Los puntos suspensivos

 
EXTRACTO GRATUITO

"Los puntos suspensivos"

Fabio J. Guzmán Ariza

Resumen:

Se explican los usos de los puntos suspensivos en la puntuación del español.

Palabras claves:

Puntos suspensivos, usos, puntuación, signos de puntuación, reglas de puntuación, ortografía, idioma, español, lingüística.

Introducción

Los puntos suspensivos indican generalmente que falta algo para completar lo que se desea expresar. Siendo esta su principal función, resulta curioso que se represente gráficamente con varios puntos consecutivos (...): si un punto único (.) marca el final de un enunciado, párrafo o texto, el mutiplicarlo por tres no debería denotar la idea totalmente opuesta de algo inacabado o incompleto. De todos modos, esa ha sido la regla en la ortografía española desde por lo menos el siglo XV.

CANTIDAD Y POSICIÓN DE LOS PUNTOS SUSPENSIVOS:

La norma académica actual manda que los puntos suspensivos sean tres (...) y nunca más ni menos de tres. Está prohibido, pues, utilizar un cuarto punto tras los puntos suspensivos para representar el cierre del enunciado. Se entiende que el último de los tres puntos cumple la función del punto y seguido o del punto y aparte.

No siempre fue así; desde el siglo XV hasta el siglo XX se consideró que la cantidad de puntos podía variar de dos a seis o más, dependiendo del grado de emoción, desconcierto, duda, temor, pudor, etc. que deseara manifestar el escritor. Igual sucede hoy día en el lenguaje informal e hiperbólico de los correos electrónicos, chateos y tuiteos, en que muchos signos de puntuación se repiten como fórmula expresiva (........., !!!!!, ?????). De ahí que algunos gramáticos se lamenten que la estandarización de la puntuación haya privado al escritor de la facultad que tenía antes de expresar ortográficamente la intensidad de sus sentimientos.

Los puntos suspensivos se escriben sin espacios entre sí, y van siempre pegados a la palabra que los precede y seguidos de un espacio, salvo si les sigue otro signo de puntuación, como en este ejemplo:

De pronto la víctima se dirigió al imputado... y le tendió la mano..., pero este no le dio la suya.

USOS DE LOS PUNTOS SUSPENSIVOS:

Los puntos suspensivos sirven, en primer lugar, para expresar estados de ánimo subjetivos como emoción, duda, desconcierto, sorpresa, temor, inseguridad, titubeo, complicidad, expectación, etc. ("puntos suspensivos subjetivos"); y, en segundo lugar, para indicar que se omite una palabra o grupo de palabras en el texto ("puntos suspensivos objetivos"). La división...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA