El principio kompetenz kompetenz, el articulo 12 de la ley de arbitraje comercial

 
EXTRACTO GRATUITO

"El principio "kompetenz-kompetenz" y el artículo 12 de la ley de arbitraje comercial"

Edynson Alarcón

Profesor de Procedimiento Civil en las universidades UNIBE, PUCMM y UCE, profesor de Procedimiento Civil en la Escuela Nacional de la Judicatura; máster en Propiedad Intelectual de la Universidad Carlos III de Madrid; magistrado de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.

A doña Mary Fernández Rodríguez,

con especial distinción y aprecio.

RESUMEN:

El artículo 12 de la Ley No. 489 de 2008 sobre Arbitraje Comercial faculta a los jueces del Estado a declarar su incompetencia cuando se lo solicite la parte demandada; empero el principio "kompentenz-kompentenz", consagrado en el artículo 20 de la misma ley, atribuye a los árbitros, en régimen de exclusividad, la potestad de estatuir sobre su propia competencia. En el presente trabajo el autor analiza la incongruencia e interpreta el alcance del indicado principio.

PALABRAS CLAVES:

Arbitraje, kompetenz-kompetenz, excepción de incompetencia, declinatoria, convenio arbitral, Ley modelo de UNCITRAL, efectos positivo y negativo del contrato arbitral, Ley de Arbitraje Comercial de la República Dominicana.

I

Por ser de índole privada, la competencia de los árbitros no depende directamente del contenido de la ley, sino del desarrollo del convenio arbitral. Así, pues, pueden identificarse en torno a ella algunas características, como las que siguen:

  1. Es absoluta, en el sentido de que el árbitro está facultado para conocer todas las alegaciones, demandas reconvencionales e incidentes propiamente dichos, incluidas las contestaciones a su propia competencia;

  2. Es excepcional, porque se ejerce en función de un caso particular y se agota después de emitido el laudo o incluso antes, si transcurriese el plazo establecido sin dictarse el fallo;

  3. Es estricta, ya que se circunscribe a lo previsto por las partes en su contrato. No afecta más que a quienes se hayan sometido a él, ciñéndose los árbitros a los límites que de antemano se les fijen.

La competencia del árbitro le permite básicamente decidir los cuestionamientos que puedan surgir sobre este aspecto, así como sobre la extensión de sus poderes o la pretendida inexistencia o ineficacia del pacto arbitral. Así lo preceptúa la Ley de Arbitraje Comercial (LAC) de 2008 con extrema luminosidad en su artículo 20.1:

El tribunal arbitral estará facultado para decidir acerca de su propia competencia, incluso sobre las excepciones relativas a la existencia o a la invalidez del acuerdo de arbitraje, o cualesquiera otras cuya estimación impida entrar en el fondo de la controversia.

Es una competencia de origen convencional y de carácter volitivo. Solo existe en la medida en que así lo deseen las partes, quienes pueden ponerle fin igual que como la han otorgado. La justicia arbitral, por tanto, no se administra en nombre de la República.

El poder reconocido al árbitro para zanjar y decidir su propia competencia es lo que en doctrina alemana y en los foros internacionales ha venido a conocerse como "kompetenz-kompetenz" o, en buen castellano, "competencia de la competencia". El precepto tiene su origen en una famosa sentencia del Tribunal Superior de la República Federal Alemana de 1955 y lo que se busca con él es mantener a los tribunales oficiales fuera del debate sobre la competencia de los árbitros, contrarrestándose el riesgo de dilaciones indebidas que a la postre desvirtúen la esencia de la institución. De hecho, para que funcione, a propósito del modelo de cláusula compromisoria, se proclama, además, la separabilidad o autonomía del convenio arbitral...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA