Tesis Jurisprudencial de 16 de Enero de 2002 sobre NOMBRAMIENTO POR EL JUEZ DE REFERIMIENTO.

Fecha de Resolución:16 de Enero de 2002

DESIGNACION DE SECUESTRARIO JUDICIAL. CONDICIONES PARA SU NOMBRAMIENTO POR EL JUEZ DE REFERIMIENTO:

Que la medida provisional sobre la designación de un administrador secuestrario judicial de los bienes relictos en la especie, no ha sido suficientemente justificada por la Corte a-qua, puesto que, independientemente del vicio incurso en el fallo recurrido, que se consigna más adelante, la sentencia que admitió la partición de la comunidad de bienes que existió entre los cónyuges fallecidos H.S.M. y B.D.B. y que, además, dispuso la nulidad de la sustitución contenida en el testamento otorgado por esta última a favor del primero, cuestiones capitales para ordenar el secuestro judicial en este caso, dicha Corte comprobó y retuvo la circunstancia de que el mencionado fallo fue "impugnado en apelación y en revisión civil..."; que tales impugnaciones aún no resueltas, constituyen elementos de juicio que no fueron debidamente ponderados por la Corte anterior y, en todo caso, desnaturalizados al otorgarle consecuencias distintas a su esencia; que, en efecto, la sola existencia de tales recursos no resueltos, como afirma la sentencia recurrida, cuestiona sensiblemente las disposiciones incursas en la sentencia dél 14 de diciembre de 1993 prealudida, base capital del secuestro judicial en cuestión;

Que, por otra parte, que si bien es verdad que los jueces que disponen la designación de un secuestrario, sólo deben atenerse a las disposiciones del articulo 1961 del Código Civil, en su inciso segundo, que no exige otra condición que la de que exista un litigio entre las partes sobre la propiedad o posesión de un inmueble o cosa mobiliaria, para que dicha medida pueda ser ordenada, no es menos cierto que las disposiciones del artículo 109 de la Ley No. 834 de 1978, cuya vigencia es más reciente que aquellas del Código Civil, requieren, cuando la medida es intervenida por la via del referimiento, la existencia de una contestación seria o que justifique la existencia de un diferendo; que, sin perjuicio de la suerte que corra la sentencia que estatuyó sobre la acción en partición y sobre el testamento antes mencionado, las medidas que se prescriben en referimiento tienen carácter eminentemente provisorio y no ligan al juez de lo principal, ni tienen autoridad de la cosa juzgada, siendo un hecho ponderable en la especie, no tenido en cuenta por la Corte a-qua, la circunstancia de que se produzca el resultado final de las impugnaciones interpuestas contra la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba