Sentencia nº 6 de Suprema Corte de Justicia, del 9 de Febrero de 2005.

Fecha de Resolución: 9 de Febrero de 2005
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

Fecha: 9/2/2005

Materia: Correccional

Recurrente(s): L.. P.M.L.C.

Abogado(s):

Recurrido(s):

Abogado(s):

Intrviniente(s):

Abogado(s):

Dios, Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.Á.V., Presidente; J.I.R., E.H.M., Dulce Ma. R. de G. y V.J.C.E., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 9 de febrero del 2005, años 161 de la Independencia y 142 de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia: Sobre el recurso de casación interpuesto por P.M.L.C., dominicano, mayor de edad, cédula de identidad y electoral No. 001-0874112-5, domiciliado y residente en el Apto. 3-5 del edificio Plaza Esmeralda de la calle J. No. 3 del sector Respaldo V.C. del municipio Santo Domingo Este provincia Santo Domingo, prevenido y persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 6 de marzo del 2003, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Vista el acta del recurso de casación levantada el 17 de marzo del 2003 en la secretaría del Juzgado a-quo a requerimiento del recurrente, en la cual se invocan medios contra la sentencia impugnada que más adelante se analizarán;

Visto el memorial de casación suscrito por el Lic. P.M.L.C., en representación de sí mismo, en el cual se invocan los medios que más adelante se enunciarán;

Vista la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997;

Vista la Ley No. 278-04 sobre I. delP.P., que instituye la estructura liquidadora para el conocimiento de los procesos iniciados de conformidad y bajo el imperio del Código de Procedimiento Criminal de 1884 y la Resolución de la Suprema Corte de Justicia No. 1170-2004 del 7 de septiembre del 2004; La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia después de haber deliberado, y vistos los artículos 13 de la Ley No. 675 sobre Urbanizaciones y Ornato Público y 1, 37 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos que en ella se refieren, son hechos constantes los siguientes: a) que el 24 de febrero de 1999 fue sometido a la justicia P.M.L.C. por ante el Juzgado de Paz para Asuntos Municipales de la Barahona esquina Abréu del Distrito Nacional, para conocer en sus atribuciones correccionales de una querella interpuesta por R.A. por violar los artículos 13 de la Ley No. 675 sobre Urbanización, O.P. y Construcción y 17 de la Ley No. 687 en su perjuicio, dictando una sentencia en defecto el 22 de septiembre de 1999, cuyo dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Se condena en defecto al nombrado P.M.L.C., por no haber comparecido no obstante haber quedado citado por sentencia de fecha 8 de septiembre de 1999; SEGUNDO: Se condena de violar la Ley 675 en sus artículos 13 y 29 y de haber violado la Ley 6232; y en consecuencia, se le condena a: A) Se condena a la demolición de la pared objeto de la presente litis; B) Se condena al señor P.M.L.C., al pago de una multa de Quinientos Pesos (RD$500.00); C) Se condena al pago de una justa indemnización del querellante R.A. de la suma de Cinco Mil Pesos (RD$5,000.00); D) Se le condena al pago de las costas con distracción de las mismas en favor y provecho del L.. C.G., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad; E) Se declara esta sentencia ejecutoria no obstante cualquier recurso, todo ello por haber hecho defecto en franca violación al artículo 185 del Código de Procedimiento Criminal; F) Se faculta al ministerial F.V.S. a los fines de que notifique la sentencia"; b) que ésta fue objeto de un recurso de oposición interpuesto por ante dicho juzgado de paz, el cual pronunció sentencia el 5 de diciembre del 2000, cuyo dispositivo figura en el de la decisión ahora impugnada; c) que ésta intervino como consecuencia del recurso de apelación interpuesto por ante la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 6 de marzo del 2003 y su dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Declara regular y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación interpuesto en fecha 7 de marzo del 2001, por P.M.L.C., en contra de la sentencia dictada por el Juzgado de Paz de Asuntos Municipales de la calle B. esquina A., S.C., Distrito Nacional, marcada con el No. 99-2000 de fecha 5 de diciembre del 2000 por haber sido hecho de conformidad con la ley, cuyo dispositivo textualmente expresa: 'Primero: Se ordena la destrucción de la parte del lateral derecho construido por el señor P.M.L.C., que está pegada a la construcción del querellante R.A.; Segundo: Se condena al señor P.M.L.C. al pago de las costas a favor del abogado del querellante R.A.; Tercero: Se le condena al pago de una multa de Quinientos Pesos (RD$500.00); Cuarto: Se le condena al señor P.M.L.C. al pago de una indemnización de Quince Mil Pesos (RD$15,000.00), a favor del querellante'; SEGUNDO: En cuanto al fondo del recurso, este tribunal, modifica el ordinal tercero de la sentencia recurrida; en consecuencia, declara a P.M.L.C., de generales que constan, culpable de violar las disposiciones de la Ley 675 sobre Urbanización y O.P., en su artículo 13; en consecuencia, lo condena a pagar una multa de Quinientos Pesos (RD$500.00); TERCERO: Modifica el ordinal cuarto de la sentencia recurrida; en consecuencia, declara regular y válida en cuanto a la forma la constitución en parte civil intentada por el señor R.A., por mediación de su abogado Dr. C.G. y M.A.J., en contra de P.M.L.C., por haber sido hecha en tiempo hábil y conforme a la ley en cuanto al fondo se condena al mismo, al pago de una indemnización de Quince Mil Pesos (RD$15,000.00), a favor del querellante; CUARTO: Confirma la sentencia recurrida, en sus demás aspectos, por reposar sobre base legal";

Considerando, que el recurrente, depositó un escrito enunciando los medios siguientes: "Mala apreciación de los hechos y Desnaturalización de los hechos";

Considerando, que no basta la enunciación de los textos legales y de los principios jurídicos cuya violación se invoca; es indispensable desarrollar los medios en el memorial, aunque sea en forma sucinta; que en el presente caso, el recurrente alega desnaturalización de los hechos, sin indicar en qué consiste la desnaturalización, la cual no puede ser establecida por conjeturas; que el artículo 37 de la Ley sobre Procedimiento de Casación establece, a pena de nulidad, la obligación al ministerio público, la parte civil o la persona civilmente responsable que recurra en casación, de depositar un memorial con la indicación de las violaciones a la ley que a su entender contiene la sentencia atacada, y que anularían la misma si no ha motivado el recurso en la declaración correspondiente, lo que no ha ocurrido en la especie, por lo que procede declarar afectado de nulidad el recurso de P.M.L.C., en cuanto a su calidad de persona civilmente responsable, y analizarlo en su condición de procesado;

Considerando, que el Juzgado a-quo, para fallar en el sentido que lo hizo, dijo en síntesis, de manera motivada, haber dado por establecido lo siguiente: "que de la instrucción de la causa, ponderación y estudio de los documentos aportados al plenario, las declaraciones de las partes y las observaciones realizadas por nosotros durante el traslado al lugar de los hechos, ha quedado establecido: a) La existencia de dos viviendas tipo familiares colindantes y ubicadas en el sector de Villa Carmen, la primera propiedad de P.M.L.C. y la segunda, de R.A.Á.; b) Que ciertamente el recurrente P.M.L.C. realizó una construcción sobre la pared medianera que divide las dos residencias, cimentando encima de la columna de la casa del recurrido una pared que ocupa la parte delantera; c) Que ante tal situación, el señor R.A. interpuso ante el Ayuntamiento del Distrito Nacional una querella contra P.M.L.C. por violación de linderos y construcción anexa; d) Que al realizar tal edificación, el señor P.M.L.C. no ha dejado los linderos que establece la ley, según consta en el reporte de inspección del Ayuntamiento del Distrito Nacional; que el hecho de que en la zona de ubicación de las referidas residencias no existan regulaciones de linderos, no debe interpretarse en el sentido de que la distancia entre una y otra vivienda no debe ser observada, en virtud de que la Dirección General de Planeamiento Urbano, en su certificación anexa establece que las distancias de los linderos están definidas con zonificaciones específicas a sus densidades; e) Que ha quedado establecido que el recurrente P.M.L.C. incurrió en violación a la Ley 675 al construir un anexo a su residencia encima de la pared medianera que divide su casa de la del señor R.A., acción que le ha ocasionado un perjuicio a este último, el cual se encuentra obligado a reparar; f) Que este hecho constituye el delito de construcción ilegal, previsto y sancionado por el artículo 13 de la Ley No. 675 del 31 de agosto de 1944 sobre Urbanización y Ornato Público";

Considerando, que los hechos así establecidos y soberanamente apreciados por el Juzgado a-quo, constituyen a cargo del prevenido recurrente el delito previsto y sancionado por el artículo 13 de la Ley No. 675 sobre Urbanizaciones y Ornato Público con multa de Doscientos Pesos (RD$200.00) a Quinientos Pesos (RD$500.00) o prisión correccional de veinte (20) días a un (1) año o ambas penas a la vez, según la gravedad del caso; el juez podrá ordenar, de conformidad con la gravedad de la irregularidad cometida, la suspensión o demolición total o parcial de la obra; por lo que, al condenar el Juzgado a-quo a P.M.L.C. al pago de Quinientos Pesos (RD$500.00) de multa, ordenando además la demolición del anexo construido pegado a la vivienda del querellante R.A., hizo una correcta aplicación de la ley.

Por tales motivos, Primero: Declara nulo el recurso de casación interpuesto por P.M.L.C., en cuanto a su calidad de persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 6 de marzo del 2003, cuyo dispositivo aparece copiado en parte anterior de esta sentencia y lo rechaza en cuanto a su condición de prevenido; Segundo: Condena al recurrente al pago de las costas.

Firmado: H.Á.V., J.I.R., E.H.M., Dulce M.R. de G. y V.J.C.E., G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifico.