Sentencia nº 10 de Suprema Corte de Justicia, del 6 de Marzo de 2002.

Fecha de Resolución: 6 de Marzo de 2002
Emisor:Segunda Sala
 
CONTENIDO

D., Patria y Libertad

República Dominicana

En Nombre de la República, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, regularmente constituida por los Jueces H.A.V., E.H.M., J.I.R., Dulce M.R. de G. y V.J.C.E., asistidos de la Secretaria General, en la Sala donde celebra sus audiencias, en la ciudad de Santo Domingo de G., Distrito Nacional, hoy 6 de marzo del 2002, años 159º de la Independencia y 139º de la Restauración, dicta en audiencia pública, como Corte de Casación, la siguiente sentencia:

Sobre el recurso de casación interpuesto por J.M.M.B., dominicano, mayor de edad, casado, pasaporte No. 1886935-503-97, residente en Italia, en su doble calidad de prevenido y persona civilmente responsable, contra la sentencia dictada por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado del Primera Instancia del Distrito Nacional el 18 de enero del 2000 en sus atribuciones correccionales, cuyo dispositivo se copia más adelante;

Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;

Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;

Oído al Dr. P.C. en representación de los Dres. Santo Cepeda y M.A., abogados del interviniente E.T., en la lectura de sus conclusiones;

Visto el memorial de casación depositado por el Lic. A.S.L. el 8 de mayo del 2000, en el cual se invocan los medios que se harán valer;

Vista el acta del recurso de casación levantada en la secretaría de la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 22 de febrero del 2000 por el Lic. A.S.L., a requerimiento del recurrente, en la que no se expone ningún medio de casación contra la sentencia impugnada;

Vista la Ley No. 25 de 1991, modificada por la Ley No. 156 de 1997; La Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia después de haber deliberado, y vistos los artículos 1, 30 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;

Considerando, que en la sentencia impugnada y en los documentos que en ella se refieren, consta lo siguiente: a) que con motivo de un sometimiento hecho el 7 de noviembre de 1999 por un inspector de la Dirección de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento del Distrito Nacional contra J.M.M.B., ante el Fiscalizador del Juzgado de Paz para Asuntos Municipales de V.M., Distrito Nacional, por violación a la Ley No. 675 sobre Urbanización, O.P. y Construcciones, fue apoderado del fondo del conocimiento de la prevención el Juzgado de Paz para Asuntos Municipales de V.M., el cual dictó el 19 de abril de 1999 en atribuciones correccionales, una sentencia cuyo dispositivo está copiado en el de la decisión impugnada; b) que sobre el recurso de apelación interpuesto por J.M.M.B., intervino la sentencia dictada el 18 de enero del 2000 en atribuciones correccionales por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, cuyo dispositivo es el siguiente: "PRIMERO: Se declara regular, bueno y válido en cuanto a la forma el recurso de apelación, presentado por el Lic. A.S.L., quien actúa en representación de J.M.M.B., de generales que constan, por violación a las Leyes No. 687 y 675, por haber sido hecho dentro de los términos legales que regulan el recurso de apelación; SEGUNDO: En cuanto al fondo del presente recurso de apelación, controversia que ahora analizamos, el tribunal tiene a bien establecer lo siguiente sobre la sentencia No. 44-99, recurrida en apelación del Juzgado de Paz de Asuntos Municipales de V.M., dictada en fecha 19 de abril de 1999, cuyo dispositivo copiado textualmente expresa lo siguiente: 'Primero: Se declara buena y válida la constitución en parte civil del señor E.T., en cuanto a la forma y se rechaza en cuanto al fondo por improcedente, carente de base legal y mal fundada; Segundo: Se declara culpable al prevenido J.M.M.B. de violar el artículo 13 de la Ley 675 y 17 de la Ley 687; Tercero: Se ordena la demolición del anexo construido en la parte posterior de la vivienda, apoyado sobre la pared medianera en perjuicio del señor E.T.; Cuarto: Se faculta a Obras Públicas Urbanas del Ayuntamiento del Distrito Nacional para la ejecución de los trabajos de demolición; Quinto: Se condena al prevenido J.M.M.B. al pago de una multa de Quinientos Pesos (RD$500.00) y al pago doble de los impuestos dejados de pagar al Ayuntamiento del Distrito Nacional; Sexto: Se condena al prevenido J.M.M.B. al pago de las costas penales; Séptimo: Se condena al acusado J.M.M.B. al pago de las costas civiles del procedimiento, distrayéndolas a favor y provecho del Dr. Santo Cepeda, abogado que afirma haberlas avanzado en su totalidad; Octavo: Se comisiona al ministerial A.B., Alguacil de Estrados del Tribunal Municipal de V.M., para la notificación de la presente sentencia'; TERCERO: Se confirma la sentencia No. 44-99, dictada en fecha 19 de abril de 1999 en los numerales tercero, cuarto, quinto y sexto; CUARTO: Se modifica el numeral segundo de la sentencia recurrida copiada precedentemente, para que exprese de la siguiente manera: Se pronuncia el defecto en contra del prevenido J.M.M.B., por no haber comparecido, no obstante haber sido citado legalmente; en consecuencia, se declara culpable de haber violado la Ley 687 y la Ley 675, en perjuicio del señor E.T.; QUINTO: Se confirma el numeral segundo en cuanto a la demolición del anexo construido en la parte posterior de la vivienda, apoyado sobre la pared medianera en perjuicio del señor E.T.; SEXTO: Se modifica el numeral primero de la sentencia descrita precedentemente para que exprese de la siguiente manera, se admite y reconoce como regular, buena y válida la constitución en parte civil presentada por E.T., por conducto de su abogado Dr. Santo Cepeda, en contra del señor J.M.M.B., por haber sido hecho conforme a las normas procesales que la regulan; SEPTIMO: En cuanto al fondo de la indicada constitución en parte civil, este tribunal, considerando que la misma es admisible, tiene a bien condenar al señor J.M.M.B., al pago de las siguientes indemnizaciones: a) la suma de Veinte Mil Pesos (RD$20,000.00), a favor y provecho de E.T., como justa reparación por los daños materiales que le fueron producidos a consecuencia de la construcción ilegal de la pared de que se trata; b) al pago de los intereses legales de dichas sumas a partir de la fecha de la demanda en justicia; c) al pago de las costas civiles del proceso, ordenando su distracción a favor del abogado actuante, D.S.C., quien afirma haberlas avanzado en su totalidad"; En cuanto al recurso incoado por J.M.M.B., persona civilmente responsable y prevenido:

Considerando, que antes de examinar la sentencia, es necesario determinar la admisibilidad del recurso;

Considerando, que la especie se trata de una sentencia dictada en defecto contra el recurrente, y en razón de que el artículo 30 de la Ley sobre Procedimiento de Casación establece que las sentencias en defecto sólo son recurribles en casación cuando el plazo de la oposición no sea admisible, este recurso de casación no es viable, ya que en el expediente no hay constancia de que la sentencia del Juzgado a-quo haya sido notificada al prevenido J.M.M.B., por lo que el plazo para ejercer el recurso ordinario de oposición todavía se encuentra abierto, y por ende, el ejercicio del recurso extraordinario de casación es extemporáneo.

Por tales motivos, Primero: Admite como interviniente a E.T. en el recurso de casación incoado por J.M.M.B. contra la sentencia dictada en atribuciones correccionales por la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional el 18 de enero del 2000, cuyo dispositivo ha sido copiado en parte anterior de esta sentencia; Segundo: Declara inadmisible el referido recurso; Tercero: Condena al recurrente al pago de las costas.

Firmado: H.A.V., E.H.M., J.I.R., Dulce M.R. de G., V.J.C.E.. G.A., Secretaria General.

La presente sentencia ha sido dada y firmada por los señores Jueces que figuran en su encabezamiento, en la audiencia pública del día, mes y año en él expresados, y fue firmada, leída y publicada por mí, Secretaria General, que certifica.