La piratería televisiva: desincentivo a la innovación en materia de telecomunicaciones

 
EXTRACTO GRATUITO

"La piratería televisiva: desincentivo a la innovación en materia de telecomunicaciones"

Edwin Espinal Hernández

Exdirector de la Oficina Nacional de Derecho de Autor, profesor de Derecho de la Propiedad Intelectual en la PUCMM, autor de la obra Legislación de Propiedad Intelectual anotada, concordada y comentada y primer vicepresidente de ADOPI.

edwinespinal@hotmail.com

Resumen: Se destaca el impacto de la piratería de señales de radiodifusión televisiva en la evolución tecnológica en materia de telecomunicaciones y las respuestas que desde el Estado se han dado a este problema, al tiempo que se explican los retos a los que se exponen las instancias que deben velar por su restricción.

Palabras claves: Organismos de radiodifusión, señales de radiodifusión, piratería televisiva, innovación.

Los organismos de radiodifusión son aquellas estaciones de televisión que difunden una determinada programación al público (artículo 16, numeral 23, Ley 65-00) en forma inalámbrica (artículo 16, numeral 27, Ley 65-00). La remisión de la señal originada en un organismo de radiodifusión a otra fuente, ya sea en forma inalámbrica o mediante hilo, cable, fibra óptica u otro procedimiento análogo se denomina retransmisión (artículo 16, numeral 29, Ley 65-00). A su vez, la difusión alámbrica o inalámbrica de una señal para su captación por el público es concebida como una emisión o transmisión (artículo 16, numeral 9, Ley 65-00).

La retransmisión de una señal por parte de personas físicas o jurídicas autorizadas a prestar el servicio público de telecomunicaciones de radiodifusión, ya sea por medios inalámbricos, cable u otro procedimiento análogo, y su consecuente distribución y comunicación pública, se hace factible mediante contratos de licencia, exclusivas o no, suscritos por los programadores en provecho de concesionarios que cuenten con la tecnología necesaria (antenas, decodificadores tipo industrial por cada señal autorizada, etc.) y altos niveles de seguridad (copy protection). La autorización expresa del organismo de origen para la retransmisión de una señal de radiodifusión es un requisito ineludible (artículo 131 Ley 65-00), pues de otro modo se cometería el ilícito de distribuir y comunicar o difundir una radiodifusión sin consentimiento previo, sancionado por el artículo 169, numeral 2, literales c y d, de la Ley 65-00. En abono a lo anterior, el artículo 195 de la Ley 65-00 sanciona con las mismas penas del artículo 169 la decodificación de una señal de satélite codificada sin autorización de su distribuidor legítimo, su recepción y subsecuentemente distribución dolosa (artículo 191), así como la fabricación, ensamblaje, modificación, importación, exportación, venta, arrendamiento o distribución de dispositivos o sistemas tangibles o intangibles que sirvan primordialmente para decodificar señales de satélite codificadas sin la autorización de su distribuidor legítimo (artículo 190).

Estos delitos se tipifican de manera continua en el país. Es verdad sabida y a buena fe guardada que existen hoteles y concesionarios del servicio de difusión por cable que utilizan decodificadores para retransmitir señales de televisión codificadas sin contar con la autorización de sus titulares . En ese sentido, de acuerdo a datos de MT Group, las pérdidas mensuales por piratería televisiva en el país ascendían en 2016 a US $2,595,000.00 y se calculaba que US $31,146.000.00 no serían percibidos en ese año por el mismo concepto. Esta forma de piratería representaba en 2016 un 17.5 % del universo total de abonados en la República Dominicana, es decir un aproximado de 173,837 abonados conectados de manera irregular. Ese porcentaje implica que, a nivel de Latinoamérica, el país ocupe el tercer lugar de los países con mayor piratería, solo por debajo de Guatemala (22 %) y Ecuador (18.5 %).

Como nota al margen, cabe agregar que a la anterior se suma otra forma de piratería denominada subreportaje, que es la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA