida por el Banco Mun-dial y en cambio objetada por otros autores (véase Kaufman, 2003).

Page 240

ritariamente en iniciativas de tipo weberiano para la promoción del Servicio Civil de carrera que, ante todo, elimine el patrimonialismo o los sistemas de botines en la administración. Si, en cambio, el énfasis prioritario es hacer frente a una administración arbitraria o insensible a las demandas ciudadanas, el modelo de reforma tendría que orientarse mucho más hacia la democratización de la burocracia para que rinda cuentas de su funcionamiento y sea transparente. Finalmente, cuando el objeto primordial a combatir es la ineficiencia, entonces el modelo de reforma tendería hacia remedios gerencialistas que limiten la burocratización y flexibilicen el respeto a los procedimientos.

CUADRO VI.1.—TRES MODELOS DE REFORMA ADMINISTRATIVA

[VER IMAGEN EN PDF ADJUNTO]

Fuente: Heredia y Schneider (2003).

Como se observa en el cuadro VI.1. cada uno de estos tres modelos realiza un diagnóstico diferente o, al menos, una diferente prelación de preocupaciones a la hora de acometer reformas que son más difícilmente conciliables de lo que parece en principio. Así, y aunque en la práctica muchos programas de reforma combinan elementos de los tres modelos o intentan lu-char contra todos los males administrativos a la vez, lo cierto es que los ataques excesivamente ambiciosos suponen la aparición de contradicciones y, al menos, la necesidad de aceptar efectos negativos a costa de alcanzar el objetivo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba