Responsabilidad medica, un desafio de este siglo

 
EXTRACTO GRATUITO

"Responsabilidad médica: un desafío de este siglo"

Ruth Ruiz

En todo proceso en que interviene el ser humano es posible que se produzcan resultados contrarios a los que se pretende conseguir.

Si, por ejemplo, encargamos la confección de un juego de comedor a un ebanista o carpintero sería una gran decepción si nos entregan las sillas con tres y dos patas, o de dimensiones desiguales y diseño diferente al solicitado, etc.

Por igual, pensemos en una familia que espera con ilusión el momento de mudarse a una casa nueva cuyo diseño y construcción confiaron en manos de profesionales, pero estos malinterpretaron o simplemente decidieron ignorar los deseos de sus clientes y como resultado dicha familia se encuentra, tras largos meses de espera, con la desagradable sorpresa de que les entreguen una vivienda con características propias de cualquier cosa, menos de lo que esperaban, o que lo materiales que se utilizaron son de pésima calidad en relación con el precio pagado..., en fin, un fiasco con todas las implicaciones en términos monetarios, emocionales y de tiempo perdido que es posible imaginar.

Las descritas más arriba son situaciones potenciales y recurrentes; pero existen otras cuyos efectos presentan tintes trágicos pues en ellas está en juego la salud y hasta la vida de las personas afectadas: cuando un médico comete un error que provoca lesiones al paciente y le causa una incapacidad temporal o permanente e incluso la muerte.

En todos estos casos está comprometida la responsabilidad civil del profesional involucrado, si no ha actuado con la debida diligencia.

Responsabilidad del médico y demandas judiciales;

La mala práctica médica consiste en una actuación o una omisión culposa de un profesional de la salud que produce un daño al paciente. De la extensión e impacto del daño dependerá el grado de responsabilidad y en consecuencia la obligación de resarcir al afectado por el error.

En los últimos años existe un aumento de las demandas por mala práctica médica. Así lo reconoce la Asociación Médica Mundial (AMM), que ya en el año 1992 y en el 2005 emitió una declaración al respecto.

Aunque en la República Dominicana no contamos con un registro estadístico de la atención a inconformidades o denuncias de mala práctica médica, todo parece indicar que en esta corriente nuestro país no es la excepción. Un anteproyecto de ley sometido en la Cámara de Diputados en el año 2008 para regular la demandas legales a profesionales del sector salud plantea en uno de sus considerando "que las demandas por mala práctica en nuestro país son una nueva modalidad que toman (sic) cada vez más fuerza, en ocasiones por varios sectores interesados". Desde el principio el citado anteproyecto presenta una redacción que parece seguir el punto de vista defensivo de las agrupaciones médicas, que atribuyen el auge de las demandas a un aumento en la cultura del litigio en el mundo que afecta de manera negativa la práctica de la medicina.

En su declaración del 1992 sobre la negligencia médica la AMM plantea que el aumento de demandas por negligencia médica puede ser el resultado, en parte, de una o más de las siguientes circunstancias:

  1. El progreso en los conocimientos y de la tecnología médica permite que los médicos logren proezas que eran imposibles en el pasado, pero estos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA